El Cafecito


Deja un comentario

¿Y las propuestas? Sólo guerra sucia y otra campaña de miedo, por Christian Erazo Ortiz

i403

Pareciera que estuviéramos viviendo una de las tantas historias de terror que ha escrito Stephen King y que una de ellas se llevó a la pantalla siendo titulada en español como “La Danza de la Muerte”; la trama del filme, el brote de una epidemia ocasionado por un virus desconocido para la ciencia médica.

Lamentablemente, esto se convirtió en una realidad para el país y nuestro estado, y debido a esta contingencia sanitaria, los partidos políticos y sus candidatos tendrán que hacer un cambio drástico en la forma de llevar a cabo sus campañas, pues hasta el momento el Instituto Federal Electoral (IFE) ordenó para este próximo fin de semana, sábado 2 de mayo, que comienzan legalmente las campañas electorales, la cancelación de cualquier acto multitudinario. Ahora los candidatos se verán en la necesidad de rehacer una estrategia de comunicación diferente, podría ser por vía internet, teléfono, o cualquier otro medio alternativo, a fin de hacer llegar las propuestas al electorado.

Y hablando de ello, la estrategia que implementó el PAN a nivel nacional hasta hace unos días, se centró principalmente en lanzar en los medios de comunicación, continuos ataques, frases ofensivas y discursos agresivos en contra del PRI, infundiendo el miedo en los ciudadanos, por el tema de la inseguridad pública y sin presentar una sola propuesta al ciudadano, abusando otra vez, de la frase de los famosos 70 años que éste gobernó el país.

Pareciera que esta película ya la vi, y sí, fue hace tan sólo tres años en las elecciones federales de 2006, cuando el partido de la derecha retrograda comenzó una guerra sucia y una campaña de miedo en contra del entonces candidato a la presidencia de la república, Andrés Manuel López Obrador, “El Peje”, que a la postre le dio buenos resultados, porque lograron cerrarle el paso al perredista, y gracias a eso tenemos al gris chaparrito pelón y con lentes como presidente, y que a tres años de su gobierno ha sido incapaz de cumplir una sola promesa de campaña, quien se autodenominó como “presidente del empleo”.

Es así que ahogados en la inmediatez de las encuestas y con el temor por perder la mayoría en la Cámara de Diputados, Acción Nacional, activó hace unos días una campaña mediocre, y tan pobre en propuestas, que resulta insultante para la sociedad. El Títere de Calderón, Germán Martínez, se ha empeñado de manera insolente, en emitir mensajes infundados en contra del PRI, tratando de revivir fantasmas y resucitando a personajes que pasaron a la historia, y que bien o mal contribuyeron a la construcción de un país moderno, en el que había empleo, estabilidad política, económica y social. Ojalá que Germancito y su equipo de publicistas, se abstengan de obtener beneficio político a causa de esta situación tan delicada de salud pública.

Pero ellos (los panistas), ¿qué entienden de gobiernos eficientes y capaces?, si como gobernantes han sido buenos publicistas, que es lo mejor que saben hacer, realizar campañas de miedo y ataques al adversario.

Para el PAN,  el poder dejó de ser una herramienta al convertirse en un fin, y eso ha generado que apliquen al interior una estrategia de neo corporativismo, estableciendo alianzas con quienes aborrecían y despreciaban en el pasado, me refiero a los sindicatos. Y que luego de haberse aliado en el 2006 con el Sindicato de Trabajadores de la Educación en 2006 y su célebre líder, Elba Esther Gordillo, ahora, el gerente del PAN, perdón el presidente Germán Martínez, ofreció una candidatura para diputado plurinominal al líder nacional de los trabajadores del IMSS. Revirando a la frase que diría títere de Calderón, qué poca… congruencia del partido de la derecha, que siempre ha ido en contra de los derechos de la clase trabajadora, y que si en sus manos estuviera, las organizaciones sindicales desparecerían, pero por tal de acarrear votos para su causa hace hasta lo impensable.

Señores del PAN, lo que tanto criticaron y que desde la oposición se daban baños de pureza, formándose una falsa imagen de políticos “limpios”, ahora que son gobierno se han convertido en el partido de las prácticas clientelares, de la corrupción (sexenio de Vicente Fox), de las promesas incumplidas, de las incapacidades para resolver los problemas que aquejan a México, se han convertido en el partido que hace uso descarado del aparato gubernamental para asegurar los triunfos, los que compran votos, los que manipulan con la fe y los que desvían recursos públicos para sus campañas.

¿Dignidad de la persona humana, bien común, solidaridad y subsidiaridad? Son los cuatro principios fundamentales de la Doctrina de Acción Nacional, y que los mismos panistas han traicionado, a cambio de obtener poder y dinero. Si el fundador de ese partido, Manuel Gómez Morín, viviera y se diera cuenta de la forma en cómo actúan sus militantes, seguramente se volvería a morir.

Seguramente seguirán empecinados en enlodar las elecciones, alejados de la inteligencia y de las campaña propositivas, que al cabo el fin justifica los medios,  así como lo dijo en algún momento el ex presidente nacional del PAN, Manuel Espino: “el engaño, la simulación, la incongruencia, la mentira o la calumnia, no son tan perversas si se utilizan en beneficio propio” (Álvaro Delgado, El Engaño, Editorial Grijalbo, 2007).

P.D. Todos y todas deseamos que este grave problema de salud pública se resuelva pronto, por lo que es fundamental acatar las medidas preventivas que han dictado las autoridades de salud, y hacer lo que a cada quien nos corresponda.

Christian Erazo Ortiz es Licenciado en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Anuncios


Deja un comentario

Nunca antes visto: después del 2 de julio, el México bicolor, por Christian Erazo Ortiz

Parecía que estaba presenciando una carrera de caballos o de automóviles, pero lo que estaba observando era la carrera por ganar la presidencia. Un caballo con el jinete López Obrador y el otro, con Felipe Calderón, comenzaban la persecución.  Cuando algunos creían que la lucha por los Pinos sería entre tres, sólo fue entre dos, la izquierda y la derecha.

Creo que nunca antes los mexicanos habíamos presenciado tal competencia político electoral. En la que el vencedor lo haría por una nariz (como dijo la buena amiga Doris) y que en la meta veríamos un final de fotografía. Y así fue, tras dejar atrás los resultados del PREP, mismos que no avalaron el triunfo para ningún candidato, y arrancar con el conteo al mismo tiempo en los 300 consejos distritales existentes en el país, comenzaría el recuento de acta por acta. Y con ello, el nerviosismo de los seguidores de un candidato y de otro.

Para no hacérselas larga, el Peje perdió la ventaja con respecto a su principal adversario Felipe Calderón, aproximadamente a las 4:30 de la madrugada del  jueves 6 de julio, siendo que desde que inicio el conteo de actas, López Obrador llevaba la ventaja, y por lo tanto seguidores de AMLO durmieron contentos, pero se levantaron tristes, mientras que con los de Felipe Calderón ocurrió a la inversa, ya que el panista no volvió a perder la ventaja hasta la conclusión del computo del 100 por ciento de casillas instaladas en el país.

El gran derrotado en estas elecciones sin duda es el PRI, por primera vez en su historia, el tricolor es la tercera fuerza electoral. En ningún estado ganó. El mensaje es claro, la ciudadanía ya no concuerda con los ideales o la plataforma política que pregona este partido. El voto duro que presumían tener los priístas solo fue virtual, no real.

¿Acaso desaparecerá el partido que continúa albergando a los dinosaurios de la política o apostará por la total renovación? Incluso, el PRI podría comenzar por cambiar de siglas, porque la marca — en términos de marketing — ya no vende. Tendrá que definir claramente si es de izquierda o de derecha. En el mundo, ningún partido puede andar a medias tintas. La campaña pasada por la presidencia se caracterizó de principio a fin por la lucha cuerpo a cuerpo, entre el candidato de la izquierda (AMLO) y el de la derecha (Felipe Calderón) y quedando en el olvido por el imaginario colectivo, la campaña del priísta Roberto Madrazo.

De forma inédita, la República Mexicana se pintó de dos colores: la mitad de azul, correspondiente a los estados del norte, y la otra de amarillo agrupando a los estados del sur. De acuerdo con cifras del IFE, el candidato del PRD Andrés Manuel López Obrador obtuvo el 35.31 por ciento de las preferencias, equivalentes a 14 millones 756,350 votos; por su parte Felipe Calderón, tuvo el 35.89 por ciento que equivale a 15 millones 284 sufragios en su favor. Sólo el 0.58 de diferencia entre un candidato y otro, pero en un sistema democrático, suficiente para ganar una elección.

La campaña mediática del miedo que el PAN lanzó en contra de AMLO, finalmente cumplió con su cometido: no permitir, a toda costa, que el abanderado perredista llegara a ser presidente de México.

Creo que valdría la pena reflexionar y analizar si es necesario que los mexicanos tengamos que presenciar cada seis años, campañas tan prolongadas y carentes de ideas, de propuestas, de planteamiento de soluciones a los diversos problemas que enfrenta México. Estoy de acuerdo que en una contienda se ataque la propuesta del adversario o a éste mismo, pero con fundamentos, porque también los políticos no son unas “lindas palomitas”. En síntesis, la contienda pasada fue muy pobre, miserable y ofensiva para los electores.

Si esto lo trasladamos por ejemplo, a una campaña mediática entre empresas de aerolíneas, en donde una de ellas lanza un spot diciéndole al espectador que de ninguna manera debe volar por el avión de X aerolínea, porque éste se va a caer, y que mejor lo haga por la aerolínea, porque es más seguro Y. Entonces, el espectador rápidamente se forma una opinión de miedo y rechazo hacia el avión X. Sin embargo, si analizamos detalladamente el mensaje, encontramos que si una aerolínea me dice que los aviones de la competencia se caen, pero la que ataca, también sus aviones posiblemente puedan caerse. Esto generaría desconfianza de la audiencia (personas) para las dos aerolíneas, y puede inhibir el deseo de viajar por cualquier compañía de aviones, es decir, las campañas de miedo pueden ser arma de dos filos.

Según el IFE, el virtual Presidente electo es Felipe Calderón, pero habrá que esperar la resolución del Tribunal Federal Electoral, en caso de que proceda la impugnación que presentará la Coalición por el Bien de Todos y su candidato a la presidencia. La moneda sigue en el aire.

Y el que resulte vencedor, está obligado a convocar a acuerdos con todos los sectores sociales y políticos, porque de lo contrario, pondría en riesgo la estabilidad económica y política de México.

Christian Erazo Ortiz es Licenciado en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.


Deja un comentario

II debate: Madrazo, la opción de estabilidad económica y gobernabilidad que necesita el país, por Christian Erazo Ortiz

·         Calderón y López Obrador siguen arriba del ring; ambos decepcionaron

El 6 de junio fue crucial para las aspiraciones de los tres principales candidatos a la presidencia de México; para empezar, el mundo no se acabó y el segundo debate lo pudimos ver, sin que alguna catástrofe apocalíptica no lo impidiera.

Ahora sí, la ciudadanía tuvo la oportunidad de comparar las propuestas concretas de Roberto Madrazo Pintado (RMP), con las de los otros dos, es decir, las del perredista López Obrador (AMLO) y el panista  Felipe Calderón (FECAL).

Desde mi punto de vista, Madrazo reflejó entereza y preparación desde un principio, para enfrentar este segundo ejercicio de presentación de propuestas. Lejos quedo el primer debate, en el que al príista no le fue tan bien como esperaban sus estrategas. Fue concreto, directo con el auditorio, siempre mirando viendo de frente a la cámara.

Mientras tanto, al panista Felipe Calderón lo percibí algo nervioso y sin previa preparación, ya que su dicción no fue muy buena, producto de su nerviosismo, hasta dijo “los invito a debatar” (sic.), para luego corregir la palabra por debatir. En esta ocasión no lo vi tan sereno.

Y en lo que corresponde al “Peje”, su imagen personal me pareció adecuada, un traje oscuro, camisa blanca y corbata amarilla, este último el color de su partido. Sin embargo, su discurso fue el mismo de siempre, dicción lenta, con propuestas dirigidas a los mexicanos que viven en pobreza, tratar de segmentar al país en ricos y pobres.

Así mismo, Patricia Mercado perdió la gran oportunidad de ganar más simpatizantes a su candidatura, me pareció “gris” y sin contenido en sus propuestas, a comparación del anterior debate.

En este sentido, la línea discursiva de Madrazo, durante el debate, fue la de decirle a los mexicanos, que él será el Presidente que garantizará plenamente la seguridad pública en todo el país, que en su gobierno, la delincuencia no quedará de ninguna manera en la impunidad. Tras mencionar lo anterior, dijo concretamente “daremos autonomía al ministerio público, y al Procurador General de la República no lo designará el Presidente, sino el Congreso de la Unión para que la Presidencia de la República deje de ser juez y parte”, con esta propuesta se dará tranquilidad y certeza jurídica al ciudadano que enfrenta un delito en su contra, ya sea por robo o secuestro, para que el ministerio público deje de ser una instancia meramente burocrática, y así poder darle más agilidad a las denuncias, según la propuesta de Roberto Madrazo.

Por su parte, FECAL — con todo respeto para el lector, pero así son sus iniciales —, al inicio parecía que empezaba bien, empero en vez de dedicarse a presentar sus propuestas, se enfrascó en la ya cansada — para la ciudadanía — campaña de ataques contra AMLO y viceversa.

El panista no nos dijo nada nuevo: “el Distrito Federal quedó con una deuda económica muy grande, durante el gobierno de López Obrador no hubo generación de empleos….” , me atrevo a decir que a los estrategas de FECAL se les acabaron los “argumentos” y las ideas, por lo que de aquí al 2 de julio viene la debacle de una candidatura que ha sido inflada por el Presidente Vicente Fox, así como por la porquería de spots producidos por el PAN nacional, para denostar a AMLO, que por las propuestas por el chaparrito peloncito de lentes (cualquier parecido físico con Carlos Salinas o René Bejarano es mera coincidencia).

Quedó claro, Roberto Madrazo es el Presidente que le puede dar una verdadera gobernabilidad a este país, la generación de empleos que tanto necesita y el combate real a la pobreza, que tanto ha lacerado a México. Lo demostró durante todo este segundo debate, mientras FECAL y AMLO se enfrascaron en acusaciones y chismes de lavadero, Madrazo se dedicó a decirle los cómos a la gente, para resolver los problemas que le aquejan a México. El príista se mantuvo sanamente al margen del fuego cruzado entre los mismos de siempre, incluso, en el propio debate invitó a los demás candidatos a establecer un acuerdo de civilidad política, a fin de garantizar la paz social durante y después de este proceso electoral.

Debo confesar que AMLO me decepcionó, ya que escuche propuestas desgastadas y débiles, lo percibo un poco parco y sin poder contestar las aseveraciones que le hizo Calderón sobre el FOBAPROA. Creo que el “Peje” no se preparó lo suficiente para este debate, ya que pienso que no escuchó o ignoró, como acostumbra, producto de su intolerancia, a sus colaboradores, cuando éstos seguramente le dieron opciones para establecer una mejor estrategia de comunicación.

Bueno, de Roberto Campa no hay mucho de que hablar, salvo por alguna propuesta que dirigió concretamente al sector magisterial, no trascendió gran cosa, reflejo de su “pobre” campaña de ideas a lo largo de este proceso electoral. Sin duda, el reprobado en este debate fue Campa Cifrián.

Bueno, que este debate fue un mejor ejercicio que al anterior, ya que la ciudadanía se pudo dar cuenta de quién es quién y por cuál de los cinco vamos a votar, y cito textualmente a la periodista Carmen Aristegui “los debates nos permiten conocer si hay señales de inteligencia en los candidatos”.

Traté de alguna manera de ser lo más congruente con mi forma de pensar al  momento de escribir este artículo para El Cafecito, porque coincido con la periodista Olga Wornat — Autora del libro “La Jefa” y de Crónicas malditas” —, cuando dice que la objetividad en el periodismo es un mito, y ciertamente tiene razón porque el que escribe es un ser humano con emociones, sentimientos, ideales y con un tipo de educación que le inculcaron en su familia, por todos estos factores cuando los periodistas escriben sobre algún hecho, casi siempre en escrito va “impregnado” por su opinión o interpretación personal.

Para finalizar, contundentemente Madrazo Pintado dijo, palabras más palabras menos, “el país ya no debe detenerse en los conflictos, ya no debe criticar el pasado sino más bien, debe ver hacia el futuro, yo garantizo más seguridad, más empleo y menos pobreza”,  y enseguida mostró a la cámara un cartoncillo que decía “con Roberto Madrazo te va ir muy bien”; por lo que este próximo 2 de julio razona bien tu voto, esta la opción de estabilidad económica y gobernabilidad que representa Roberto Madrazo y la de la derecha intolerante e inepta para gobernar (ya lo demostró estos seis años) que representa FECAL (Felipe Calderón) y la mal llamada izquierda de conflicto y desestabilidad representada por AMLO.

Christian Erazo Ortiz es Licenciado en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, es simpatizante de la Alianza por México (PRI-PVEM).


Deja un comentario

El debate, ring de box para candidatos, por Christian Erazo Ortiz

·         Calderón, Madrazo y Campa cambiaron las propuestas por los “golpes”.

·         El gran perdedor, la ciudadanía.

·         Lo rescatable sin duda, Patricia Mercado.

Para algunos, el 25 de abril por fin llegó, para otros simplemente pasaría desapercibida esta fecha. El tan esperado y mermado debate entre los candidatos que buscan ocupar la silla presidencial (por eso a López Obrador no le interesó ocupar la silla que le fue asignada para el debate, ni mucho menos asistir) estaba por comenzar y los protagonistas afinaban los últimos detalles en coordinación con sus entrenadores, perdón, con sus respectivos asesores, para iniciar la batalla como cualquier boxeador que se alista para enfrentar una dura pelea.

Uno de los salones del World Trade Center, acondicionado para realizar este encuentro que albergo a los cuatro candidatos; las cámaras de televisión, la iluminación y el guión que habría de seguir la moderadora para ordenar las intervenciones de cada uno de los candidatos estaban listos, los que no lo estaban, ni creo que lo estuvieron fueron los propios candidatos.

Este ejercicio de confrontar las ideas de uno con otro, careció, a mi parecer, de esto último, a excepción de Patricia Mercado, candidata de Alianza Social Campesina, quien se dedicó a explicar sus propuestas, así como a reafirmar su ideología izquierdista y mantenerse al margen de los ataques entre Felipe Calderón, Roberto Madrazo y Roberto Campa durante gran parte en que duro el debate. Patricia emitió un discurso “fresco” y dirigido a sectores sociales bien definidos, tales como el de las personas con capacidades diferentes, el de la comunidad gay de nuestro país, campesinos y en general el de las mujeres, que son la mayoría en México.

Pude ver a un Roberto Madrazo, tranquilo en ciertos lapsos y seguro de sí mismo de lo que estaba diciendo, pero en otros, algo nervioso derivado de la preocupación por leer bien sus tarjetas de apuntes, en lugar de tratar improvisar hablando siempre de frente  a la cámara. Madrazo le apostó al discurso basado en la crítica al gobierno de Fox y al vínculo de Calderón con éste, al contestar los ataques del panista, en vez de concentrarse en dar a conocer los “cómos” de sus propuestas, que es lo que realmente le interesan a la población. Empero, Madrazo se mostró combativo ante los ataques de Calderón y Campa, quienes formaron un solo frente de ataque contra el candidato priísta.

Por otro parte, vimos a un Felipe Calderón más seguro y motivado, debido en gran parte al resultado de la última encuesta que publicó el periódico Reforma, en la que  Calderón, según esta encuesta, ya se encuentra dos puntos arriba del propio López Obrador. Sin duda alguna, la publicación de este resultado a unas cuantas horas del debate, influyó en el ánimo de los candidatos que asistieron a él. Lo que reflejó a un Calderón, hasta cierto punto, soberbio empleando un discurso demasiado “sloganizado” en el que sólo me dice frases “bonitas” y motivadoras, pero que me hacen pensar en el discurso de Fox cuando fue candidato hace seis años. Aunado a la incongruencia de este, ya que en una de sus propuestas para los trabajadores, señaló textualmente “Propongo a todo aquel que consiga un empleo en determinada empresa, mi gobierno le pagará las cuotas del IMSS durante el primer año de labores”, pues no que López Obrador es el candidato populista que subsidia a la sociedad de manera irresponsable. Esta propuesta del panista realmente me sorprendió, porque la propuesta resulta hasta cierto punto paternalista, lo cual “vomitan” los gobiernos de derecha, como el del “Señor de las botas”.

Y si le agregamos a que Calderón esta rodeado de asesores faltos de ideas, ya que repitió en este debate el mismo discurso que leyera Felipe Aznar, ex presidente de España, en la visita de apoyo al proyecto de Acción Nacional, diciéndolo así, palabras más palabras menos, “Los mexicanos tienen que decidir entre la aventura y las estabilidad, entre la irresponsabilidad y la responsabilidad del manejo de los recursos públicos”. En fin, es Calderón el de “las manos limpias”, aunque a la ciudadanía creo que le interesa más un candidato que les diga cómo va a resolver los problemas, y no que presuma de la pulcritud de sus manos.

En cuanto a Roberto Campa, candidato de Nueva Alianza, parece que le gritaban segundos antes de que fuera el turno de su exposición: “luces, cámara, acción”, luego de que durante todo el debate lo observé muy histriónico, es decir, con poses muy actuadas, con el tono voz muy “acartonado”. Sus intervenciones fueron utilizadas más para contar historias trágicas de migrantes, que para dar a conocer propuestas que solucionen éstas, así como dedicarse a denostar a Roberto Madrazo; éste le respondió acertadamente, señalándolo como un político contratado para candidato a la presidencia y para atacar conjuntamente con Calderón al candidato de la Alianza por México. El objetivo de Campa, no fue el de ganar el debate con base a propuestas, sino el de “golpear” a Madrazo.

En este mismo sentido, creo que este debate quedó a deber, para mí no hubo ganador, incluso el gran perdedor fue la ciudadanía por ver, los que lo vieron, un pobre debate carente de propuestas o ideas, es decir, de falto de contenido porque sólo vi y escuché en gran parte, denostaciones entre Calderón y Madrazo, mostrando ambos a la cámara, las “evidencias” (hojas en blanco, fotos de departamentos en Miami, videocasete, etc.) de su mal desempeño como políticos, en vez de ser conciliadores y explicar sus propuestas al tele auditorio.

La cobertura y difusión a este primer debate, puedo decir que por los medios de comunicación no quedo, puesto que este primer debate se transmitió en vivo por seis canales, si no me equivoco, entre los que pertenecen a televisión pública y de paga, tales como el canal 5, Azteca 7, Telefórmula, CNN en Español, Canal 11 y Canal 22; sin embargo, creo que la mayoría de los aguascalentenses, cuando el reloj marcaba las 20:30 horas, tiempo en que daba comienzo  la transmisión de el debate, posiblemente se encontraban en la Feria festejando el día de San Marcos, o deleitándose con la presentación en vivo de la Sonora Santanera, o simplemente algunos todavía se encontraban en la chamba. No obstante, reconozco que no se perdieron de nada.

Lo que sí queda claro es que los medios de comunicación masiva están contribuyendo de forma responsable e importante para que la sociedad tenga las herramientas mediáticas necesarias que le puedan ayudar a decidir el voto por cualquiera de los candidatos en contienda.

Porque no se vale decir que ninguno de los candidatos nos convence, y que por este motivo no vamos a votar; por el contrario, debemos decidirnos por el menos peor, ni modo, son los candidatos que tenemos como opciones y tenemos que ejercer este derecho que también es obligación de todos los mexicanos.

Finalmente, espero que para el próximo y último debate, éste sea un poco de más altura en cuanto al contenido, y que ahora sí se presente el “Peje”, quien anteriormente hizo tanto alarde de que los debates son necesarios para que la ciudadanía se dé cuenta de las intenciones de quienes nos piensan gobernar.

Christian Erazo Ortiz es Licenciado en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, es simpatizante de la Alianza por México (PRI-PVEM).


Deja un comentario

Luis Armando y su política – espectáculo, por Christian Erazo Ortiz

Ya casi se cumple el año de que Luis Armando Reynoso Femat tomara las riendas del gobierno del estado y de que los aguascalentenses (no todos) formaran grandes expectativas en torno a su gobierno; trataremos, entonces, de analizar algunas de las acciones que más han sonado en la opinión pública, en este primer año.

Para empezar, la base de esta administración estatal será, por lo visto, la fuerte y constante inversión a la promoción turística del Estado de Aguascalientes. Para muestra basta un botón, y con esto me refiero a que Aguascalientes fue sede del evento “Nuestra Belleza México 2005”, organizado por una parte por Televisa y otra por el Gobierno del Estado, mismo que desembolsó una considerable cantidad de millones de pesos para realización de dicho evento, y que en un principio el propio Luis Armando trató de “maquillar”. Aunque ese dinero mejor lo hubiera destinado a la creación de empleos que tanta falta hacen en nuestra entidad, o si no, por qué gran cantidad de personas emigran a los Estados Unidos y a otras ciudades del país buscando mejores oportunidades de trabajo que en Aguascalientes no pueden  encontrar. Pero bueno, todo sea porque la imagen de nuestro gobernador se proyecte a nivel nacional por medio de este tipo de foros glamorosos. Sin olvidar que un día antes de que Luis Armando tomara protesta como gobernador constitucional del estado de Aguascalientes, su “juguetito” el Estadio Victoria, fue escenario para la transmisión en vivo del programa “Otro Rollo” en el que su conductor Adal Ramones hizo mención del “Rayo Mayor” (Luis Armando) y de su distinguida esposa…  Y que ya nada más falta que afuera de este inmueble se vendan figuras de Luis Armando hechas de peluche, aunque no sería mala idea.

En otro contexto, este gobierno intentó cambiar la imagen y el concepto de la Feria Nacional de San Marcos, que en su edición  2005 ya presentó cambios importantes en cuanto a la logística y remodelación de una importante zona de comercio de esta verbena popular. Y que, para variar, la imagen de Luis Armando la vimos en los postes de luz (dentro de la zona ferial), afuera del palenque, etc.; bueno, con decir que faltó poco para que viéramos su fotografía  en las tapas de los inodoros del casino. Había más fotografías de Luis Armando que de la propia reina de la feria, parecía que teníamos a un rey y no reina de la festividad abrileña.

En esta misma línea, debemos de “agradecerle” a nuestro gobernador porque su gobierno dio las facilidades para que Aguascalientes fuera la locación principal para la producción de una telenovela de Televisa – que aclaro, no es que este en contra de que se grabe una telenovela en nuestro estado – sino de que Luis Armando quiera  hacernos ver que su gobierno esta haciendo cosas importantes en materia de turismo, más aún, que quiera figurar como un gran promotor de Aguascalientes y aparecer en la fotografía de la revista TV y Novelas. Si esto generara empleos permanentes e inversiones al estado, sería de maravilla, pero no es así, el hecho de que eventos importantes de repercusión nacional se realicen en nuestro estado no quiere decir que seamos la mejor entidad del país. Al paso que vamos, ya hasta el programa televisivo “Bailando por un sueño” se podría transmitir desde algún lugar de nuestra ciudad.

En cuanto a educación la acción que más repercutió en el año, porque hasta en medios nacionales se difundió, fue la de la creación de la primera Escuela Primaria del Fútbol; a decir verdad, esto ha sido un acierto, ya que los niños que ingresen a esa escuela podrán combinar el estudio con el fútbol, y esto es una forma sana para el desarrollo integral de los niños. Habrá que ver cuantos niños y de que estrato social pueden  accesar a esta escuela primaria.

Sin duda, este gobierno basará su éxito o su fracaso, en la combinación de la política con el espectáculo, acompañada de un fuerte gasto en campañas de difusión en radio y televisión, no sólo a nivel local, sino nacional; si no, vean los spots de promoción turística transmitidos en  Televisa y TV Azteca. Y que toda esta estrategia, supongo, tendrá un interés político por parte de Luis Armando, porque no se descartarían las posibles aspiraciones del gobernador para figurar entre los presidenciables del PAN para el año 2012.  Aunque a lo mejor me estoy adelantando mucho, sin embargo, el tiempo lo dirá todo.

Finalmente es el primer año de este gobierno y obviamente le faltarán muchas cosas por hacer, espero que por el bien de todos los habitantes de la entidad y no nada más de unos cuantos.

Christian Erazo Ortiz es Licenciado en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.  Es simpatizante del Partido Revolucionario Institucional.


Deja un comentario

Un estado de 10, simplemente una frase publicitaria, por Christian Erazo Ortiz

Ahora que Luis Armando Reynoso es gobernador electo y que va conformando su gabinete para encabezar el próximo gobierno estatal, resultaría un poco difícil juzgar cómo será el ejercicio de su administración en los próximos seis años, pues aún  no ha iniciado esta. Sin embargo, con base en sus propuestas de campaña — que, en realidad su única propuesta conocida fue el Estadio Victoria, la opinión pública expresaba que, por la construcción del Estadio, Reynoso Femat ya era el virtual gobernador y que las elecciones representarían sólo un mero trámite —, podemos trazar un “bosquejo” de lo que será su gobierno. Porque según Luis Armando, sus propuestas de campaña están garantizadas para que todas se cumplan durante su mandato.

El gobernador electo ha declarado a la prensa que su gobierno será humano, aunque no haya nada de significativo en esto, porque todo gobierno esta integrado por seres humanos. Este calificativo no representa ningún plus, pues solamente apela al sentimentalismo que pudiera provocar la palabra humano.

Sin embargo, no creo que una persona que llega al gobierno con una visión de empresario, como Luis Armando Reynoso — al igual que Felipe González cuando empezó su gobierno —, vaya a tener una visión humana como él dice. Para empezar, cualquier empresario sólo tiene el afán de lucrar por medio de algún negocio, construcción, etc., y en lo que respecta a sus trabajadores solamente los ve con fines de producción.

Entonces tendremos como gobernador a un empresario, como todos los panistas que ingresan a la política cuando sus negocios están por quebrar o quieren incrementar su capital. Porque, les guste o no, ésta es la situación que se ha dado con todos los gobernantes del PAN, desde que Alfredo Reyes “El Mosco” ganó la presidencia municipal de Aguascalientes.

Bueno, lo anterior fue sólo un paréntesis para saber por quiénes hemos sido gobernados en los nueve años más recientes y, a partir de esto, tratar de deducir la forma en que Luis Armando Reynoso gobernará Aguascalientes.

La administración “luisarmandista” ejercerá su gobierno por medio del proyecto Un estado de 10, mismo que ofreció en campaña como su propuesta formal. Comprenden diez programas que supuestamente abarcan los rubros más importantes para el desarrollo del Estado, como educación, salud, deporte, empleos, etc., y de cada punto de los diez, se desprenderán otros programas sociales. Entonces, será el sexenio de los mil programas, que en el papel podrán ser buenos o no, pero el dilema para Luis Armando será cumplir o no cumplirlos. Porque la frase suena bien y le funcionó en campaña, aunque en ningún momento profundizó sobre esta propuesta de diez programas para el Estado; precisamente para eso son los debates entre candidatos a ocupar cualquier cargo de elección popular, para profundizar las propuestas, argumentarlas y defenderlas. A pesar de que las campañas ya terminaron, la ciudadanía merecía escuchar a fondo las propuestas de cada candidato, porque, cómo podemos saber si la propuesta Un estado de 10 no es sólo un frase publicitaria, vacía, sin algún fundamento, que se queda sólo en un producto de la mercadotecnia.

Como dijo la periodista Carmen Aristegui, la ciudadanía y los medios de comunicación merecemos que se realicen los debates entre candidatos, porque es la única manera de darnos cuenta si existen señales de inteligencia o no, en los que desean gobernarnos. En fin, lástima que no pudimos conocer a fondo la propuesta de Luis Armando, y será para la otra, si es que nos lo permite.

Por otro lado, el gobierno de Luis Armando basará su accionar en la construcción de obras públicas y otras no tan públicas, por aquello de que para ingresar al estadio de fútbol, hay que desembolsar una considerable cantidad de dinero por un boleto, siendo que este inmueble pertenecía al pueblo. Se entiende que se tiene que cobrar por entrar a ver un partido de fútbol, pero no cobrar como si fuera a jugar el Real Madrid con todas sus estrellas.

No debe de extrañarnos si en el sexenio de Luis Armando se construyen obras y que, aparte de que se hacen con nuestros impuestos, todavía se nos cobre por hacer uso de ellas, como la gran obra de la Tres Centurias, que inmortalizará a Felipe González, y que por hacerle algunos arreglos a la estación de trenes, cercaron toda el área y ya hasta nos cobran por entrar.

Luis Armando será especialista en “maquillar” la ciudad de Aguascalientes, con la construcción de flamantes vialidades, un mega estacionamiento para su Estadio Victoria que, por cierto, ya le quitaron terrenos a la Escuela Primaria que está un costado del inmueble, con el propósito de ampliar el estacionamiento.

Al respecto, Luis Armando dice que entre sus acciones de gobierno impulsará como nunca al deporte; más bien creo que impulsará el entretenimiento basado en el espectáculo de fútbol, que no es lo mismo, porque este último es con fines de lucro.

Este gobernador electo, a diferencia de Felipe González, tendrá una mayoría panista en el Congreso Local y, en consecuencia, existirá un peligroso servilismo por parte de los diputados locales hacia el próximo gobernador. Gobernará a su antojo, como lo hicieron algunos gobernadores priístas cuando lo tenían todo de su lado.

El primero de diciembre Luis Armando Reynoso tomará protesta como nuevo gobernador de Aguascalientes, y con ello iniciará un segundo sexenio panista en la historia política de Aguascalientes. Un nuevo gobernador con la imagen tan exaltada y exagerada, que nos hace pensar en Vicente Fox cuando llegó a la Presidencia de la República, con buena imagen, sobrado en confianza, generando expectativas muy altas en los mexicanos y, al cabo de cuatro años, ¿qué pasó?, lo que fue el “efecto Fox” pasó a ser el “defecto Fox”; ahora vemos un presidente desgastado en su imagen, visiblemente cansado y agobiado por ser incapaz de resolver los problemas del país.

Sinceramente, no espero que a Luis Armando Reynoso le suceda algo similar, porque aunque no es comparable un puesto con el otro, sí son parecidas las circunstancias en que llegan al poder, ya que Luis Armando llega a la gubernatura con un gran aparato publicitario detrás, como con el que llegó Fox, hace cuatro años.

Espero que el gobierno de Luis Armando tenga realmente visión humana y que no solamente sea un gobierno mediático; que de verdad resuelva los rezagos que hay en el campo de Aguascalientes, que atienda a los once municipios y no solamente a la capital, que la educación en Aguascalientes no sea sólo para los que tienen poder económico.

Porque hasta hace siete años Aguascalientes era ejemplo nacional en educación, empleo, salud, entre otros rubros, y no es justo que por malos gobernantes, nuestro estado haya dejado de ser ese ejemplo.

Es por esto que hago un atento llamado al “Señor de los Rayos” o, mejor dicho, al gobernador electo, a que reflexione de que no solo de fútbol vive el hombre, este hombre (mujeres y hombres) necesita empleo, seguridad social, seguridad pública, vivienda y educación. Es importante el entretenimiento o el esparcimiento, pero habrá mucho que hacer en materia de desempleo y educación para sacar adelante a Aguascalientes del bache en que se encuentra.

Christian Erazo Ortiz es Licenciado en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, participó en el área de Comunicación Social en la campaña electoral del PRI en Aguascalientes en 2004.


Deja un comentario

El PAN y su carro completo: ¿democracia o “gobiernocracia”?, por Christian Erazo Ortiz

A poco más de quince días de que los aguascalentenses vivimos elecciones para elegir gobernador, presidentes municipales y diputados locales, el  resultado es ya por casi todos conocido; incluso, días antes de realizarse la jornada electoral, los panistas, sobrados de soberbia — y que hicieron recordar a los viejos priístas cuando disfrutaban de las mieles del poder — adelantaron triunfos “aplastantes” contra su histórico adversario político, el PRI, al que mucho o poco le sirvió aliarse con el Partido Verde Ecologista y el Partido del Trabajo para competir en las pasadas elecciones.

Efectivamente, de nueva cuenta Aguascalientes se “pintó” de azul, el PAN gana la gubernatura, diez alcaldías, incluyendo la de la capital, y arrasa en las diputaciones locales, dejándole solo tres a la Coalición En Alianza Contigo, que encabeza el PRI. De esta manera, ahora los panistas felizmente pregonan: “nos llevamos el carro completo”, aunque la frase, insisto, se parezca al triunfalismo que vició por tantos años a aquel PRI que ganaba todo en nuestra entidad.

Desde mi perspectiva, los panistas no deben confundir el “carro completo” con la responsabilidad completa, es decir, la ciudadanía les otorgó la confianza completa para gobernar, y por esto deben responder con doble responsabilidad a esa preferencia de la sociedad por sus candidaturas. Aunque reservo mis dudas en la elección para alcalde de la capital. Y digo  mis dudas, porque a pesar de que Mitofsky reveló que según sus resultados de las encuestas aplicadas casi al inicio de las campañas, de ninguna manera se iba a dar el voto diferenciado, es decir, votar para gobernador de un partido y presidente municipal de otro partido, la opinión pública expresaba lo contrario, se escuchaba en las calles, mercados, tiendas, reuniones familiares, entre amigos, opiniones en noticiarios radiofónicos y televisivos, comentarios de analistas y catedráticos reconocidos como el Dr. Andrés Reyes, quien señalaba que Aguascalientes iba a hacer historia política en la elección del 1 de agosto por la inclinación al voto diferenciado. En pocas palabras la ciudadanía votaría por Luis Armando Reynoso para gobernador y por Carlos Lozano para presidente municipal de Aguascalientes, siendo estos candidatos del PAN y PRI respectivamente.

Ese era el sentir de la ciudadanía antes de que se realizaran las elecciones, porque obedecía a la lógica del sentido común que la opinión pública establecía, es decir, por un lado había un candidato a gobernador por el PAN Luis Armando Reynoso, que venía realizando campaña política desde hace tres años aproximadamente y que permeaba de forma positiva entre la ciudadanía por el logro de construir un estadio de fútbol de primera división y traer al equipo Necaxa, a pesar de las irregularidades en que incurrió el candidato panista cuando fungía como alcalde de la capital.

Y, por otro lado, un candidato a presidente municipal de Aguascalientes, Carlos Lozano, que también ya venía haciendo campaña desde hace dos años y que de igual forma simpatizaba en el  ánimo de la sociedad por su buena fama de promotor industrial y generador de empleos en nuestro estado.

En este sentido, todo esto parecía que inclinaba hacia el malogrado voto diferenciado. Y esto no quiere decir, que Oscar López Velarde haya sido un mal candidato a gobernador, sino que fue un candidato que emergió en la adversidad no sólo hacia el exterior sino también hacia dentro de su propio partido, por la todavía inexplicable renuncia de Oscar González a la candidatura y por la división de grupos en el PRI.  Aun y con toda esta adversidad López Velarde logró tener un importante repunte en las preferencias electorales, por su apurada estrategia mediática que propuso en primera instancia concientizar a la sociedad desde el primer día de campaña, al formular cuestionamientos sobre los problemas que enfrenta Aguascalientes y, a la par, dar respuestas y soluciones concretas a esos cuestionamientos. En comparación con Luis Armando Reynoso, a Oscar López Velarde sólo le falto tiempo.

De Martín Orozco no puedo decir mucho porque jamás hizo campaña por sí solo, siempre estuvo a expensas del candidato panista a gobernador. Y es por eso que sorprende y pongo en duda el triunfo de Martín Orozco para presidente municipal de Aguascalientes, ya que en los últimos años la ciudadanía ha rebasado a los partidos políticos, es decir, los electores han madurado políticamente hablando, por las constantes expresiones de que al momento de emitir su voto, la mayoría ya lo hace por la persona o el candidato y no por el partido. Entonces, si comparamos la trayectoria política entre Carlos Lozano y Martín Orozco al momento de elegir presidente municipal, resulta abismal.

Y bueno, del PRD no hay mucho que decir, porque a pesar de que existen militantes que luchan a diario por levantar a este partido, nada más no logran penetrar en el ánimo de la ciudadanía, y esto se debe en mucho a que el Partido del Sol Azteca en Aguascalientes es manejado por intereses de una sola familia. Manuel de Jesús Bañuelos, ex candidato a gobernador, y Jesús López Chavarría, a presidente municipal de la capital, no lograron llamar la atención de la opinión pública. Al menos creo que no dejaron ver sus propuestas, sólo unos simpáticos y esporádicos spots en radio y televisión, que más que proponer, denostaban a los candidatos del PAN y del PRI. En fin, los resultados electorales para el PRD no son  nada alentadores, pues podrían pronosticar su desaparición de la escena política en Aguascalientes.

Finalmente, acabaré comentando que en la democracia se gana y se pierde, pero hay distintas formas de ganar y de perder, lo menciono por las impugnaciones que oficialmente presentó Carlos Lozano, por los resultados del 1 de agosto en la elección de alcalde para la capital. Creo que Lozano, como cualquier otro candidato, sea del partido que sea, tiene todo el derecho de impugnar y presentar inconformidades  siempre y cuando se produzcan dentro de un marco de paz social. Este derecho lo señala el Código Estatal Electoral.

Si al PAN le molestan estas impugnaciones, no debe olvidar que en las elecciones de Colima del año pasado, los panistas impugnaron los resultados y las autoridades dieron la razón al blanquiazul, para en consecuencia repetir los comicios electorales. De igual forma deben respetar el derecho electoral que prevalece en el país, porque al vivir en país democrático se deben respetar los derechos de los demás, sin ser intolerantes y dejar a un lado los ataques hacia la persona, como la ha hecho Martín Orozco en contra de Carlos Lozano.

Además, como dice el tan mencionado refrán, “el que nada debe, nada teme”; si los panistas y Martín Orozco están seguros de haber ganado la elección, entonces deberían  abrirse el 100% de las casillas, para percatarse claramente quien fue el claro vencedor.

Extrañamente ahora los panistas son asaltados por la enfermedad del poder, práctica que durante muchos años criticaron recalcitrantemente cuando fueron oposición. Y que una vez que accesaron al poder siguieron las viejas prácticas; la alternancia en el poder que tanto pregonaron ya no existe, ahora para el PAN sólo existen “carros completos”, todo o nada.

Pues bien, la moneda está en el aire y en los próximos días estaremos atentos al fallo del Tribunal Local Electoral sobre las impugnaciones presentadas por Carlos Lozano. Y porque habrá que decir que las grabaciones presentadas por el PRI a la opinión pública, delatan una indudable intervención del gobernador en los resultados electorales del 1 de agosto, siendo éste un recurso, si se comprueba como verdadero, causa para anular las elecciones.

Christian Erazo Ortiz es Licenciado en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, participó en el área de Comunicación Social en la campaña electoral del PRI en Aguascalientes, en 2004.