El Cafecito


Deja un comentario

[cuarto regreso], por Pablo Antúnez

CuartoRegreso copia

Los ángeles aún siguen dormidos.

Ahora no necesitas caminar de puntitas con un cuchillo en las manos.

¡Nena!

Si notas que tus senos quieren  estallar,

¡Sacude la cabeza y acomódala en la roca que cae del cielo.

¿Sabes?

la roca que cae es vida,

es vida lenta y profunda.

¿Crees en la lluvia?

Yo creo en la lluvia y en los cisnes.

La lluvia da vueltas en mi cabeza si estoy desnudo

y los cisnes picotean mi fe cuando vienes a mí.

A veces los cisnes me hacen desangrar sobre tu espina dorsal.

¡Nena!, te sé morir, vaciar y sé beberte.

Aún recuerdo que apedreé tu cara donde escribí mi nombre.

Yo gruñí como un perro al mirarte ajena.

Sé que eres tú, cuando vienes a mí con tus ojos de monja rabiosa.

Tus ojos de monja rabiosa los conozco bien.

Sí, el amor cala

lo sé cariño, lo sé.

Quema como la rosa

como la sal

como tu estúpido regreso.

Quema demasiado.

* del libro “Mi casa se ha vuelto ave”

 

 

Pablo Antúnez (Durango, México) Practica la poesía y la narrativa. Es autor de los títulos: El amor es una bestia sin huesos (poesía), Mi casa se ha vuelto ave (poesía), Lecciones del cuervo y otros cuentos (narrativa) y Amárrate a una escoba y alcanza el cielo (poesía). Premio IMAC de poesía, 2013. Tercer Premio Internacional Atiniense, 2010.

Anuncios


2 comentarios

Marcela no habla de amor, por Pablo Antúnez

marcela copia

Marcela nunca habla de amor.

En su habitación no hay dibujos ni frases amorosas.

Si me lleva al comedor y me sirve un té

no es para hablarme de amor.

Si finge recibir un mensaje de otro hombre, no es para hablarme de amor.

Cuando saca mis zapatos si me quedo dormido en el sillón

o me dice al oído que es hora de dormir;

si me tapa los ojos con el sostén o esconde un lado de mis calcetines; cuando se acuesta bocarriba y dice: ¡aplástame!;

si canturrea una pieza de Bach mientras me desnuda o introduce un pedazo de hielo bajo mi ropa;

cuando aprieta sus pechos contra mi cara o mordisquea mi oreja muy quedito;

si me mira fijamente como si tuviera ganas de volar.

Todo lo que ella hace, no es para decirme que eso se llama amor.

 

Marcela no habla de amor y dudo que ahora empiece a hacerlo.

*del libro Fuera de cualquier paraíso habitual

 

Pablo Antúnez (Durango, México) Practica la poesía y la narrativa. Es autor de los títulos: El amor es una bestia sin huesos (poesía), Mi casa se ha vuelto ave (poesía), Lecciones del cuervo y otros cuentos (narrativa) y Amárrate a una escoba y alcanza el cielo (poesía). Premio IMAC de poesía, 2013. Tercer Premio Internacional Atiniense, 2010.