El Cafecito

Abulia, por Arely Jiménez

Deja un comentario

arely

Es sábado,

los corazones duermen.

En el aire pesa una respiración onírica.

El sol  imprime con la amplitud de un bostezo

su sombra en las cuencas entrecerradas.

El cansancio se lleva sobre los hombros

como un abrigo soberbio.

Hay que justificar el sueño,

no vale ser  sábado si no ha sido toda la semana,

si el tiempo no deja estrías

y el moho finca su densidad en la pleura.

Dios no espera visitas,

es el día para pisar

el musgo bajo los párpados,

alcanzar el horizonte:

la larga línea del agotamiento,

y esperar que  se yerga en cubo,

que florezca desde su somnolencia.

Es sábado,

los corazones, con salvedad,

descansan.

 

Arely Jiménez, Aguascalientes 1992. Estudiante de Letras Hispánicas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s