El Cafecito


Deja un comentario

Qué esperar del próximo(s) presidente(s), por Noe García Gómez

Como yo no voté por Calderón y viví de cerca el proceso electoral, y coincido en buena parte con el TEPJF en el sentido de que el presidente Fox intervino indebidamente en el proceso y también indebidamente se inmiscuyeron las cámaras empresariales, y observé cómo el IFE realizó todo lo posible para no dar certeza a la elección y a los resultados, etc., etc., etc., daré mi opinión a grandes rasgos de que deseo no esperar de Calderón y que deseo esperar de Andrés Manuel López Obrador.

Felipe Calderón

1.- Que no siga la política de represión y linchamiento contra los movimientos sociales: algo difícil de que ocurra, pues sus actitudes demuestran una política de ese tipo. Avalando las intervenciones policíacas de la PFP en Texcoco-atenco, SICARTSA y Oaxaca además de la especulación en la designación del Gobernador con licencia de Jalisco y represor de Alter mundistas Ramírez Acuña como secretario de su gabinete la política que seguirá será la del garrote.

2.- Que no dé más dadivas y concesiones al dúo-polio televisivo: el nombramiento de Luis Téllez es el representante en México del Grupo Carlyle, grupo de las venias de Televisa y que impulsa las privatizaciones de sectores como las telecomunicaciones, ¡oh coincidencia!

3.- Que no impulse la privatización de los energéticos y que no sigan con el saqueo a los recursos de PEMEX:  la primera por suerte no depende del Ejecutivo y convencer a dos tercios de la cámara, algo así como 330 diputados, es cosa que por fortuna se ve complicada; la segunda, ni con mis buenos deseos y muchas peticiones se lograra, la designación de Georgina Kessel que como ella lo dice en un ensayo llamado Liberalización comercial y crecimiento económico: “Las condiciones internas y el sistema de incentivos que se está generando mediante la apertura comercial, la desregulación y la privatización, son los más apropiados para alcanzar los objetivos de crecimiento económico”[1]; esto se traduce en que mientras no se privatice PEMEX, para qué modernizarlo, mejor seguir teniéndolo no como una caja chica del gobierno, sino como la gran caja.

4.- Que no siga el modelo económico existente: cosa más que difícil, dificilísima, con Agustín Carstens empleado del Fondo Monetario Internacional como Secretario de Hacienda y Eduardo Sojo, egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, designado Secretario de Economía, el mensaje es no sólo que se tendrán la misma política económica, sino que se empleará a raja tabla sus máximas neoliberales: adelgazamiento del estado, poder inmenso para el mercado, y muchos números bonitos en lo macro, pero pocos resultados en el bolsillo de la gente.

5.- Que no polaricé más al país: si tiene Calderón ahora como “presidente” (nótese las comillas) como asesor interno o externo al español Antonio Solá, que fue el autor de la campaña sucia y su técnica tiene la influencia del propagandista nazi Joseph Goebbels, será cosa más que complicada.

Andrés Manuel López Obrador

1.- Que sea un contrapeso de la actual elite gobernante: que sus propuestas y puntos no sólo queden en buenas intenciones que diga “los cómos” y “los cuándo”.

2.- Que deje a un lado el pragmatismo: que haga a un lado la política pragmática de las encuestas e imagen, que deje a un lado las alianzas coyunturales que sólo traen losas para la izquierda, que se retomen los principios y la ideología.

3.- Que permita que confluyan todas las izquierdas no con o en una persona, sino en un proyecto: que haga entender que la izquierda no necesita de caudillos, necesita de proyectos y rumbos y esos son los que deben regir la vida de los grupos y personas de izquierda, ¡la esperanza no está en un hombre, está en un proyecto distinto!

4.- Que nos devuelva esa esperanza que él nos mostró y que la derecha a muchos ha robado: que con sus acciones y siendo un líder y no un caudillo nos muestre que siguen existiendo esperanzas para el cambio que necesita el país, que nos muestre que aún con todas la andanadas de la derecha por aferrase al poder.

5.- Que impuse las reformas social y políticamente necesarias, como la de seguridad social, una reforma electoral de fondo, la de régimen de gobierno, la de salud y del trabajo.


[1] http://www.cidac.org/vnm/libroscidac/mexico-cambio/Cap-6.PDF

Noe García Gómez es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Aguascalientes; es Presidente de la Secretaría de Asuntos Juveniles del PRD en Aguascalientes. Opínale: honoerato@hotmail.com


Deja un comentario

¿Tenemos la televisión que nos merecemos? (II/II), por Noe García Gómez

Prendes la televisión, miras unos segundos: nada. Cambias de canal con — y que en estos casos se convierte en una bendición — el control remoto, picas y picas y pasan y pasan canales porque no hay nada.

Las barras programáticas de Televisa y TV Azteca están agotadas, no se cansan de reciclar sus mismas fórmulas. Pero te encuentras con que el público a la larga, se conforman con la estupidez y la enajenación, con la monotonía y lo soso y que estas repetidas y aburridas fórmulas hacen que optes por — otra que se convierte en una bendición — la televisión por cable.

En el duopolio sólo ves: en la mañana, noticieros tendenciosos y pedantes; mediodía, infomeciales de 2 horas o programas de “variedades” que son otro tipo de informerciales pero con secciones; tarde, telenovelas que tienen 30 años cuando menos de repetir la fórmula de la pobre niña que le hace la vida imposible la antagonista y al final se queda con el ser amado, claro que varían para los jóvenes, es lo mismo pero en grupal; noche, más telenovelas, pero con un toque de glamour, ya que es el “horario estelar”; fines de semana, reciclar películas del cine mexicano — que ya hasta de memoria te las sabes — pero a falta de opciones, las vuelves a ver; para los niños, caricaturas compradas en Japón, donde su máxima es resaltar la violencia, o las norteamericanas, resaltar la “bobees”.

Y cito a Jorge Moch columnista de la Jornada: “¿por qué hacer mala televisión si se tienen recursos, capacidad y experiencia para hacer buenos — o no tan malos — programas como los que mencioné antes? En una respuesta al menos parcial se radica el cogollo de toda la cuestión de las motivaciones en la producción de programas de televisión en México. ¿Dinero? ¿Apatía? ¿Estulticia pura? ¿Puras ganas de joder al prójimo?” Yo respondería en parte, pues porque no les exigimos calidad, ni para nosotros ni para nuestros niños y no sólo nosotros como sociedad, ni siquiera las autoridades; no regulan la calidad de contenidos, y es imposible esperar de ellos mismos — el duopolio televisivo — que traten de elevar la curiosidad intelectual, la cultura, el arte, el entretenimiento de calidad; ¿cómo, si tienen a nuestro pueblo aletargado con sus dosis programadas de estupidez e ignorancia con proyecciones administradas día a día por esos mismos organismos megalíticos? Y nuevamente Jorge Moch: “vasos comunicantes del ostracismo y la apatía tan nuestros, las televisoras”.

Otro ejemplo de emotividad son las colectas de fondos, como el Teletón, que no nos hemos dado cuenta que con estos programas de filantropía disfrazada los que más ganan son las grandes empresas dueñas de todo (Bimbo, Telmex, Coca cola, Banamex, Televisa) que realizan un mega anuncio de 24 horas donde promocionan sus marcas y con un concepto excelentemente vendible, “el sentimentalismo”, “el corazón” nos dicen “mírenos somos buenos, somos sensibles a los problemas de nuestros niños”, lo que no nos dicen es que ese dinero que aportan el 100% se los regresarán en impuestos, de nuestros impuestos y publicidad gratuita e imagen para las empresas. Entiéndaseme: qué bueno que se promueva la rehabilitación física de los que menos tienen, que se atiendan a nuestros niños, ¡pero no que se lucre con eso! O al menos a mí me ofende ¿Qué no estas empresas tienen muchísimo dinero? ¿Entonces para qué piden dinero a la gente? ¿Por qué no nos dicen que sus donaciones se las rembolsarán y que obtendrán todos esos espacios de publicidad gratis?

En conclusión y para terminar este artículo de dos capítulos:

Las televisoras nos dan con su programación una constate idiotización; con sus noticieros, una lavada de cerebro; con los teletones, una dosis de filantropía perfumada y con sus editoriales nos resetean la memoria.

Termino con la pregunta inicial: ¿tenemos la televisión que merecemos?

Noe García Gómez es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Aguascalientes; es Presidente de la Secretaría de Asuntos Juveniles del PRD en Aguascalientes.


Deja un comentario

¿Tenemos la televisión que nos merecemos? (I/II), por Noe García Gómez

Comenzaré con una imputación de un diario alemán el Der Spielgel:las televisoras mexicanas son las mayoras emisoras de basura televisiva en el mundo”. Y me pregunto: ¿A esta imputación, nos tendremos que sentir ofendidos y sacar nuestro orgullo patriótico y defender lo indefendible? No estoy en la condición de conocer las televisoras de todo el mundo, ni me he inmiscuido en la programación de las cadenas internacionales, pero lo que sí conozco y mucho es el dúo-polio que compone la televisión abierta en México. En verdad no hay cómo defenderlas de tan grave acusación. Toda su programación esta infestada de un entretenimiento fácil y barato sin oferta para elevar cuando menos la curiosidad intelectual, sólo se vende realidades pintadas y sonrisas provocadas más por la monotonía de los diálogos que por la creatividad e ingenio. La programación en general es bastante mediocre y artificial.

Primero me detendré en los segmentos que deberían ser “los formadores de opinión” e “informadores” (las comillas son por razones obvias y por mi cuenta) de la vida pública del país; los noticieros, estos programas que se han puesto de moda en la programación de Televisa como en la de TV Azteca y que improvisan e impulsan a personajes que sirven como voceros de las empresas televisivas; con una programación de noticias intrascendentes como que se volcó un camión con gasolina o la detención de delincuentes de tercera, además de dar las noticias políticas con comentarios tendenciosos y facciosos que vociferan por órdenes de sus jefes y que responden a pasiones e intereses particulares, ¿a quién le importa la opinión de Adela Micha, Joaquín López Dóriga, Víctor Trujillo, Javier Alatorre, Ciro Gómez Leyva? ¿Quién les dio el poder a ellos para que opinen juzguen y califiquen lo que acontece en el país? Para eso están los especialistas: economistas, politólogos, juristas, lingüistas, filósofos, etc. Pero lo conveniente para ellos— los voceros de los dueños de las televisoras— es que se opine sólo sobre lo que les conviene.

Una moda de los noticieros es ganar el escándalo del día, que sólo lo borrará el siguiente video o grabación — de poca confiabilidad y con poco valor científico, jurídico o técnico — que mañana saldrá. El punto es la nota, es el único y último objetivo, la NOTA y nada más. Qué importa si es cierta o no, lo bueno es causar sorpresa, indignación, asombro y desprestigio; y mejor si va dirigida a personajes que les resultan incómodos y molestos. Los delitos no son tan graves si no están en video; el robo detrás de un escritorio es sólo verdadero si se graba y se difunde. Delitos como el de Los amigos de Fox es un delito menor aunque se haya manejado 100 veces más dinero que en el caso de bejarano y las ligas, ¿por qué?, por dos cosas:  1) La imagen amarillista vende y una investigación documentada aburre a un público teleidiotizado. 2) Los dirigentes de la izquierda incomodan y los de la derecha son muy cómodos para ellos.

Los noticieros cada vez se parecen más a los programas de chismes de espectáculos y que ellos — las mismas televisoras — llaman periodismo de espectáculos; se parecen en su poca confiabilidad, en sacar notas, información y noticias sin ningún valor periodístico, ni investigación por mas mínima que sea, para confirmarla. Las investigaciones las hacen para información inútil o de poca monta, pero que despierta el libido y el morbo, como el trafico de órganos o los OVNIs. Pero para casos de relevancia esos se dejan al escándalo, ¿para que investigar el caso FOBAPROA si los afectados están felices viendo novelas y los partidos de fútbol?, ¿para que indagar en la privatización o no del PEMEX si al pueblo mexicano sólo le interesa la vida de los auto-llamados artistas (artistuchos) que si se casó, o si se embarazó o le puso el cuerno o no?, ¿para qué?, ¿para que  gastar esfuerzos?, dicen las televisoras, ¿para qué despertamos a ese pueblo dividido, mediatizado, despolitizado? Tal vez si lo llenamos de verdad hasta nos critican o cambian a canal 11 o al 22 (que sólo se ven en el DF o en sistemas de cable), mejor seguimos así, vendiendo vidas ajenas por espacios de una hora, que se olviden de los problemas económicos y de que subirá el gas, la luz, las medicinas, el día de mañana; hoy es la vida a través de 27 pulgadas, ¡qué más da comprar o no los cuadernos del niño!, si la villana quiere separar a la pobre niña guapa de su amado en la novela, ¡qué más da si a los trabajadores de México les quitan todas sus conquistas laborales o si el salario mínimo sigue estancado!, si lo que me preocupa es la pobre víctima y utilizada de Niurka o de cualquier artista que su vida privada la haga pública.

La calumnia y linchamiento a todo movimiento social es una constante, no cambió nada con la supuesta transición. Recordemos el linchamiento dirigido a la huelga en la UNAM; las mentiras en torno a la marcha zapatista; las descalificaciones en las marchas de los electricistas del SME; la satanización en torno del movimiento de Atenco; las calumnias a los trabajadores del IMSS; las mentiras en torno a la modificación del Artículo 122; la versión de una sola de las partes (la del Gobierno) en el conflicto de Texcoco; las falsedades en torno al conflicto en Oaxaca; la parcialidad noticiosa hacia el candidato de la derecha en esta última elección; el desprestigio tendencioso a las protestas contra el fraude electoral y el plantón en Reforma. Estemos de acuerdo o no con estos movimientos, ellos sólo están ejerciendo su derecho a disentir y los noticieros deberían informar de manera imparcial y profesional sin emitir comentarios, SÓLO INFORMAR. Pero en todo hay una constante, y es que las televisoras no están para las causas populares, están para los intereses particulares, están para sus intereses.

¿Y quién las va a parar? ¿Quién las regulará? Si los políticos no quieren ni tocarlas con el pétalo de una rosa, no quieren ofender a su santidad la televisión, si las premian aprobando la llamada Ley Televisa.

Continuará…

Noe García Gómez es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Aguascalientes; es Presidente de la Secretaría de Asuntos Juveniles del PRD en Aguascalientes. Comentarios, sugerencias y demás: honoerato@hotmail.com


Deja un comentario

Crónica de un movimiento juvenil anunciado, por Noe García Gómez

El día 28 febrero un grupo de jóvenes estudiantes marcharon por una de las principales calles del estado, todos al unísono exigían la solución a la problemática del transporte público, creo considerar dicha marcha como un evento histórico para los movimientos juveniles, ciudadanos y sociales del estado. Este frente le demostró a la ciudadanía que si puede ser escuchada y que pese a toda adversidad – si la causa es noble y justa – se puede lograr y tener resultados exitosos. Pero recordemos que la manifestación se dio después de agotar todos los medios diplomáticos y de dialogo y que fue consecuencia de una falta de resultados por parte del gobierno.

Recordemos que el 16 de enero de este año se dio a conocer a la ciudadanía de Aguascalientes la creación del FRENTE JUVENIL A FAVOR DE LAS TARIFAS JUSTAS DEL TRANSPORTE PÚBLICO y que en esas fechas pocos creían en el frente pensaba gran parte de los estudiantes, jóvenes y ciudadanía que era justa la lucha, pero que ya no había marcha atrás y que era ocioso luchar – y recuerdo un domingo en una mesa de recolección de firmas que a un par de chavos, al parecer estudiantes, le pedimos la firma se negaron y les cuestionamos: ¿qué no te afecta el incremento?, y nos contestaron “pos ya qué” –; pero el ánimo nunca decayó y seguimos en lucha.

La primera oxigenación llegó en una manifestación el día miércoles 1 de febrero, en donde alrededor de 40 jóvenes en su mayoría de la carrera de bioquímica de la UAA, exigieron en la audiencia pública del gobernador al grito de “solución, solución al problema del camión”; el gobernador se acercó y le planteamos nuestras peticiones:

1.- Que revierta el incremento

2.- Descuento directo a estudiantes en todos sus niveles

3.-Se mejore el servicio y

4.- Se revise la ley en la materia con un carácter social

Se instaló una mesa de negociación. En ella no se veían resultados y más parecían dar largas a las demandas del Frente.

Pasó el tiempo y la segunda andanada de oxígeno llegó en la asamblea del sábado 11 en Casa Terán, en donde se convocó a todos los estudiantes y usuarios del transporte público, siendo ahí donde se sumaron instituciones y sus líderes (CRENA y Prepa Morelos) y se acordó realizar una marcha el día 3 de marzo.

El día 29 de febrero nos llamaron para que fuéramos participes y expusiéramos nuestras demandas en el Consejo Consultivo del Transporte Público, se asistió y repetimos nuestras exigencias, pero no obtuvimos más que negativas y nos reafirmó que dicho dialogo no era posible si una de las partes (gobierno) sólo escuchaba y no nos respondía. Tal “circo” nos hizo tomar una decisión no esperar más y adelantar la marcha y así fue, con doce horas de anticipación, se convocó a dicha marcha.

La marcha se realizó con alrededor de 800 jóvenes y estudiantes, los mayores contingentes eran de la Prepa Morelos y del CRENA, también se vio la participación del CBTIS 195 y de la UAA; la marcha era una fiesta, era una manifestación, pero con el toque de los jóvenes, batucada, un equipo de sonido con música desde electrónica hasta Manu Chau, se realizaron pintas en el pavimento, se brincaba, se bailaba y se cantaba. El contingente hizo suyas las calles, llego a Palacio de Gobierno y lo hizo suyo, tal como hizo suyas las demandas. El gobernador recibió a una mesa de dialogo y públicamente y ante los medios de comunicación se comprometió a:

1.- Otorgar el 50% de descuento a estudiantes y tercera edad

2.-No incrementar las tarifas hasta que se legisle con un carácter social en la materia y

3.- Que se cumplan las promesas de la mejora del servicio.

Por todo esto, creo que es un movimiento y un logro HISTÓRICO, así, con letras mayúsculas, algo que la sociedad creyó que no se solucionaría, un movimiento juvenil-ciudadano lo logró. Además que en este movimiento se vieron los verdaderos líderes estudiantiles del estado, los verdaderos líderes de la UAA, se vio el liderazgo de los de la Prepa Morelos y los del CRENA y es lamentable la actitud de los pseudo líderes (oficiales) que nunca participaron y minimizan los logros obtenidos, que están más preocupados por asistir a los mítines partidistas que luchar por los intereses de la juventud y los estudiantes.

Este Frente y el movimiento en su conjunto nos deben recordar a la sociedad que podemos influir en las decisiones de nuestros gobernantes, que sus decisiones no son intocables y que si no se apegan al interés colectivo, organizándonos podemos cambiarlas.

Cierro diciendo, compañeros, “a gozar de lo lindo, pues al fin se hizo justicia a los estudiantes de Aguascalientes, con el descuento conseguido del 50% a estudiantes”.

Noe García Gómez es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Aguascalientes; es Presidente de la Secretaría de Asuntos Juveniles del PRD en Aguascalientes.

Comentarios, sugerencias y demás: honoerato@hotmail.com

Felicitaciones al Frente: politica_jovenes@yahoo.com.mx


Deja un comentario

Carta abierta sobre el transporte público, por Noe García Gómez

Pensaba utilizar este espacio para escribir un artículo sobre el trasporte público, pero he decidido cederlo y que se publique un documento elaborado por un grupo de jóvenes que luchan por que se revierta el incremento y se mejore la calidad del servicio de transporte público en el Estado de Aguascalientes.

A LA POBLACIÓN DEL ESTADO DE AGUASCALIENTES;

A LA OPINIÓN PÚBLICA;

A LOS USUARIOS DEL TRANSPORTE PÚBLICO;

Atención

ING. LUIS ARMANDO REYNOSO FEMAT,

GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL

ESTADO DE AGUASCALIENTES;

P R E S E N T E

El aumento a las tarifas del transporte urbano decretado hace unos días y que se publica el decreto hoy y entra en vigor a partir del día de hoy, 17 de enero de 2006, es injusto, ya que mientras el salario mínimo aumento un 4% (1.40 pesos diarios), las tarifas aumentaron 25% (1.00 peso por pasaje). Con esta medida elimina de golpe el pequeño incremento al salario, y afecta sensiblemente la economía familiar.

Debido a ello, el aumento a las tarifas del Transporte Urbano de autobuses de pasajeros es un acto de injusticia para la mayoría de la población del municipio de la capital, especialmente para los jóvenes, estudiantes y sobretodo las familias de escasos recursos económicos.

Este incremento se ha pretendido justificar en un “estudio” que nunca se publicó oficialmente, ni se presentó a la opinión pública, menos a la sociedad en general. Por eso, consideramos este aumento injustificado, ya que sólo incrementa las ganancias de los concesionarios y en nada beneficia a la ciudadanía.

En ciudades de los estados vecinos, las tarifas del transporte urbano son más baratas y con rutas similares. Adicionalmente, en Aguascalientes el elevado costo del trasporte y sus incrementos no han significado mejoras en la calidad ni en la ampliación del servicio.

Lo que sí se puede demostrar:

·         Con la nueva tarifa, una familia de cuatro integrantes gastara $1,200 pesos mensuales en trasporte, que equivale a casi un salario mínimo.

·         El servicio es de muy baja calidad y no existe una adecuada planeación en las rutas que lo componen.

·         Existe un mínimo apoyo a estudiantes y es nulo en el caso de madres solteras, discapacitados, ancianos y en los demás sectores desprotegidos.

Por eso, un conjunto de jóvenes ciudadanos y representantes de diversas instituciones hemos decidido organizarnos para manifestarnos y defendernos en contra de esa medida.

Por tanto demandamos:

1.- Se revierta el incremento de 25% a las tarifas del Transporte Urbano de la Ciudad de Aguascalientes.

2.- El Gobierno del Estado, concretamente el C. Gobernador del Estado, como única autoridad facultada, escuche, conozca y actúe congruentemente con los puntos de vista y las condiciones económicas de la población y los usuarios del servicio.

3.- Se reciba en audiencia a este conjunto de jóvenes ciudadanos y representantes, para externar nuestras razones y puntos de vista y que se evite este nuevo golpe a la economía familiar.

A T E N T A M E N T E

“FRENTE JUVENIL EN FAVOR DE LAS TARIFAS

JUSTAS DEL TRASPORTE PÚBLICO”

PD.- Dadas las circunstancias, a lo largo de la lucha se han venido incrementado las demandas, como son las siguientes dos que se agregan y que exigimos se de solución por parte de las autoridades.

4.- Que se realice descuento directo a estudiantes en todos sus niveles.

5.- Que se mejoren las condiciones del trasporte.

Comentario y sugerencias honoerato@hotmail.com

Comentarios, sugerencias y adhesiones al frente politica_jovenes@hotmail.com

Noe García Gómez es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Aguascalientes; es Presidente de la Secretaría de Asuntos Juveniles del PRD en Aguascalientes.


Deja un comentario

Ciudadanía educada y ejercicio de la ciudadanía, por Noe García Gómez

Utilizaré este artículo para lo siguiente; leí el  artículo de Doris con interés y atención, estoy de acuerdo en gran parte de lo que dice, creo que el concepto de la política que trata de hilvanar se lo han o nos lo hemos ganado a pulso los políticos. Pero ahora yo haré de “abogado del diablo” y utilizaré el mismo método para la cuestión de los ciudadanos. Ojalá esto sea una discusión propositiva y un debate interesante para los lectores.

Test: ¿Eres un buen ciudadano?

1.- Vas en tu coche escuchando las canciones de moda en tu auto-estereo, cuando en un alto se te acerca un anciano, indígena, limpiaparabrisas, etcétera, y te pide unas monedas. ¿Qué haces?

a)     Le dices “¿qué le hace falta y en qué le puedo ayudar?”, además de que piensas en la injusticia económica y de mercado que priva en el país por causa de ese mal gobierno.

b)     Le das las monedas de menor cantidad que encuentras en tus bosillos para expiar tus culpas y arrancas tu carro pensando “qué dadivosa(o) soy”.

c)     Subes inmediatamente el vidrio y “ni los miras ni los oyes”, piensas que es gente floja a la que no le gusta trabajar y que, si esta así, es por que no aprovecha las oportunidades que hay en este país.

2.- Estás viendo la televisión y, por mera casualidad, se atasca el control en el noticiero y, por flojera de pararte a cambiarle, te lo chutas. En las noticias hablan de que la economía esta inestable, de que las guerras en oriente matan cada vez a mas niños, que subirán los precios de la canasta básica.  ¿Qué piensas?

a)     En la ineptitud de tus gobernantes y tratas de ver la forma de organizarte con amigos y/o vecinos para enviar cartas o visitar a los que te gobiernan, y recriminarles:  ¿qué es lo que están haciendo?

b)     Te da tristeza con las imágenes de los niños muertos, crees que se debe hacer algo por la economía, y piensas “qué mala onda será para los que se alimentan de esa canasta”, pero cuando termina el noticiero cambias de canal y sigues unas horas viendo videos de MTV, como si nada.

c)     Ves las imágenes una tras otra, oyes los comentarios sin inmutarte, y terminas hastiado de que pasen problemas que a ti no te incumben y optas mejor por sacrificar la comodidad del sillón y te levantas a cambiarle a la tele.

3.-Es época de campaña electoral, ves en la calle infinidad de anuncios de los candidatos, en la TV y la radio te bombardean de spots con frases cortas a las que no hallas ningún sentido, y concluyes que la campaña de los candidatos no te dice nada. ¿Qué haces?

a)     Investigas el historial de los candidatos, buscas y analizas su plataformas electoral y de gobierno (que por ley las registran en los órganos electorales) y comparas toda esa información para decidir tu voto o abstención, en su caso, pero lo haces conciente y con bases.

b)     Te da risa que, campaña tras campaña, los políticos dicen y prometen lo mismo, y el día de la votación sufragas por el candidato más guapo, el partido que esta de moda o simplemente no asistes a votar (y qué, si todos son lo mismo).

c)     Cada que empiezan los spots, le cambias a la radio o la TV y, si de casualidad te encuentras en una plática de política, te retiras o cambias rápidamente de tema; el día de la votación, ni por casualidad se te ocurre votar.

Resultados

Si contestaste con:

Mayoría de a: Eres un excelente ciudadano, el país necesita de gente como tú, ¡felicidades!

Mayoría de b: Eres un mal ciudadano, pero se te reconoce que aún eres humano y tienes sentimientos.

Mayoría de c: Creo que el concepto de ciudadano ni se puede aplicar en ti, francamente creo que eres el reflejo de que la humanidad está en decadencia.

a dónde vamos a llegar

Nuestra Constitución establece los derechos de los ciudadanos en su artículo 35 y dice:

·   votar en las elecciones populares

·   poder ser votado para todo cargo de elección popular

·   asociarse libremente de forma pacífica para tomar parte de los asuntos políticos del país

Y en el artículo 36 de las obligaciones dice:  votar en las elecciones populares en los términos que señale la ley.

Además, el COFIPE (Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales) puntualiza los derechos y obligaciones del ciudadano en su artículo 5 que, entre otros, establece:

·   constituir partidos políticos y agrupaciones políticas y afiliarse a ellos de forma individual y libre

·   participar como observador electoral

Y es obligación integrar las mesas directivas de casilla.  En estos derechos y obligaciones confluyen una gran cantidad de formas de participar en la vida pública y política.

Ahora bien, John Stuart Mill decía que “para la democracia se requieren ciudadanos activos, ya que los gobernantes, independientemente de su ideología, preferirán a ciudadanos pasivos, ya que con mucho gusto los convertirían en un rebaño de ovejas dedicadas únicamente a comer pasto una al lado de la otra y a no lamentarse ni siquiera cuando el pasto escasea”[1].

Cuando se habla de democracia se habla a favor de ella. Se preocupan por su futuro y las virtudes que tiene. Pero pocos la practican y citando a José Antonio Crespo:

“… opuesto a lo que comúnmente se cree, la democracia no está diseñada para actores democráticos, sino exactamente lo contrario. La democracia tiene una arquitectura institucional sobre la base de que no va a lidiar con actores solidarios, honestos, altruistas, patrióticos. No, la democracia es un modelo político para no demócratas. Por eso la división de poderes, los límites constitucionales, vigilancia de los medios, la descentralización de la política, la fiscalización electoral, la rendición de cuentas” .

Y yo agregaría el voto de castigo del ciudadano a los malos políticos y las formas de participación ciudadana, prosigo con la cita:  “En la democracia, todos vigilan a todos por que nadie confía en nadie.”[2] Esto quiere decir: no nos asustemos por lo malo de nuestros políticos, asustémonos de no ejercer los medios e instrumentos que la democracia tiene para que estos políticos nos rindan cuentas.

Las citas anteriores nos podrían dar un panorama personal e individual de nuestra actitud como ciudadanos, ¿qué hemos hecho nosotros para exigirle a nuestros gobernantes? ¿Estaremos cerca de ser ese rebaño de ovejas que no se inmuta ni siquiera cuando el pasto escasea? ¿Creemos que la democracia por si sola debe traer la solución de los problemas del país? ¿O somos flamantes ciudadanos ejerciendo los derechos que la democracia nos otorga y entendiendo por derechos no sólo el acto de votar, sino toda esa gama de participación política, participar en ONG’s, asociaciones civiles, agruparnos libremente, debatir y discutir la cosa pública, exigir a nuestros gobernantes, ya sea por medio de escritos, colecta de firmas, asistir a marchas y mítines, quejas en los medios de comunicación, etcétera?

Al igual que el artículo de Doris, soy un mucho pesimista. Pero en este caso sí hay que proponer, la gran mayoría de la población lo sabe y, si no, se los recuerdo: PARTICIPACIÓN, CONCIENCIA INDIVIDUAL Y COLECTIVA y CIUDADANÍA ACTIVA.  Aquí yo no pido propuestas, sino de que se pongan en marcha las tres anteriores. ¡Háganlo por favor!  Y prometo firmemente respetar sus derechos y apoyar en todas sus acciones que fomenten la democracia y mejoren la vida política de nuestro país.

fuentes

1 J. S. Mill, Cosideraciderations on Representative Government, University of  Toronto Press, p. 406.

2 José Antonio Crespo, Física de la polarización, el universal 7 de octubre de 2004.

Noe García Gómez es Licenciado en Ciencias Políicas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Aguascalientes;  es Presidente del Servicio Estatal Electoral del PRD en Aguascalientes.


2 comentarios

Juventud, divino tesoro, por Noe García Gómez

El desarrollo político-democrático de un país debe atender las demandas e incluir a los individuos de los diferentes sectores que lo conforman (las clases, etnia, religión, sexo, etc.); también se debe tomar en cuenta a los diferentes rangos de edad que conforman la población (infancia, juventud, madurez, vejez), estas etapas de la vida varían según las diferentes culturas y países, y se demarcan en las generaciones. Generación es la representación de un grupo de individuos nacidos en fechas similares y que, de alguna manera, comparten experiencias históricas. La generación joven abarca de los 15 a los 29 años, según lo contemplan el INEGI y la ONU; en México, este rango de edad es el grueso en la pirámide demográfica. Los jóvenes no son un grupo per se al margen de la sociedad, están adentro de las relaciones de la sociedad en su conjunto.  Por tanto, lo que concierna a este sector, indudablemente repercutirá, ya sea en el presente o en el futuro de la vida política-económica-socio-cultural de nuestro país.

Es interesante analizar lo que ocurre entre la política y los jóvenes, ver la forma en que se interactúa por parte de los políticos hacia la juventud, en concreto, entender la forma que actúan y ven los políticos a la juventud.

Los diferentes actores e instituciones que comprenden el sector político tienden a establecer metas y programas en torno a los grupos que le incumbe representar, es cuando ciertos políticos toman la bandera de estos grupos y tratan de dar solución a las demandas y necesidades. Es por eso que partiremos de: ¿qué tanto la política se interesa en la juventud? Refiriéndome con política a todas las dependencias de gobierno, así como a los partidos políticos y los individuos que las encabezan, a los legisladores y demás instituciones e individuos que actúan en el ámbito público.

Es indudable que para los intereses electorales de un partido político, el sector de los jóvenes es un campo que puede definir una elección. En los últimos tiempos, las estrategias de los candidatos son dirigidas en buena parte a estos, ya que es el sector que, en menor medida, tiene una preferencia plenamente definida hacia un partido político o una ideología. Pero hemos visto que los políticos sólo se enfocan a la juventud en los discursos, pero en las acciones y la incorporación, no. Cuántas veces no se habla de la necesidad de impulsar el deporte, ampliar y fomentar la educación de calidad, la creación de empleos, el apoyo a los programas de salud sexual, etc.; temas que tienen una gran relación con los jóvenes. También hablan de renovar las dirigencias partidistas e impulsar candidato joven y sólo se queda en demagogia electorera.

El número de jóvenes en el padrón electoral con rango de edad de los 18 hasta los 29 años, representan el 17.1% y, si se agregan hasta los 34 años, se incrementa al 31.04%; en Aguascalientes el porcentaje de jóvenes es de 19.8% de 18-29 años y de 18-34 años, del 34.84% del padrón electoral. Me pregunto, la juventud, ¿está políticamente representada en proporción a su presencia en el padrón electoral?

La composición de jóvenes en la pasada Legislatura (LVIII) en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión fue de la siguiente manera:

curules ocupadas por jóvenes por partido

PAN    22 PRI    3 PRD    1

Sumada, la representación de los tres partidos, es el 5.03% de diputados con menos de 30 años, del total de los 500.

Y en la actual Legislatura (LIX), se conforma de la siguiente manera:

PAN    15 PRI    6 PRD    7 PVEM    4

Teniendo, en conjunto, sólo el 7.3% de representación juvenil.

La Legislatura anterior del Estado de Aguascalientes (LVIII), de los 27 diputados que tenía, no hubo ni uno menor de 30 años; y la actual Legislatura (LIX) únicamente tendrá un diputado de menos de 30 años.

Pasando a la vida interna de los partidos, sólo el PRD establece en sus estatutos una cuota obligatoria de jóvenes que establece que, por cada 5 candidatos o puestos de dirigencia, uno debe ser menor de 30 años.

Pasando al número de carteras que ocupan los jóvenes en los comités nacionales de las tres principales fuerzas políticas es de:

PAN    2 PRI    no hay datos en la página web PRD    2

En el ámbito de los programas y acciones que deberían realizar la clase política en beneficio de la juventud las cifras sólo son una muestra.

Los datos recientes indican que el 3.5% de la juventud de entre 15-24 años de edad carece de escolaridad, el 13% no cumple la primaria, sólo el 41% cursó la secundaria y sólo el 6.5% llega nivel superior (fuente: CONAPO, Programa Nacional de Población, 2000). En cuanto al empleo, se dice que un tercio del desempleo abierto en el país proviene de los jóvenes de entre 16 y 25 años de edad y, en lo que va de sexenio, se han perdido 569 mil 885 empleos. En cuanto al apoyo del deporte, los resultados resaltan, el desempeño de nuestros atletas en competencias internacionales deja mucho que desear. Además que el impulso a la Educación Física en las primarias y secundarias es sólo como materias de relleno y no como formadoras de capital deportivo.

El número de discursos en campañas electorales dirigido a los jóvenes y la solución de los problemas que les aquejan es contrastante, ya que, si hubiese estadísticas de esto, sería des-proporcional el número de promesas de los que alguna vez fueron a pedirles el voto contra el número de acciones realizadas a la hora de fungir en sus cargos.

Las cifras hablan por sí solas y las conclusiones saltan a la vista. La política no ha sido muy benévola con la juventud. Las grandes transformaciones políticas que ha dado la historia han brotado de generaciones jóvenes y han influenciado el pensamiento de la época. Hoy no se incluyen sus demandas ni su forma de pensar. ¿Cuánto más podrá pasar sin que clamen equidad?

Los políticos deben empezar a cumplir sus promesas, que no busquen a los jóvenes sólo en épocas electorales, que sus acciones se encaminen ya a los problemas de la sociedad, que en buena parte es joven, y que dejen a un lado las discusiones leoninas a las que nos tienen acostumbrados. Que los partidos empiecen a integrar en sus dirigencias a jóvenes; a establecer en sus estatutos cuotas juveniles obligatorias y, en sus programas, acciones en beneficio de la juventud.

Por todo lo dicho, México es un país de jóvenes, las cifras lo dicen en números y porcentajes. En unos cuantos años, la mitad de la población tendrá menos de 25 años, un capital fabuloso que cualquier país de Europa envidiaría. Pero falta que dicho potencial se aproveche, se desarrolle y se capacite para que estas generaciones le den aire fresco a la cultura, a la sociedad y a la política. Además de que hay que tener un reemplazo generacional en política, que sería, un cambio de percepciones, opiniones y comportamientos político-electorales, fruto de la incorporación de nuevas generaciones a la arena política a través de sus actitudes, participación y votación. Es sólo cuestión de que las dos partes pongan de su parte. Que los políticos no sigan aferrándose a las ya reumáticas elites políticas de siempre y que los jóvenes empiecen a interesarse aún más, para traspasar esa barrera que nos ponen, y que ciertos políticos nunca dejarán que caiga.

Noe García Gómez es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Aguascalientes;  es Presidente del Servicio Estatal Electoral del PRD en Aguascalientes.