El Cafecito


1 comentario

Pensando en #internetnecesario y en los aguafiestas, por Onésimo Flores

Esta mañana estuve siguiendo las actividades de la banda del #internetnecesario, un movimiento que usa las redes sociales para protestar contra la propuesta de gravar con un 3% las telecomunicaciones en México. Su mensaje al Congreso es sencillo: no desincentiven lo que necesitamos promover.
El movimiento tiene una historia interesante, que Andrés reseña aquí. Un tuit para acá, un tuit para allá, y de pronto explotó un alud de manifestaciones de inconformidad que pudieron aglutinarse gracias a twitter. El caso es que el movimiento agarró tal fuerza, que algunos tuiteros fueron a entrevistarse la semana pasada con la Comisión de Ciencia y Tecnología en el Senado (acá puedes ver el video).
Ahí estaban, una bola de arrobas desconocidos, diciéndole al Presidente del Senado que el acceso digital es indispensable para la vida democrática, para el desarrollo económico, para el sano esparcimiento (porn?), para las comunicaciones, para romper los monopolios, y para muchas otras cosas. Hay conteos que hablan de 10,000 tweets que replicaron lo que se discutía en el Senado ese día.
Ese día yo caminaba de la escuela a mi casa, y pude enterarme, gracias a mi celular, de esa reunión que ocurría a miles de kilómetros. Pude leer los argumentos de @andreslajous, de @apisanty, de @lion05, de @antoniomarvel, de @albertoserdan y de muchos otros. Fueron enfáticos en decir que hablaban a título personal, que nadie los eligió, y que no nos representaban.
Pero a mí, al menos respecto a esta causa, si me representan. Es más, los nombro mis diputados.
El movimiento de #internetnecesario me gusta porque no se limita a defiender el ahorro de $20 pesos de una hora de cibercafé. Sus proponentes luchan por un principio, por una idea. El resistol que une a sus miembros no es identidad de clase, ni una ambición por ocupar posiciones de poder, ni siquiera una afinidad ideológica. Algunos tuitean desde sus computadoras, otros desde las computadoras del ciber de la esquina. Al leer los tuits de quienes se han sumado, puedes encontrar viejos y jovenes, hombres y mujeres, ricos y pobres, izquierdosos y derechosos, políticos y apolíticos, fans de Shakira y fans de DJ Tiesto.

Reconocen que el país tiene problemas económicos y saben (aunque no todos lo digan) que en algun lugar se tendrá que meter tijera en el presupuesto. Por eso, el movimiento invita a los congresistas a deliberar respecto a alternativas. Algunos tuiteros proponen bajar el presupuesto a los partidos. Otros proponen reducir sueldos y gasto corriente en la administración federal. Unos más creen que hay otros impuestos que harían menor daño (como yo acá). Lo reelevante es que estos ciudadanos no se conforman con dejar que la decisión se tome sin defender públicamente los méritos de sus puntos de vista.
Dado que hay un elemento de discrecionalidad en la decisión final, es importante que este segmento de la población levante la voz y defienda lo que considera toral para el país. En México eso antes se hacía exclusivamente a través de llamadas telefónicas de poderoso a poderoso (que culminaban en intercambios de favores), o vía las demandas de un líder con capacidad de mobilización clientelar (que culminaban en relaciones de dependencia). La tecnología, de pronto, empodera a un segmento de la población que antes no tenía voz para ejercer su ciudadanía.
Bueno. El caso es que esta mañana los tuiteros salieron a las calles. En el DF se citaron en el Parque Hundido, con la intención de conocerse, tomarse una fotografía y demostrar que hay rostros atrás de las arrobas. Yo estuve siguiendo el evento a distancia, otra vez a miles de kilómetros, gracias a que @antoniomarvel preparó una transmisión vía internet por UStream. Sé que hubo intentos de reuniones similares en Chiapas (organizada por @isain), en Guadalajara (organizada por @othaner), en Cuernavaca (organizado por @luisalbertoc) y en Monterrey. En el DF pudieron reunir a más de 140 activistas, número mágico en el mundo de twitter, suficientes para tomar esta foto:

i450

Foto de @elpozo. Esto es lo que dice el “tuit humano”: @congreso esto tambien es internet hay que impulsarlo no gravarlo #internetnecesario para todos los @mexicanos RT
Las fotos rápidamente comienzan a aparecer en los medios (por cierto acá hay unas fenomenales imágenes 360 grados, producidas por @toursvirtuales), y hasta el Senador Carlos Navarrete — que ya sacó su cuenta de Twitter — opinó al respecto: “Estoy al pendiente de su acto ¡ánimo! Seguimos intentando eliminar el 3% a telecomunicaciones. Buena foto”.

 

Así estaba, ilusionado por lo que observo que está sucediendo — con velocidad tuitera — en mi país, cuando alguien me reenvía esta columna de Victor Hernández en el Sendero del Peje. Vaya aguafiestas. Aquí un segmento:

…Pero la foto en cuestión, lejos de mostrar gente con una apremiante necesidad de que no les suban 30 o 40 pesos el precio de internet, lo que muestra es un grupo francamente pequeño de muchachitos con laptops (las de Apple se notan más), blackberries, Playstation Portables, y iPhones que parecen más interesados en salir en una foto que en cambiar el paquete económico.

Basado exclusivamente en la imagen que muestran no faltará quien piensse “¿Es creible que alguien que puede pagar por un iPhone o una laptop Mac G5, o un blackberry NO puede pagar 30 pesos más por internet?”

debido a la falta de experiencia en activismo político—y exceso de ego—estos muchachitos de #internetnecesario acabaron auto-inmolándose.

¿Quién los va a tomar en serio ahora?

Si los #internetecesario realmente quieren cambiar las cosas deben unirse a un movimiento de izquierda como el que encabeza Andrés Manuel López Obrador. No sólo porque fue la derecha (PRI-PAN) la que los agredió con el impuesto a internet; no sólo porque los únicos legisladores que los escucharon fueron de izquierda; sino porque es en la izquierda en donde se tiene la experiencia y el oficio para hacer protestas que realmente funcionan.

 

Uta. Siguen sin entender. Los ricos vs los pobres. Los de izquierda contra los de derecha. La oligarquía contra las clases populares. Los espurios vs. los legítimos. Traté de dejar un comentario en la página, pero por algún motivo nunca pude. Así que decidí postear mi comentario aquí, una cosa llevó a lo otro, y tienen este post. A Víctor y a sus secuaces del Sendero del Peje les digo:
No sé si todo esto sea suficiente para lograr eliminar el estúpido impuesto del 3%. Sin embargo, lo cierto es que esta protesta tiene muchas más posibilidades de cambiar algo que las tradicionales marchas y bloqueos. La gente que vieron ahí son mexicanos que nunca antes se habían movilizado. Es una población fuera del alcance de los partidos. No forman parte de ninguna clientela. Con todo y esas laptops, que tanto molestan a sus articulistas, tienen derechos políticos para externar su punto de vista.
¿Por qué ven como deseable que se incorporen a las estructuras políticas que tanto detestan, y que NO los representan? ¿Por qué pretender absorber su causa — que aglutina — en la de ustedes — que divide —?
No, espero que no decidan unirse “a un movimiento de izquierda como el que encabeza Andrés Manuel López Obrador”. En todo caso que los políticos — de todos los partidos — se bajen de su pedestal y comiencen a escuchar a este segmento de la población que ha comenzado a organizarse.
Si los políticos no lo hacen, los va a arrollar el tsunami. Incluído al Peje.

 

 

 

 

Onésimo Flores estudia el Doctorado en Planeación Urbana en el MIT. Puedes seguirlo en su blog (http://www.ciudadposible.com/) y su Twitter (http://twitter.com/oneflores).


Deja un comentario

La tecnificación del erotismo, por Carlos Alberto Ruiz

La masificación de la tecnología ha propiciado que la transmisión de mensajes se incline hacia la eficiencia y la simultaneidad como sus objetivos principales. Tales innovaciones son consecuencia de aquellas trasnacionales que, bajo la máxima de facilitar la vida del hombre, crean artefactos que proporcionan nuevos satisfactores y transfiguran los hábitos de consumo.

De acuerdo con Erich Fromm, “la sociedad está constituida por las relaciones de mercado y las sociales[1]”. En consecuencia, el hombre moderno distribuye la mayor parte de su tiempo realizando una tarea que le es remunerada económicamente, para después emplear la gratificación en artículos o servicios que su contexto mercantil le tiene reservados como dotadores de placer.

En este escenario de modernidad, mercado y goce, es inevitable referir el gran peso que la industria pornográfica representa para la sociedad contemporánea, aunque sin duda, ésta ha estado presente a lo largo de toda la historia. En tiempos prehistóricos ya se trazaban expresiones de carácter sexual como senos enormes y falos prominentes.

El concepto de pornografía — tal como lo conocemos — fue inventado en el siglo XIX por hombres conservadores de clase alta, quienes lo dotaron de un halo prohibido y enfermizo. Desde su origen, la pornografía se relacionó directamente con la tecnología. Cuando el teléfono se incorporó a la vida social a principios del siglo XX, algunos lo consideraron algo tan escandaloso como la distribución de imágenes de cuerpos desnudos y actos sexuales.

Poco a poco, el mercado de la pornografía se fue apoderando de todo medio que facilitara su reproducción y acceso, hasta consolidarse en una industria gracias a la aparición del cine y el video. Industria que en la actualidad ha abaratado sus costos a través de la distribución vía Internet.

El investigador Román Gubern[2] sostiene que la pornografía constituye la aplicación recreativa más extendida en el ciberespacio. Bajo esta óptica, no resulta descabellado considerar que cualquier evolución de la estructura informática será adoptada como una nueva manera de distribución de pornografía en los próximos años.

Es así que los nuevos dispositivos representan rutas propicias para acrecentar esta industria.

En 1993, Octavio Paz afirmó que una de las diferencias más importantes entre la sexualidad animal y el erotismo humano es que en este último, uno o varios de los participantes pueden ser entes imaginarios[3]. A esto podríamos agregar que la masificación de la tecnología permite integrar nuevos medios y gadgets como cómplices de la sensualidad y la sexualidad de las personas.

Así, el factor distancia ya no se concibe como una barrera para las relaciones humanas, sino como un elemento erótico.

Fuentes

Fromm, Erich. El Arte de Amar, 2004, México, Paidós.

Paz, Octavio.  La Llama Dobre, Amor y Erotismo, 1991, México, Seix Barral.

Gubern, Román. El Eros Electrónico, 2000, México, Taurus.


[1] Fromm (1956). El Arte de Amar.

[2] Gubern (2000). El Eros Electrónico.

[3] Paz (1993). La Llama Doble. México.

Carlos Alberto Ruiz Maldonado es Licenciado en Comunicación por la Universidad Justo Sierra. Actualmente se desempeña como coordinador de la asignatura de Historia Moderna de México en la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas del IPN. Su trabajo puede ser revisado en: http://carlosarm.blogspot.com


Deja un comentario

Queridos adictos al Messenger, por René Herrera Beltrán

¿Quién recuerda su primer día navegando por la Red? Accesando a tantas cosas: bajar los trucos para tu juego de Super Nintendo, conseguir tu primera cuenta de E-mail, fusilarte los artículos para tu tarea y entrar a páginas de chicas!! (serias, recatadas, de bonitos sentimientos y con el único propósito de conocer nuevas amistades). Todo este universo abierto para un chavo como yo (que en ese entonces tendría unos 14 años), era algo fascinante…

Pero todo comenzó cuando la inercia de mis compañeros de prepa (entre ellos el buen “Disco”) me impulsó a utilizar la red para lo mismo que la utilizaban ellos: CHATEAR. En sí internet y sus paginillas habían dejado de ser la gran cosa, porque desde que prendías tu compu e inmediatemente se abría el dichoso “MSN”, te ponías en línea y era de pasártela todas las horas que te fuera físicamente posible pegado a la pantalla sin más ni más que escribir mensajitos y compartir (en la mayoría de las veces) con aquellos a quienes nunca les hablarías personalmente… (ya fuera por razones de distancia, no te cayeran muy bien o, al contrario, te gustaran tanto que no te animarías ni siquiera a verlas a la cara).

Y ahí vinieron las consecuencias: aumento en la miopía que ya cargaba desde chiquito, una postura del nabo que nunca puedo mantener correcta más de 10 minutos; sin mencionar los regaños por parte de maestros y padres que no comprenden qué tanto puede estar haciendo uno frente a la computadora por más de 3 horas. Y es que la neta, si en el Internet no había ya nada que valiera la pena, entonces por qué no utilizarlo para el puro chat! Pero para fortuna de la humanidad, algunas personas juntaron los pedazos del mugrero en que se convertía la Red y crearon sitios como Google, Wikipedia, Youtube, Flickr, Last.fm, Digg, DeviantArt, etc; todas ésas con nombres raros, pero que, a diferencia de las otras, éstas sirven para algo. Gracias a ellas los usuarios tenían el poder no sólo para obtener información, sino para generar la propia libremente, gratis y con la ayuda de otros que comparten tus intereses, o al menos eso creía, porque la realidad es que aquí en México…  ¡¡¡SEGUIMOS EN EL MENTADO MSN!!! ¿Cómo es posible que entres a un cyber y veas gente mayor de edad con educación algunos ya de licenciatura y pudiendo tener acceso a todos los recursos informativos y educativos del universo conocido… están zurrándose de risa frente al Messenger mientras babosean en páginas con jueguitos de Flash y sonidos polifónicos; ah, pero eso es lo que pasa cuando creces viendo a Adal Ramones, La Academia veinteava generación o la nueva versión de “La Niñera” (no me friegues). Y es por eso que pregunto:

¿Verdad que es muy bonito pasársela en el Chat creyendo que no hay nada mejor que hacer?

¡Pues no es cierto! (Sí, yo también veía el monólogue… ¿y qué?) ¿Qué se siente, entonces, tener en tus manos la mayor fuente de información en la historia de la humanidad y usarla para contarle a tus amigos borrachos sobre tu última peda? ¿No te da pena estar frente a uno de los inventos más trascendentes de los últimos siglos y usarlo para que todos en tu lista de contactos sepan qué mp3 de Coldplay estás escuchando? ¿No te da coraje que millones de personas sean las protagonistas de uno de los motores principales del siglo XXI y tu mejor aportación haya sido tu perfil de MSN? Si eres de ese tipo de personas, no tienes el menor derecho a quejarte de nada. Never. Pero es mera cuestión cultural: en mis viajes por todo el mundo viviendo aventuras y salvando vidas, sólo en Latinoamérica y España he visto adultos pasar la mayor parte de su tiempo libre viendo concursos de baile en la tele y chateando en el Messenger.

Por eso, ¡aquí están los puntos del Santo Ibáñez para el MSN!

Compañero estudiante, Google no sólo sirve para fusilarte las tareas. Te invito a investigar sobre un tema que te interese mucho (y que no involucre ningún tipo de reality show) y te diviertas aprendiendo sobre ese tema, ya que puede convertirse en una gran pasión y darte mucha felicidad en la vida. Hay miles de foros, comunidades, tutoriales, artículos y fansites sobre cualquier tema, oficio, hobbie, profesión, afición o arte que se te pueda ocurrir. Perteneces a la primera generación con acceso a estos recursos… aprovéchalos, fregao.

Amigo empresario, tal vez tu ciudad no necesite oootro antro-bar. Tal vez el centro comercial no necesite oootro kiosko de regalos y pulseritas. Tal vez sea una buena idea pensar afuera de la caja por una bendita vez. ¿Sabías que te puedes hacer millonario explotando el hecho de que en México casi no hay empresas dedicadas a los nuevos servicios web? Y no sólo millonario sino que puedes convertirte en un caudillo, en un pionero en el mundo de las comunicaciones latinoamericanas. Pero no, tienes razón, esos adolescentes sin educación no se embriagarán solos, alguien tiene que darles su disco bar y su Red Bull con aguarrás o lo que sea que estén chupando los chavos “en onda”.

Querida ama de casa en vías de extinción, tu hijo adolescente verá las porno por más que quieras evitarlo. Entre más lo estés hostigando al respecto, es más probable que se convierta en uno de esos gays de los que hablan en la tele (lo cual le cerrará las puertas del cielo). Si él quiere porno, lo conseguirá aunque le cuides el Internet las 24 horas. Lo único que logras checando sus hábitos on-line es hacerlo sentirse incómodo en un medio que es importante para su funcionamiento en la sociedad del futuro próximo. Deja que se empape de información. Sí, al principio serán fotos de cochinadotas, pero poco a poco se aburrirá e investigará que hay cosas mucho mejores en la web y cuando lo haga, se convertirá en uno de los protagonistas del mundo 2.0. Hazme caso, ama de casa, recuerda que yo he conocido a fondo el Internet y tú tienes que pedirle a tu hijo que te prenda la compu para que t haga un oficio en “Guor”…

Postdata: No digo que cierren el Messenger para siempre (ni yo lo he hecho), sino que NO sea su único mundo; hay tanto que ver, que leer, que conocer y sobre todo que aprender… Sigan aprovechando leyendo blogs como el de su Servilleta.

Renato Santibáñez, menos conocido como René Herrera Beltrán es estudiante de Comunicación e Información en la Universidad Autónoma de Aguascalientes.


Deja un comentario

Telaraña electrónica, por Dorismilda Flores Márquez

Telaraña de e-revistas

De todo hay en la telaraña de revistas electrónicas, de comunicación, como Razón y Palabra; de política, como Confines; de cine, como El ojo que piensa; de literatura, como El cuento en red, como Hermano Cerdo y Narrativas; versiones on line de revistas impresas, como Etcétera; directorios de revistas científicas, como REDALYC – Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal o E-revistas, de Tecnociencia.

Telaraña blogueril

Los hay del tipo “querido diario”, como Una hada que creía…; de arte y diseño, como los de Chibiboto; de política y economía, como Mundo en blog; de literatura, como 365 traducciones; acerca de moda, como Hello, my name is fashion; de revoltura, como 7 soles azules o como el mío; internacionalmente premiados como Más respeto, que soy tu madre, que fue el mejor blog de los Deutsche Welle International Weblog Awards 2005 Best of the Blogs; los que se auto denominan inútiles, como Caso Patológico; los que narran en grupo, como Legión Aguascalientes y Tres Jirafales; en fin, de todo hay en el mundo de los blogs1, que vaya que es grande, según datos de Technorati, hasta abril de 2006 había 37.3 millones de blogs y la blogósfera duplica su tamaño cada seis meses.

Telaraña electrónica, gigante, inimaginable

Tanto e-revistas como blogs permiten a las personas expresar lo que sienten y piensan, compartir sus conocimientos, con mayor autonomía y velocidad que en los medios tradicionales. La información fluye libremente a través de Internet y el público se fragmenta–segmenta–individualiza, y a la vez se especializa y se llegan a formar comunidades virtuales con personas que pueden o no conocerse, no necesariamente con proximidad física, pero sí con intereses y objetivos comunes; a través de e-revistas y blogs, pero también de chats, mensajería instantánea, foros de discusión, wikis, podcasts.

Así, en pocos años ha habido grandes cambios en las formas de comunicación y el modelo de simple transmisión de contenidos de los medios tradicionales da paso a un modelo de los nuevos medios que incluye, entre otras curiosidades, la producción de contenidos entre quienes antes sólo recibían contenidos; un modelo en el que la comunicación se vuelve más horizontal, más “democrática”, aunque no del todo, porque para ello todos deberían tener acceso a las NTIC2.

Como sea, la magia de estas formas de comunicación está en las posibilidades que dan a las personas para expresarse, compartir y unirse, en ésta, que según Wolton, Gubern y otros expertos, es “la era de las soledades interactivas”.


[1] Bautizados inicialmente por Jorn Barger como weblogs.

[2] Nuevas tecnologías de información y comunicación.

Dorismilda Flores Márquez es licenciada en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes; edita El Cafecito (casi siempre de madrugada) y trabaja en varias actividades a la vez.


Deja un comentario

Entre blogs te veas, Blue

Dejando de lado que ser comunicóloga no ha logrado afectarme los intereses, trato de mantenerme al tanto de todos los fenómenos comunicativos que plantean nuevas formas de transferencia de información. Desde hace más de cinco años surgió una nueva plataforma vía Internet que estableció nuevas líneas en el campo de las letras y las imágenes, y hoy me tomo el atrevimiento de poner en común esta novedad sobre la mesa de El Cafecito, para que juntos nos acercamos a ella.

En la actualidad los Blogs, conocidos como la segunda generación de páginas personales en la red (las paginas webs personales son la primera) surge como el primer gran medio de comunicación nativo que democratiza la comunicación en Internet, organiza la propia red en comunidades y preserva un espacio público y universal para los no profesionales de la información.

En este sentido, después de explorar múltiples blogs y descubrir las infinitas variedades que pueden darse en este género, debo decir que hay algunos dignos de admirarse… ¿por qué? Bien, las razones para ello son simples:

Si los blogs son un medio de comunicación inherente a Internet, ya que aprovecha y potencializa sus características, considero a todos aquellos que lo asimilan como un foro de discusión o exposición de obras personales, como integrantes activos de esta revolución comunicativa, no sólo por impulsar el uso de los blogs, sino por ser capaz de comprender y dominar el medio, logrando con ello, un uso excelente del mismo.

Muchos “bloggers” — usuarios del blog — forman parte de una nueva cultura intelectual, tecnologizada y con un liderazgo oportuno.  Y aún cuando hay algunos que  verdaderamente plantean espacios innovadores, revolucionarios, atractivos y fundamentales, hay algunos que sobresalen por su forma de llevar adelante esta manera de comunicación, con particularidades que lo hacen únicos en su forma.

El modo en que algunos desarrollan sus escritos, manifiestan un manejo del lenguaje y de la capacidad de narración que lo convierten en algo sumamente atractivo. Muchos de ellos además, dominan la capacidad de atraer la atención del lector y cautivarlo para que siga leyendo y cuando termine la lectura de uno de los textos, deseé seguir obteniendo información, esperando impaciente la siguiente entrega y alentando al nuevo escritor o blogger a que mejore la calidad de sus producciones, por muy breves o escasas que éstas sean.

Ocasionalmente los bloggers son el mejor personaje de su obra, y eso los convierte en punto de atención cotidiana para sus lectores.

No sé realmente hasta qué punto los que participan en los blogs estén conscientes de esto y perciban su tarea como autores. La forma en que se expresan, escriben, narran y llevan al lector de la mano  equivale a la obra de un autor literario — entendiéndose a la obra como aquello que se genera producto de la intelectualidad y emotividad de quien escribe — con la ventaja de disponer  de un medio de autogestión en el que se libran de editores, censores, impresores, comercializadores y escaparates. Un espacio en tiempo real que transcurre entre su momento de creación y expresión hasta el momento en que sus “seguidores” los leen, es mínimo y lo que es mejor, en un tiempo relativamente corto, pueden obtener retroalimentación de parte del lector.

Aún cuando en principio ellos no piensen en el posible lector de su obra — algo común en los mejores autores literarios — adquieren, por gusto o consecuencia inevitable, una complicidad para con sus lectores, en la que ellos les dan la libertad de expresarse a cambio de seguir día a día sus capítulos.

Probablemente los bloggers en un inicio escriben para sí mismos, para alguien más o para sus amigos y conocidos, pero cada día que lo hacen en un espacio abierto, público, accesible para cualquiera, el círculo conformado por aquellos que les leen se amplia y multiplica. Este círculo se conforma por lectores asiduos, intermitentes, temporales y circunstanciales que ocasiona que para todos ellos quede expuesta su obra y les arranque un impacto que puede hacer que sigan leyendo, que les llame la atención y quieran volver, o que sepan del autor y sigan su camino sin recordarlo jamás.

Como autores, quedarán sujetos a las diferentes etapas que esta labor tiene y que en un principio hacen preguntarse, ¿por qué alguien puede interesarse en lo que escribo?, para después disfrutar de ese interés, tal vez llegar a vincularse con sus lectores y en algún momento fatal, aborrecerlos y sentirse prisionero de su blog — incluyendo a sus lectores —.

Seguramente esto que digo ahora, algunos bloggers ya lo han vivido, pero también con seguridad habrán disfrutado del placer que da el ser leídos.

En fin, mientras todo esto pasa — blogs van y blogs vienen — seguiré siendo testigo y partícipe de cómo continúa adelante esta revolución de la que muchos no se han percatado, pero que hoy por hoy, establece una línea histórica en el Universo de la Comunicación.

Cualquier comentario, pueden dirigirlo a mmmh_blue@yahoo.com y aprovechando la oportunidad, pueden leerme en 7 soles azules.


Deja un comentario

En medio de la telaraña: los presidenciables on line, por Dorismilda Flores Márquez

La política es inherente al ser humano; la comunicación también, sin ella, no podría haber política. Es más, de acuerdo con Ochoa, “comunicar es un acto de naturaleza política y, sin comunicación, la política se vería limitada en cuanto a su alcance, significado y posibilidades” (2000, 2).

De ahí la importancia de los medios de comunicación en la democracia, como informadores y como foros de discusión; en un mundo ideal, claro, porque en el real, los usos y costumbres de partidos, candidatos y medios no son precisamente lo más conveniente para el común de los mortales.

Como sea, actualmente encontramos prácticamente hasta en la sopa la propaganda electoral de nuestros candidatos a distintos cargos de elección popular, sobre todo, de quienes van por la presidencia de nuestro bonito país. Pero lo que me ocupa en esta ocasión es el uso que se hace de Internet, por los equipos de campaña de los presidenciables.

Internet y política

Internet se originó en la década de 1960 en Estados Unidos, para usos militares. Veinte años después, llegó a las comunidades universitarias y científicas; y en los noventas se volvió accesible para todo público (Aguayo; 2000, 224).

En México, el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey fue la primera institución que se conectó a Internet, el febrero de 1989; después fueron la UNAM, otras universidades y el CONACYT (Gutiérrez, Islas; 1999, 37).

Y en 1994, además de que iniciaron las actividades comerciales vía Internet, apareció el primer sitio web del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Antes que el gobierno y los partidos políticos, el EZLN tuvo, además del sitio, una compleja estrategia de información y proselitismo en la red.

Los primeros candidatos a puestos de elección popular que tuvieron sus sitios web fueron Alfredo del Mazo (del PRI), Carlos Castillo Peraza (del PAN) y Cuauhtémoc Cárdenas (del PRD); los tres, candidatos al gobierno del Distrito Federal. De esta manera, empezaron a emplear la red como medio de propaganda política en México (Islas, López, Gutiérrez; 2000, 16-20).

Los presidenciables on line

Hoy, los cinco candidatos a la presidencia, tienen sitio en Internet, como podemos ver:

De entrada, Felipe Calderón y su pasión por México están acá, con un sitio bastante completo, con distintos recursos (además de texto y fotos, animaciones, audio y video) y contenidos interesantes, como sus lineamientos generales de política pública, y la plataforma electoral 2006.

Roberto Campa está acá, en su sitio podemos encontrar su programa de acción y la plataforma electoral, así como otros documentos del partido e información sobre su campaña.

Andrés Manuel López Obrador tiene su sitio acá, desde ahí se pueden descargar los 50 compromisos, tanto en formato de texto, como en pdf, además de otra información. Este sitio también hace uso de la mayor cantidad de recursos.

Roberto Madrazo optó por un título más comprometedor, México con Madrazo, que podemos ver acá, con su proyecto de gobierno y algunos otros recursos.

Finalmente, el sitio de Patricia Mercado está acá; incluye el decálogo de Alternativa, y algo muy interesante, enlaces a blogs que tienen alguna relación con ella y su campaña.

Estos son los sitios oficiales de los candidatos a la presidencia, pero además están los sitios de los partidos (Alternativa Política, Convergencia, Nueva Alianza, PAN, PRI, PRD, PT, PVEM), la del Instituto Federal Electoral, la del EZLN con la otra campaña e infinidad de sitios y weblogs no oficiales de apoyo o no a determinado candidato.

Independientemente de si la información es completa o no, de si las plataformas son coherentes o no, y de si quienes luchan por la grande son o no los candidatos que México esperaba, es interesante aprovechar las ventajas de contar con un medio como Internet, para ir más allá de los spots y los discursos sentimentaloides y mesiánicos de los mítines, conocer todas las opciones, comparar y decidir por quién habremos de emitir nuestro valioso voto.

Bibliohemerografía

Aguayo Quezada, Sergio (2000). El almanaque mexicano. México: Editorial Grijalbo.

Gutiérrez Cortés, Fernando y Octavio Islas Carmona (1999, julio). Apuntes académicos para una historia de Internet en México. Revista Mexicana de Comunicación, 59, 36-38.

Islas, Octavio; Carlos Enrique López y Fernando Gutiérrez (2000, septiembre). La propaganda por la Presidencia de la República en Internet. Revista Mexicana de Comunicación, 65, 19-20.

Nota:

Algunos enlaces de aquí a los sitios web pueden modificarse con el paso de los días. Agradeceré que me avises si detectas algún desperfecto en ellos.

Dorismilda Flores Márquez es licenciada en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes; edita El Cafecito (casi siempre de madrugada) y trabaja en varias actividades a la vez.