El Cafecito


Deja un comentario

Los empresarios ejerciendo el poder público, por Martha Evelia Gaytán Escobedo

Es lamentable que los trabajadores de México hayamos olvidado cuáles fueron los orígenes de las prestaciones sociales, económicas y laborales de las que gozamos.

Sí, es lamentable que los trabajadores hayamos olvidado el problema de rivalidad que históricamente se ha dado entre las clases sociales, entre los ricos y los pobres, entre los que tienen capital y los que carecen de él, entre los que acumulan riqueza aprovechando siempre el trabajo barato que les brinda la oferta permanente de mano de obra mal pagada y los que tenemos como única riqueza nuestras manos y nuestro pensamiento para ganarnos el pan vendiendo nuestro trabajo.

Sí, nosotros lo olvidamos, pero ellos no; en estos momentos la derecha y la ultra derecha, conformada en buena parte por empresarios, gobiernan el país, pues paulatinamente han ido colocándose de manera estratégica en todas las esferas del poder público, han llegado ahí postulados por todos los partidos políticos, y se encuentran sobre representados en la Presidencia de la República, en el Congreso de la Unión, en los gobiernos y en las legislaturas de los estados, en los cabildos de los municipios, en las dependencias federales, haciendo leyes que favorecen a la clase social a la que pertenecen.

Ejercen el poder ávidos de arrancarnos nuestras conquistas laborales, acostumbrados al doble discurso, pretenden imponer condiciones de explotación, inventando conceptos como reforma estructural laboral o la nueva cultura laboral, que pretenden la eliminación de los contratos colectivos de trabajo dando lugar sólo a la contratación individual, la eliminación de la ley de la jornada laboral de ocho horas para que el patrón imponga la duración del horario de trabajo, pugnan por la desaparición de los puestos laborales, a fin de que los trabajadores sean todólogos que lo mismo hagan labores de limpieza, mandados, sean obreros, artesanos, realicen labores calificadas o profesionales.

Comulgan con la idea de que las necesidades de la población, las necesidades sociales, no existen; sólo son necesidades particulares que cada individuo debe satisfacer con su magro salario.

Por ello, los empresarios deben estar fuera del gobierno.  Los empresarios sólo deben cumplir con la tarea de crear empresas y empleos, ya que cuando gobiernan se convierten en enemigos de los trabajadores.

Martha Evelia Gaytán Escobedo es Licenciada en Trabajo Social y en Derecho, con especialidad en Derecho Fiscal; ex presidenta del Congreso Estatal de Trabajadores (CETA) y actual Secretaria General de la Sección Aguascalientes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Anuncios