El Cafecito


Deja un comentario

Parricidio ¡de la madre patria! Un Acting-gol en Brasil, por Enrique Puente Gallangos

SAMSUNG CAMERA PICTURES

“Los hijos al nacer, son responsables del asesinato de sus padres en tanto hijos” Paul Legendre

 

La mayoría de los países que integramos el continente americano, los del sur y los del norte, somos hijos ¡de la madre patria! Aunque de diferente padre, algunos somos hijos de padre español, otros de padre portugués, y los del norte del santo padre Ingles. Las monarquías europeas deseosas de poder y de transmisión y de permanencia llegaron a engendrar a las indias y a los indios que habitábamos este continente.

El pasado 2 de Junio uno de estos padres, el español, el rey Juan Carlos I anunció, el día en que cumplía 76 años, su adjudicación al trono y que su hijo Felipe VI cubrirá la silla vacía. Felipe hace 46 años había dado el primer golpe mortal a su padre Juan Carlos en tanto hijo. Juan Carlos al nacimiento de su hijo Felipe dejaba de ocupar el lugar de hijo para devenir en el lugar de padre.

Néstor A. Braunstein dice “cada nacimiento sacude el árbol genealógico desde abajo hacia arriba. El parricidio se renueva y cada hijo tendrá que ser parricida a la vez. La culpa se transmite” La transmisión del lugar de hijo al lugar de padre no será sin consecuencias. Las consecuencias de esta transmisión quedaran marcadas en el cuerpo de los hijos ¡de esta madre patria! Los legítimos, los legales y los ilegítimos.

Este lapsus lleva a pensar en los padres legítimos, legales e ilegítimos que tenemos los países del sur. Como señalamos esta transmisión genealógica sacude, sacude y marca el cuerpo, el cuerpo del padre, de la madre y de los hijos. El pueblo español, el hijo legal y legítimo será puesto en acto, sacudido y marcado ante dicha transmisión de poder. Una transmisión de poder, transmisión de poder-permanencia Monárquico, transmisión de poder- permanencia de una Monarquía Parlamentaria.

El día 18 de Junio el aun rey Juan Carlos I firmo la ley orgánica que formalizaba su adjudicación en un acto institucional que ponía fin a 39 años de paternidad como rey. Pero el daño ya estaba hecho y el cuerpo de los hijos, los de él, los españoles ya iniciaban en las calles a manifestar los síntomas de la transmisión. Otros de sus hijos, los españoles, los futboleros, los futbolistas, los campeones del mundo, la ¡furia roja! Estaban por escenificar un Acting-gol en Brasil. El 14 de Junio 12 días después de anunciar Juan Carlos I su adjudicación como rey, se enfrentaban en Brasil, en el mundial de futbol, dos hijos legales y legítimos, España y Holanda. El rey, el campeón del mundial de futbol 2010 y Holanda. El resultado 5-1 a favor de los holandeses, los futbolistas ¡la naranja mecánica!; un Acting-gol se había consumado, algo que estaba fuera de la conciencia de muchos y de ellos, pero que estaba ahí en lo inconsciente.

Un Acting-gol que se manifiesta de forma simbólica al margen de lo inconsciente reprimido. Un Acting-gol que anunciaba simbólicamente el 19 de Junio la proclamación del rey Felipe VI como rey de España y la muerte de Juan Carlos I; el parricidio se había consumado.

El Acting-gol no quedaba sin otra lectura en lo simbólico, anuncia también el nacimiento de un nuevo campeón. El Acting-gol se ha consumado, la transmisión de ha consumado, el parricidio se ha consumado. Un campeón que deja de serlo y deja su lugar a otro; un hijo que deja de ser hijo para ocupar el lugar de padre, un pueblo que pide ocupar su lugar en la trasmisión del poder, un poder por fin participativo de la voluntad soberana del pueblo español, el legal y el legítimo. Un Parricidio y un Acting-gol que mueve, que mueve a los otros hijos a esos hijos ¡de la madre patria! a sus hijos ilegítimos, a los del sur. Que mueve a los hijos ilegítimos a nacer simbólicamente, a un renacer, que mueve a buscar un Acting-gol y un parricidio.

 

Enrique Puente Gallangos es Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho Constitucional, Maestro en Psicoanálisis, Especialista en Psicoanálisis para Niños y Adolecentes y Master en Psicoanálisis y Prácticas Socio-educativas en FLACSO Virtual Argentina. Estudia el Doctorado en Derecho en CIJUREP, en la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Es además catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad Regional del Sureste y de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

Anuncios


1 comentario

Nacho Vegas: entre el dolor o la nada, Nacho Vegas entrevistado por José Luis Justes Amador

1) Vayamos del presente hacia atrás. De artista de culto, whatever it means, a número cinco en las listas de ventas, ¿cómo se siente Nacho Vegas? ¿Es un paso adelante? ¿Una nueva experiencia? ¿Un movimiento ‘calculado’ para ganar más público? ¿Una charla entre amigos: ‘hagamos un disco juntos’?

Pues no sé, ¿a ti qué te parece? El último disco, el del número 5, es un disco más, muy importante para mí del mismo modo que lo son los otros, si acaso especial por tener a Enrique de partenaire. Lo demás son cosas del mercado, pase lo que pase con la repercusión de un disco procuro que no me influya a la hora de hacer nuevas canciones.

2) ¿Hubieran sido las canciones de ‘El tiempo de las cerezas’ el nuevo disco de Nacho Vegas si no hubiera existido éste?

Sí, sin duda, aunque seguramente sonarían diferentes. Las canciones pertenecen en gran medida al momento en que las interpretas y a la gente con la que lo haces, y esas variantes hubieran cambiado de no haberme reunido con Enrique.

3) (¿No es ‘peligrosamente’ parecida ‘el dolor o la nada’ a ‘la rumba del sabor amargo’? Respecto a esta última canción, ¿cómo fue el hecho de grabar una canción ex profeso para un disco de homenaje donde el resto son versiones? ¿Por qué?)

Imagino que te refieres a “La pena o la nada”. No, no creo que el parecido sea peligroso y de hecho nunca las había relacionado. “La rumba del sabor amargo” partió de una letra de Luis Troquel dedicada a Bambino que merecía estar en un disco de homenaje donde, al fin y al cabo, todo son versiones de canciones compuestas por terceros. En mi opinión es un poco absurdo hacer un disco de versiones de un intérprete.

4) El estallido del indie en España. Eliminator Jr. ¿Qué recuerda, para bien y para mal, Nacho Vegas de aquella época? ¿Era un Nacho Vegas o, simplemente, más joven, con menos discos escuchados?

Era más joven, más tonto, con ganas de hacer ruido y con muchas cosas por descubrir.

5) Manta Ray, uno de los primeros grupos ‘diferentes’ (a qué no lo sé, pero sonaban diferentes) en España fueron una evolución inteligente. ¿Qué aportaba Nacho Vegas a Manta Ray? ¿Qué le aportó Manta Ray a Nacho Vegas? ¿Cuál es el mejor recuerdo? ¿El peor, si lo hubo?

Fue la primera banda con la que pude hacer una gira en condiciones y disfrutar de algo así como “la vida del rock”. En el grupo cada uno aportaba ideas que combinadas formaban el sonido de la banda. Todos son buenos recuerdos. Incluso el momento en el que decidí abandonar el grupo lo recuerdo como algo bueno.

6) ¿Cómo descubre Nacho Vegas que su vocación es la de solitario?

El grupo caminaba por un sendero y a mí me apetecía cada vez más tomar otro. A ellos les interesaba más buscar texturas, contruir las canciones en base a ideas instrumentales, y yo quería escribir letras, hacer canciones con una parte autoral fundamental.

7) Y a la vez que Manta Ray Diariu, el grupo asturiano de Nacho Vegas. ¿Bipolaridad? ¿Intereses contrapuestos? ¿Necesidades expresivas que no encuentran vehículo en otro lado?

Bueno, digamos que fue una especie de grupo de tránsito entre Manta Ray y mis discos en solitario. Además, con Ramón Lluis aprendí a apreciar la tradición musical asturiana que luego he incorporado en mis discos en mayor o menor medida.

8) (Proyectos, opinión de fan, que le faltan a Nacho Vegas: un directo doble acústico / eléctrico, un disco de versiones, una caja –no un disco, una caja- con todo lo desperdigado por ahí, una novela. Hasta ahí mi opinión. ¿Cuáles son realmente los planes de Nacho Vegas?)

Lo del directo doble no me atrae. ¿Por qué? Sólo se me ocurren para qués, y esos son muy malos consejeros. La caja es un proyecto que Limbo Starr y yo estamos ultimando ahora. Y espero escribir una novela cuando crea que tenga que hacerlo, pero de momento planeo publicar un nuevo volumen miscelánea con un formato similar a mi primer libro, “Política de hechos consumados”.

9) Actos inexplicables: el primer disco de Nacho Vegas y su primer gran ‘éxito’ (¿debe ir entre comillas?), El Ángel Simón. ¿Cuánto ha cambiado Nacho Vegas desde entonces? ¿Qué ha aprendido? ¿Dónde quedó el ruido de “Molinos y gigantes”?

Todos cambiamos con los años, desde luego yo no soy el mismo a los 20, cuando empezaba a escribir las canciones que luego formaron “Actos inexplicables” que hoy en día, con más de 30. Lo que ha cambiado en concreto, bueno, creo que se aprecia en los discos. Yo diría que la mirada se ha endurecido y que he aprendido a crear nuevas perspectivas desde las que mirar a las mismas cosas. En cuanto a “Molinos y gigantes”… ¡Hay mucho más ruido en “Desaparezca aquí”! Antes me atraía el ruido; ahora la perturbación, algo que es mucho más poderoso que el ruido.

10) Seis canciones desde el norte, un disco compartido con Aroah. ¿Por qué (y ‘el tiempo de las cerezas’ es otro) un disco compartido? ¿Qué diferencia hay con uno sólo?

Es un EP. Buscamos poner nuestras canciones juntas porque había un respeto y admiración mutua, y era un formato adecuado que además anticipó la gira que hicimos juntos Aroah y yo.

11) Cajas de música difíciles de parar (¡qué huevos, un disco doble! Y con una de las mejores canciones de Nacho, “en la sed mortal”), la apuesta. “Blonde on Blonde”, “Exile on Main Street”, “London Calling”: ¿los tenías in mente?

No, en absoluto. Sencillamente quería publicar esas canciones, y no cabían en un solo disco.

12) “Gang bang”, la canción elegida para el freak show (tu primer encuentro con Bunbury. ¿Cómo y por qué esa canción?

La elección para el Freak Show fue de Enrique, así que deberías preguntarle a él por qué esa canción en concreto. Pero no fue nuestro primer encuentro; lo conocí cuando nos invitó a Manta Ray a participar en la gira de “Radical Sonora”, allá por el 97, creo.

13) “Me descubro como actor bríndenme una ovación lo haga bien o lo haga mal prometo hacerlo de verdad”. ¿Vegas personaje? ¿Vegas actor? ¿Simplemente Vegas?

Vegas persona y Vegas je, je, je, ergo Vegas personaje.

14) “Canciones desde palacio” tiene una de las canciones (i think) que prometen un cambio en el sonido, “en la ardiente oscuridad”. ¿Lo sientes así o fue una canción más?

En principio era una de las canciones que iban a formar parte de “Cajas de música difíciles de parar”. Su sonido, diferente a las demas del álbum, me llevó a pensar que tal vez tendría más sentido en un EP.

15) “El hombre que casi conoció a michi pandero”, esos coros shalalalalá y ese efecto final “a la bunbury” en medio de una de las letras más espeluznantes de Nacho Vegas. ¿La alegría de saberse perdedor?

¿Tú crees que el personaje de esa canción se considera un perdedor? ¡Pero si se lo ha pasado de puta madre! Bueno, eso dice él… Yo no lo sé.

16) Desaparezca aquí, la hoja promocional de Limbo Starr lo define una de sus canciones ‘nuevos planes, idénticas estrategias’ como ‘siniestramente alegre’. Yo creo que se puede aplicar a todo el disco, a toda la obra de Vegas. ¿Y tú?

Mmmm, pues mira, sí, me gusta…

17) ¿Es verdad que ‘la noche más larga del año’ era una canción para Luz Casal?

Sí, pero la letra era diferente, y el compás también variaba un poco. Vamos, yo la hice pensando en ella, pero nunca la llegó a escuchar.

18) ¿Es Paco Loco parte ya del sonido Vegas? ¿Trabajar con otro productor?

De momento me apetece seguir trabajando con Paco. Cuando me presenten a otro como él cambiaré. Pero es que no lo hay.

19) Noches Árticas y Un metro cuadrado: el encuentro de las dos personalidades más destacadas de la escena musical española (J. y Nacho Vegas). ¿La experiencia fue…?

Pues mira, te contesto esta entrevista desde la casa de J en Granada, donde estoy con Christina Rosenvinge, Fernando de Flow y él grabando unas canciones. Siempre es un placer estar con J.

20) (Sé que la pregunta es idiota e incontestable, ¿las dos, diez, cien, las que sean, canciones que le emocionan a Nacho vegas (propias y ajenas)?)

Por decir dos de estos días: Un rayo verde, de Sr. Chinarro, y Miss Ohio, de Gillian Welsch.

José Luis Justes Amador es escritor y traductor, es becario del FECA en la categoría de Creadores con Trayectoria en Literatura, emisión 2006-2007; “Mujeres infieles”, su proyecto, será publicado con regularidad en el cafecito a lo largo del 2007.