El Cafecito


1 comentario

Poema, por Arlette Luévano Díaz

10960725_10152778343474585_2011265314_o

Para creer, como tú, en las palabras

tendría que existir alguna

que nombrara las manos de mi padre,

una que explicara el peso del mundo,

o el aire que rozó mis dedos en la oscuridad de la noche solitaria.

Tampoco el tiempo me dice nada.

Era 1861, o el invierno del 47,

cualquier día de febrero,

siempre demasiado tarde

y más años sobre mí de los que podría reconocer.

Pero sé, como tú, que el océano

está en guerra constante y aún así permanece inagotado;

que hay cadáveres flotando en los ríos de la memoria

y bajo sus párpados atrofiados está el sueño reluciente

y sordo de un domingo de fiesta y baile y algodón de azúcar.

Conozco, como tú,

que la verdad es una, breve y cristalina,

hermosa e incomunicable.

Arlette Luévano nació en 1976 en Aguascalientes, México. Ha publicado los poemarios Casi Verde, Rituales, Apostillas Negras, Tercera Persona, Informes sobre Trenes que llegan y desaparecen, Casa en Ruinas y No basta con nombrar al llanto llanto


Deja un comentario

Poema, por Rubén Chávez Ruiz Esparza

El jinete extraviado copia

 

Pasó el tamiz la sangre y la ceniza. La hambruna sus tijeras al pacto ya firmado. Todo vive en esta suerte que se borra no obstante la divisa de nada me toca. El Réquiem. La danza y los rasguños. Yo que no sabía hacer la domestica visita. Mura. Roza mis ojos vicios opuestos. Sueño soledad. Su estricta repetición de cosa presente y de tiempo ido. Recita lo que al menos permanece. Este peso intacto de los motivos para guardar el viaje. Mira, Caballo, no lleguemos. Compláceme en perderte, como se pierde el miedo. Amor. Escápate. Exímete. Cabalga.

 

(del libro El jinete extraviado)

 

 

Rubén Chávez Ruiz Esparza (Aguascalientes, Ags., 1967) Ha publicado los libros de poesía: El brezal y la noria, Versus alia, Los sagrados afectos, Patios interiores y Un naipe de picas.

 


1 comentario

Nadie, por Angélica Santa Olaya

SONY DSC

 

El centro del mundo

no eres tú, ni soy yo…

 

Somos apenas

el atisbo que dibuja

la cola de un cometa

en la barriga de un dragón

que aburrido bosteza

a cada humano pataleo…

 

Aquí o allá,

contigo o sin mí,

conmigo o sin ti…

 

La luz que un día nos habita

y luego huye para grabar

una efímera órbita en el cielo

es la misma que enciende

el andar del universo…

 

Ni tú, ni yo,

ni tu sufrimiento

ni el mío…

 

Sólo este siempre

tan necio camino

por todos

tan dolorosamente

andado

sobre el contorno

de una lágrima

humedeciendo

la rotación de los sueños…

 

Y nada más…

 

 

 

 

Angélica Santa Olaya, ciudad de México, 1962. Lic. en Periodismo y Comunicación Colectiva. Maestra en Historia y Etnohistoria becada por el CONACYT (2008-2010). Egresada de la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Forma parte del Catálogo de Escritores de México del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Ha trabajado en radio, televisión y prensa escrita. Formó parte de un grupo de teatro independiente y estudió pintura. Primer lugar en dos concursos de cuento breve e infantil en México y Segundo Lugar en el V Certamen Internacional de Poesía “Victoria Siempre 2008”, Entre Ríos, Argentina. Publicada en numerosas antologías latino e iberoamericanas de cuento, poesía y teatro así como en diversos diarios y revistas nacionales e internacionales en América, Europa y Medio Oriente. Autora de Habitar el tiempo (Ed. Tintanueva, México, 2005), Miro la tarde (Editorial La Rana, Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato, 2006), El Sollozo (Ed. Tintanueva, México, 2006), Dedos de agua (Ed. Tintanueva, México, 2006), El lado oscuro del espejo (Ed. La Bohemia, Argentina, 2007), Del aprendizaje del aire (Editorial Fivestar, Brasil, 2009) como traductora en coautoría con Tanussi Cardoso y Leo Lobos), Árbol de la Esperanza (miCielo Ediciones, México, 2011, 1ª. Edición / Catarsis Literaria El Drenaje, México, 2011, 2ª. Edición / Antaura Ediciones, España, 2013, 3ª. Edición ebook), Sala de Esperas (Eterno Femenino Ediciones, México, 2012 y De Leyenda (Rojo Siena Editorial, México, 2013). Maestra de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y de la Universidad del Claustro de Sor Juana. Parte de su obra ha sido traducida al rumano, portugués, italiano, catalán y árabe. Su blog: http://alicialanecia.blogspot.mx/

 


Deja un comentario

El monstruo, por Carlos Rangel

luces copia

 

Caminaré entre los árboles

en una tarde antes del invierno.

Primero, con el corazón fuera de mi pecho,

voy a brindar por todos los días que te vi, por el único

beso que la vida me permitió darte

y por el coraje que obtuve de ti, de tu no-amor.

 

Seré el señor nocturno del alba, inmortal

caminaré por calles desoladas y ciudades desiertas sin temor

a la radiación. Prometo llevar flores marchitas a tu tumba, mi hermosa

dama que sólo me besó una vez.

Eso haré, cuando los días no sean días y un sol

negro se asome a una Tierra muerta.

 

Sueño con que un viajero de otra galaxia baje de su navío

estelar a mi encuentro. Imagino que me pregunta por ti

y por las otras mujeres que amé y por los perros y por

los días perdidos en que comía fruta. Sueño con que venga

porque sólo frente a él podré llorar todo lo solo que me siento

desde ahora. Porque sólo él comprenderá lo que es ser yo.

 

Y una nube me regalará de su pan. Pero antes caminaré

entre los árboles. Y una nueva humanidad que florecerá al calor

del sol negro me llamará monstruo. Como ahora, que soy un monstruo

y no un hombre, pero los hombres creen que soy uno de ellos.

 

Carlos Rangel es narrador, nacido en Aguascalientes, Ags. Licenciado en Ingeniería en Mecatrónica por la UPA, le gustan los gatos y hacer sandwiches tostados. Practica ju jitsu y otros estilos de pelea, le gusta leer. Fue becario del FECA en el 2008.


1 comentario

Corrupción, por Circe Vela

SAMSUNG CAMERA PICTURES

 

Sembraste en mis vísceras

una semilla

que maduró en mi abandono

germinando en el peor sitio

como mala hierba

 

Me convertí en un ser primitivo:

un bramido   amenaza de fauces

y moribunda

jamás acaricié la tierra

esta luz

su espejo de agua

 

Es una larga historia

y ahora me encuentro

doblando las esquinas

esperando encontrar a alguien   a uno sólo

que crea en mi argumento fantástico

 

Después de todo     después de todo

la gente aún piensa que lo hecho

se consumó así

porque yo lo quise

y debo culparte

 

Esta es          la clase de odio

que se vuelca contra uno mismo

Circe Vela nació en Aguascalientes, Ags. en el año de 1987. Fue becaria del FECA en el año 2007 y publicó su primer libro titulado “Destrozaría la casa” en el año 2009, en la editorial veracruzana “Letras de Pasto Verde”. Regresa al mundo, sin muchas palabras en la boca.


Deja un comentario

Cumpleaños, por Melina Guadalupe Torres García

SAMSUNG CAMERA PICTURES

 

Pido al viento que siga tus pasos

¿y si acaso la lluvia te encontrase?

¿y si acaso su neblina te envolviera?

 

Quizá te bese la frente,

se pose sobre tus hombros

e inclinándose a tu oído

suavemente te susurre:

 

No es un año más…

es una historia nueva.

 

 

 

 

Melina Guadalupe Torres García nació en 1984 en la capital de Colima. Obtuvo el premio “Peña Colorada” 2008 en la Licenciatura de Educación Especial. Publicó por primera vez un texto en colaboración al libro “Vidas Centenarias” de la Asociación de Pensionados y Jubilados del SNTE en el año 2011 y en 2012 publica su primer poemario “Momentos atrapados” con apoyo de la Secretaría de Cultura del Estado de Colima. Actualmente es miembro del Colectivo Cultural “LA CALZADA” en la ciudad de Colima,   conductora del programa en vivo Noches de Café de la Secretaria de Cultura del Estado de Colima y del programa de T. V.   “El Argüende” en canal 22 de Quesería, haciendo difusión a eventos culturales.

 


Deja un comentario

La Nieve del Sueño, por Marco Antonio Romero Cárdenas

SAMSUNG CAMERA PICTURES

 

Atado a los rifles,

las manos del campesino,

desfallece el cuerpo y

nadie intenta dar señales,

dibuja vacas

ovejas y una casa de varas de madera y la noche

oscura,

más frío,

es prolongado;

llega a los huesos,

el hambre desbaratando los labios.

 

Nací con hambre,

recorrí calles en orfandad,

tengo de colores mi sangre,

pienso algún día gritarle a la noche,

mientras dios deja de estar enfermo.

 

No sé,

a veces,

mi mirada está en los resquicios y quiere

descubrir sus raíces,

tengo sueño,

rezo para seguir vivo.

 

El ruido de la lluvia,

avisa,

la venida de nieve…

 

 

Di que tiene miedo,

por toda su vida de lucha,

ahora despiertas,

en un día cualquiera.

 

Lágrimas,

nostalgia,

en el diario del cuaderno roto,

Así quedo mi vida,

sin soluciones aparentes,

no tengo más camino que mi conciencia.

 

 

       Marco Antonio Romero Cárdenas, nació en Cuauhtémoc, Cuauhtémoc, Colima en 1968. Estudio la Licenciatura en Letras Hispanoamericanas en la Universidad de Colima, hizo estudios de Ciencias políticas, cine Mundial, Inglés, Náhuatl, Museología. Es director de la Colección Guadañas (2008-2014). Autor de los libros Vuelo de Tordos ( 2005), por la Secretaria de Cultura de Colima, en la Colección Costa Nativa; Crónicas Históricas de Cuauhtémoc (2008), Colección Guadañas N°1; Divulgar la Ciencia en Colima (2009), Colección Guadañas N°2; El Cielo de los Acantilados (2010), H. Ayuntamiento de Cuauhtémoc; Vocabulario de Náhuatl (2011), Colección Guadañas N° 3; Filatelia y Numismática (2011 ), Colección Guadañas N° 4; el Circulo Filatélico de Colima (2012), Relatos y cuentos (2014), Colección Guadañas Nº 7.