El Cafecito


Deja un comentario

Un estado de 10, simplemente una frase publicitaria, por Christian Erazo Ortiz

Ahora que Luis Armando Reynoso es gobernador electo y que va conformando su gabinete para encabezar el próximo gobierno estatal, resultaría un poco difícil juzgar cómo será el ejercicio de su administración en los próximos seis años, pues aún  no ha iniciado esta. Sin embargo, con base en sus propuestas de campaña — que, en realidad su única propuesta conocida fue el Estadio Victoria, la opinión pública expresaba que, por la construcción del Estadio, Reynoso Femat ya era el virtual gobernador y que las elecciones representarían sólo un mero trámite —, podemos trazar un “bosquejo” de lo que será su gobierno. Porque según Luis Armando, sus propuestas de campaña están garantizadas para que todas se cumplan durante su mandato.

El gobernador electo ha declarado a la prensa que su gobierno será humano, aunque no haya nada de significativo en esto, porque todo gobierno esta integrado por seres humanos. Este calificativo no representa ningún plus, pues solamente apela al sentimentalismo que pudiera provocar la palabra humano.

Sin embargo, no creo que una persona que llega al gobierno con una visión de empresario, como Luis Armando Reynoso — al igual que Felipe González cuando empezó su gobierno —, vaya a tener una visión humana como él dice. Para empezar, cualquier empresario sólo tiene el afán de lucrar por medio de algún negocio, construcción, etc., y en lo que respecta a sus trabajadores solamente los ve con fines de producción.

Entonces tendremos como gobernador a un empresario, como todos los panistas que ingresan a la política cuando sus negocios están por quebrar o quieren incrementar su capital. Porque, les guste o no, ésta es la situación que se ha dado con todos los gobernantes del PAN, desde que Alfredo Reyes “El Mosco” ganó la presidencia municipal de Aguascalientes.

Bueno, lo anterior fue sólo un paréntesis para saber por quiénes hemos sido gobernados en los nueve años más recientes y, a partir de esto, tratar de deducir la forma en que Luis Armando Reynoso gobernará Aguascalientes.

La administración “luisarmandista” ejercerá su gobierno por medio del proyecto Un estado de 10, mismo que ofreció en campaña como su propuesta formal. Comprenden diez programas que supuestamente abarcan los rubros más importantes para el desarrollo del Estado, como educación, salud, deporte, empleos, etc., y de cada punto de los diez, se desprenderán otros programas sociales. Entonces, será el sexenio de los mil programas, que en el papel podrán ser buenos o no, pero el dilema para Luis Armando será cumplir o no cumplirlos. Porque la frase suena bien y le funcionó en campaña, aunque en ningún momento profundizó sobre esta propuesta de diez programas para el Estado; precisamente para eso son los debates entre candidatos a ocupar cualquier cargo de elección popular, para profundizar las propuestas, argumentarlas y defenderlas. A pesar de que las campañas ya terminaron, la ciudadanía merecía escuchar a fondo las propuestas de cada candidato, porque, cómo podemos saber si la propuesta Un estado de 10 no es sólo un frase publicitaria, vacía, sin algún fundamento, que se queda sólo en un producto de la mercadotecnia.

Como dijo la periodista Carmen Aristegui, la ciudadanía y los medios de comunicación merecemos que se realicen los debates entre candidatos, porque es la única manera de darnos cuenta si existen señales de inteligencia o no, en los que desean gobernarnos. En fin, lástima que no pudimos conocer a fondo la propuesta de Luis Armando, y será para la otra, si es que nos lo permite.

Por otro lado, el gobierno de Luis Armando basará su accionar en la construcción de obras públicas y otras no tan públicas, por aquello de que para ingresar al estadio de fútbol, hay que desembolsar una considerable cantidad de dinero por un boleto, siendo que este inmueble pertenecía al pueblo. Se entiende que se tiene que cobrar por entrar a ver un partido de fútbol, pero no cobrar como si fuera a jugar el Real Madrid con todas sus estrellas.

No debe de extrañarnos si en el sexenio de Luis Armando se construyen obras y que, aparte de que se hacen con nuestros impuestos, todavía se nos cobre por hacer uso de ellas, como la gran obra de la Tres Centurias, que inmortalizará a Felipe González, y que por hacerle algunos arreglos a la estación de trenes, cercaron toda el área y ya hasta nos cobran por entrar.

Luis Armando será especialista en “maquillar” la ciudad de Aguascalientes, con la construcción de flamantes vialidades, un mega estacionamiento para su Estadio Victoria que, por cierto, ya le quitaron terrenos a la Escuela Primaria que está un costado del inmueble, con el propósito de ampliar el estacionamiento.

Al respecto, Luis Armando dice que entre sus acciones de gobierno impulsará como nunca al deporte; más bien creo que impulsará el entretenimiento basado en el espectáculo de fútbol, que no es lo mismo, porque este último es con fines de lucro.

Este gobernador electo, a diferencia de Felipe González, tendrá una mayoría panista en el Congreso Local y, en consecuencia, existirá un peligroso servilismo por parte de los diputados locales hacia el próximo gobernador. Gobernará a su antojo, como lo hicieron algunos gobernadores priístas cuando lo tenían todo de su lado.

El primero de diciembre Luis Armando Reynoso tomará protesta como nuevo gobernador de Aguascalientes, y con ello iniciará un segundo sexenio panista en la historia política de Aguascalientes. Un nuevo gobernador con la imagen tan exaltada y exagerada, que nos hace pensar en Vicente Fox cuando llegó a la Presidencia de la República, con buena imagen, sobrado en confianza, generando expectativas muy altas en los mexicanos y, al cabo de cuatro años, ¿qué pasó?, lo que fue el “efecto Fox” pasó a ser el “defecto Fox”; ahora vemos un presidente desgastado en su imagen, visiblemente cansado y agobiado por ser incapaz de resolver los problemas del país.

Sinceramente, no espero que a Luis Armando Reynoso le suceda algo similar, porque aunque no es comparable un puesto con el otro, sí son parecidas las circunstancias en que llegan al poder, ya que Luis Armando llega a la gubernatura con un gran aparato publicitario detrás, como con el que llegó Fox, hace cuatro años.

Espero que el gobierno de Luis Armando tenga realmente visión humana y que no solamente sea un gobierno mediático; que de verdad resuelva los rezagos que hay en el campo de Aguascalientes, que atienda a los once municipios y no solamente a la capital, que la educación en Aguascalientes no sea sólo para los que tienen poder económico.

Porque hasta hace siete años Aguascalientes era ejemplo nacional en educación, empleo, salud, entre otros rubros, y no es justo que por malos gobernantes, nuestro estado haya dejado de ser ese ejemplo.

Es por esto que hago un atento llamado al “Señor de los Rayos” o, mejor dicho, al gobernador electo, a que reflexione de que no solo de fútbol vive el hombre, este hombre (mujeres y hombres) necesita empleo, seguridad social, seguridad pública, vivienda y educación. Es importante el entretenimiento o el esparcimiento, pero habrá mucho que hacer en materia de desempleo y educación para sacar adelante a Aguascalientes del bache en que se encuentra.

Christian Erazo Ortiz es Licenciado en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, participó en el área de Comunicación Social en la campaña electoral del PRI en Aguascalientes en 2004.


Deja un comentario

Los empresarios ejerciendo el poder público, por Martha Evelia Gaytán Escobedo

Es lamentable que los trabajadores de México hayamos olvidado cuáles fueron los orígenes de las prestaciones sociales, económicas y laborales de las que gozamos.

Sí, es lamentable que los trabajadores hayamos olvidado el problema de rivalidad que históricamente se ha dado entre las clases sociales, entre los ricos y los pobres, entre los que tienen capital y los que carecen de él, entre los que acumulan riqueza aprovechando siempre el trabajo barato que les brinda la oferta permanente de mano de obra mal pagada y los que tenemos como única riqueza nuestras manos y nuestro pensamiento para ganarnos el pan vendiendo nuestro trabajo.

Sí, nosotros lo olvidamos, pero ellos no; en estos momentos la derecha y la ultra derecha, conformada en buena parte por empresarios, gobiernan el país, pues paulatinamente han ido colocándose de manera estratégica en todas las esferas del poder público, han llegado ahí postulados por todos los partidos políticos, y se encuentran sobre representados en la Presidencia de la República, en el Congreso de la Unión, en los gobiernos y en las legislaturas de los estados, en los cabildos de los municipios, en las dependencias federales, haciendo leyes que favorecen a la clase social a la que pertenecen.

Ejercen el poder ávidos de arrancarnos nuestras conquistas laborales, acostumbrados al doble discurso, pretenden imponer condiciones de explotación, inventando conceptos como reforma estructural laboral o la nueva cultura laboral, que pretenden la eliminación de los contratos colectivos de trabajo dando lugar sólo a la contratación individual, la eliminación de la ley de la jornada laboral de ocho horas para que el patrón imponga la duración del horario de trabajo, pugnan por la desaparición de los puestos laborales, a fin de que los trabajadores sean todólogos que lo mismo hagan labores de limpieza, mandados, sean obreros, artesanos, realicen labores calificadas o profesionales.

Comulgan con la idea de que las necesidades de la población, las necesidades sociales, no existen; sólo son necesidades particulares que cada individuo debe satisfacer con su magro salario.

Por ello, los empresarios deben estar fuera del gobierno.  Los empresarios sólo deben cumplir con la tarea de crear empresas y empleos, ya que cuando gobiernan se convierten en enemigos de los trabajadores.

Martha Evelia Gaytán Escobedo es Licenciada en Trabajo Social y en Derecho, con especialidad en Derecho Fiscal; ex presidenta del Congreso Estatal de Trabajadores (CETA) y actual Secretaria General de la Sección Aguascalientes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.