El Cafecito

Poema, por Arlette Luévano Díaz

1 comentario

10960725_10152778343474585_2011265314_o

Para creer, como tú, en las palabras

tendría que existir alguna

que nombrara las manos de mi padre,

una que explicara el peso del mundo,

o el aire que rozó mis dedos en la oscuridad de la noche solitaria.

Tampoco el tiempo me dice nada.

Era 1861, o el invierno del 47,

cualquier día de febrero,

siempre demasiado tarde

y más años sobre mí de los que podría reconocer.

Pero sé, como tú, que el océano

está en guerra constante y aún así permanece inagotado;

que hay cadáveres flotando en los ríos de la memoria

y bajo sus párpados atrofiados está el sueño reluciente

y sordo de un domingo de fiesta y baile y algodón de azúcar.

Conozco, como tú,

que la verdad es una, breve y cristalina,

hermosa e incomunicable.

Arlette Luévano nació en 1976 en Aguascalientes, México. Ha publicado los poemarios Casi Verde, Rituales, Apostillas Negras, Tercera Persona, Informes sobre Trenes que llegan y desaparecen, Casa en Ruinas y No basta con nombrar al llanto llanto

Anuncios

Un pensamiento en “Poema, por Arlette Luévano Díaz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s