El Cafecito


1 comentario

Pensando en #internetnecesario y en los aguafiestas, por Onésimo Flores

Esta mañana estuve siguiendo las actividades de la banda del #internetnecesario, un movimiento que usa las redes sociales para protestar contra la propuesta de gravar con un 3% las telecomunicaciones en México. Su mensaje al Congreso es sencillo: no desincentiven lo que necesitamos promover.
El movimiento tiene una historia interesante, que Andrés reseña aquí. Un tuit para acá, un tuit para allá, y de pronto explotó un alud de manifestaciones de inconformidad que pudieron aglutinarse gracias a twitter. El caso es que el movimiento agarró tal fuerza, que algunos tuiteros fueron a entrevistarse la semana pasada con la Comisión de Ciencia y Tecnología en el Senado (acá puedes ver el video).
Ahí estaban, una bola de arrobas desconocidos, diciéndole al Presidente del Senado que el acceso digital es indispensable para la vida democrática, para el desarrollo económico, para el sano esparcimiento (porn?), para las comunicaciones, para romper los monopolios, y para muchas otras cosas. Hay conteos que hablan de 10,000 tweets que replicaron lo que se discutía en el Senado ese día.
Ese día yo caminaba de la escuela a mi casa, y pude enterarme, gracias a mi celular, de esa reunión que ocurría a miles de kilómetros. Pude leer los argumentos de @andreslajous, de @apisanty, de @lion05, de @antoniomarvel, de @albertoserdan y de muchos otros. Fueron enfáticos en decir que hablaban a título personal, que nadie los eligió, y que no nos representaban.
Pero a mí, al menos respecto a esta causa, si me representan. Es más, los nombro mis diputados.
El movimiento de #internetnecesario me gusta porque no se limita a defiender el ahorro de $20 pesos de una hora de cibercafé. Sus proponentes luchan por un principio, por una idea. El resistol que une a sus miembros no es identidad de clase, ni una ambición por ocupar posiciones de poder, ni siquiera una afinidad ideológica. Algunos tuitean desde sus computadoras, otros desde las computadoras del ciber de la esquina. Al leer los tuits de quienes se han sumado, puedes encontrar viejos y jovenes, hombres y mujeres, ricos y pobres, izquierdosos y derechosos, políticos y apolíticos, fans de Shakira y fans de DJ Tiesto.

Reconocen que el país tiene problemas económicos y saben (aunque no todos lo digan) que en algun lugar se tendrá que meter tijera en el presupuesto. Por eso, el movimiento invita a los congresistas a deliberar respecto a alternativas. Algunos tuiteros proponen bajar el presupuesto a los partidos. Otros proponen reducir sueldos y gasto corriente en la administración federal. Unos más creen que hay otros impuestos que harían menor daño (como yo acá). Lo reelevante es que estos ciudadanos no se conforman con dejar que la decisión se tome sin defender públicamente los méritos de sus puntos de vista.
Dado que hay un elemento de discrecionalidad en la decisión final, es importante que este segmento de la población levante la voz y defienda lo que considera toral para el país. En México eso antes se hacía exclusivamente a través de llamadas telefónicas de poderoso a poderoso (que culminaban en intercambios de favores), o vía las demandas de un líder con capacidad de mobilización clientelar (que culminaban en relaciones de dependencia). La tecnología, de pronto, empodera a un segmento de la población que antes no tenía voz para ejercer su ciudadanía.
Bueno. El caso es que esta mañana los tuiteros salieron a las calles. En el DF se citaron en el Parque Hundido, con la intención de conocerse, tomarse una fotografía y demostrar que hay rostros atrás de las arrobas. Yo estuve siguiendo el evento a distancia, otra vez a miles de kilómetros, gracias a que @antoniomarvel preparó una transmisión vía internet por UStream. Sé que hubo intentos de reuniones similares en Chiapas (organizada por @isain), en Guadalajara (organizada por @othaner), en Cuernavaca (organizado por @luisalbertoc) y en Monterrey. En el DF pudieron reunir a más de 140 activistas, número mágico en el mundo de twitter, suficientes para tomar esta foto:

i450

Foto de @elpozo. Esto es lo que dice el “tuit humano”: @congreso esto tambien es internet hay que impulsarlo no gravarlo #internetnecesario para todos los @mexicanos RT
Las fotos rápidamente comienzan a aparecer en los medios (por cierto acá hay unas fenomenales imágenes 360 grados, producidas por @toursvirtuales), y hasta el Senador Carlos Navarrete — que ya sacó su cuenta de Twitter — opinó al respecto: “Estoy al pendiente de su acto ¡ánimo! Seguimos intentando eliminar el 3% a telecomunicaciones. Buena foto”.

 

Así estaba, ilusionado por lo que observo que está sucediendo — con velocidad tuitera — en mi país, cuando alguien me reenvía esta columna de Victor Hernández en el Sendero del Peje. Vaya aguafiestas. Aquí un segmento:

…Pero la foto en cuestión, lejos de mostrar gente con una apremiante necesidad de que no les suban 30 o 40 pesos el precio de internet, lo que muestra es un grupo francamente pequeño de muchachitos con laptops (las de Apple se notan más), blackberries, Playstation Portables, y iPhones que parecen más interesados en salir en una foto que en cambiar el paquete económico.

Basado exclusivamente en la imagen que muestran no faltará quien piensse “¿Es creible que alguien que puede pagar por un iPhone o una laptop Mac G5, o un blackberry NO puede pagar 30 pesos más por internet?”

debido a la falta de experiencia en activismo político—y exceso de ego—estos muchachitos de #internetnecesario acabaron auto-inmolándose.

¿Quién los va a tomar en serio ahora?

Si los #internetecesario realmente quieren cambiar las cosas deben unirse a un movimiento de izquierda como el que encabeza Andrés Manuel López Obrador. No sólo porque fue la derecha (PRI-PAN) la que los agredió con el impuesto a internet; no sólo porque los únicos legisladores que los escucharon fueron de izquierda; sino porque es en la izquierda en donde se tiene la experiencia y el oficio para hacer protestas que realmente funcionan.

 

Uta. Siguen sin entender. Los ricos vs los pobres. Los de izquierda contra los de derecha. La oligarquía contra las clases populares. Los espurios vs. los legítimos. Traté de dejar un comentario en la página, pero por algún motivo nunca pude. Así que decidí postear mi comentario aquí, una cosa llevó a lo otro, y tienen este post. A Víctor y a sus secuaces del Sendero del Peje les digo:
No sé si todo esto sea suficiente para lograr eliminar el estúpido impuesto del 3%. Sin embargo, lo cierto es que esta protesta tiene muchas más posibilidades de cambiar algo que las tradicionales marchas y bloqueos. La gente que vieron ahí son mexicanos que nunca antes se habían movilizado. Es una población fuera del alcance de los partidos. No forman parte de ninguna clientela. Con todo y esas laptops, que tanto molestan a sus articulistas, tienen derechos políticos para externar su punto de vista.
¿Por qué ven como deseable que se incorporen a las estructuras políticas que tanto detestan, y que NO los representan? ¿Por qué pretender absorber su causa — que aglutina — en la de ustedes — que divide —?
No, espero que no decidan unirse “a un movimiento de izquierda como el que encabeza Andrés Manuel López Obrador”. En todo caso que los políticos — de todos los partidos — se bajen de su pedestal y comiencen a escuchar a este segmento de la población que ha comenzado a organizarse.
Si los políticos no lo hacen, los va a arrollar el tsunami. Incluído al Peje.

 

 

 

 

Onésimo Flores estudia el Doctorado en Planeación Urbana en el MIT. Puedes seguirlo en su blog (http://www.ciudadposible.com/) y su Twitter (http://twitter.com/oneflores).

Anuncios