El Cafecito


Deja un comentario

El beso oaxaqueño. Una historia de amor y de derechos humanos, por Enrique Puente Gallangos

beso

La experiencia de los derechos humanos es aún una experiencia universal e intrínsecamente jurídica. Pero eso no quiere decir que dicha experiencia solo sea universalmente jurídica. La experiencia de los derechos humanos implica tres estrategias: la investigación, el activismo social y el litigio jurídico.

La investigación, monitoreo y elaboración de informes del actuar de los órganos constituidos Internacionales, Federales, Estatales, Municipales y todo aquel que tenga el carácter de autoridad y sobre todo no siendo autoridad tenga el Poder. En la experiencia de los derechos humanos son las autoridades y quienes tienen el Poder, los que están obligados a cumplir la ley y a someterse a su coacción. ¿Por qué las autoridades y los sujetos con Poder? Porque son ellos, los que tienen Poder y su exceso en el ejercicio de ese Poder de acción, de omisión, los que vulneran el espacio de los derechos humanos.

El activismo social es parte de esta experiencia de los derechos humanos. Educación a la comunidad, la practica en el tribunal de la opinión pública, calles, escuelas, oficinas de gobierno, prensa, radio, etc. Una sociedad que no esté educada y bien informada en la materia de los derechos humanos, es muy probable que en estos momentos se le estén violando esos derechos sin saberlo.

Como parte de una estrategia integral, investigación, activismo en la materia de los derechos humanos, se encuentra la estrategia jurídica ante los tribunales. Tribunales Federales e Internacionales sobre todo. Pero una estrategia jurídica que sea pertinente, implica un litigio jurídico en los Congresos que hacen las leyes, en los Órganos administrativos del Poder Ejecutivo que aplican estas leyes y emiten actos fundados en ellas, y para complementar un litigio en el lugar donde los jueces interpretan y aplican estas leyes. No es sencillo delimitar el campo de acción de las autoridades y de los sujetos que tienen el poder, como es bien conocido por los juristas el campo del derecho tiene sus zonas de indeterminación, sus lagunas, sus contradicciones, etc. Estas zonas de excepción y poco conocidas por la sociedad, son usadas indiscriminadamente para ejercer el Poder y en consecuencia violar los derechos humanos.

Esta experiencia de los derechos humanos tiene muchas historias por todo el mundo, a través de generaciones y generaciones. Estas historias como algunas historias, son historias de amor. En Oaxaca se vivió una historia de amor, una historia de amor sin derechos, una historia de discriminación de amor. Un artículo 143 del Código Civil de Oaxaca que limitaba solo a parejas heterosexuales construir su historia de amor. Tres parejas del mismo sexo y su abogado Alex Alí decidieron escribir una historia de amor y de derechos humanos “El beso oaxaqueño”.

El beso oaxaqueño, es una historia que se dividió en tres capítulos: La investigación, el activismo social y el litigio jurídico. Alex Alí supo comprender el deseo de estas tres parejas, supo buscar el camino correcto dentro del laberinto que presentan las leyes de este país. Una historia que se llevó casi dos años para llegar a su culminación. El reconocimiento de los matrimonios monoparentales en Oaxaca.

“El beso oaxaqueño” es el parte aguas del estudio estratégico de los derechos humanos, es una historia que será contada en los libros de texto en las Facultades de Derecho y que ya se cuenta. “El beso oaxaqueño” es un punto de inicio que ha permitido a otras parejas poder besarse. “El beso oaxaqueño” no solo permitirá besarse a parejas del mismo sexo, o a parejas heterosexuales. “El beso oaxaqueño” es el inicio de una lucha por el reconocimiento de los derechos humanos, los regionales, los universales y los globales. La lucha por el reconociendo de los derechos humanos aún está en el preámbulo de su construcción.

 

 

Enrique Puente Gallangos es Licenciado en Derecho, Maestro en Derecho Constitucional, Maestro en Psicoanálisis, Especialista en Psicoanálisis para Niños y Adolecentes y Master en Psicoanálisis y Prácticas Socio-educativas en FLACSO Virtual Argentina. Estudia el Doctorado en Derecho en CIJUREP, en la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Es además catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad Regional del Sureste y de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.