El Cafecito

Poemas, por Pamela Ruiz Flores

Deja un comentario

XV

Esa ráfaga que deviene
de tu latente mirada
es nada más que tú
sin el némesis de tu rostro
anzuelo como el infierno
al que me arrastraría su pecado
posado bajo tu ojo
más secreto que la cumbre de tu verso
vuelve a ti y te deletrea
que te dices de palabras
cuando eres de la luna oscurecida
escondida en la cara del sol.

 

 

ME DESPIDO
Me despido de ti cuando te encuentro
liberado de mis ojos
ser de luz, ya leve sombra.

Ya habitas la casa de la oda
que estampas en castaños pliegos,
ya andas las calles que no reconocen tus pies
y te adivinaron en mi voz rota.
Ya doblas las esquinas, palpas las paredes
entras a casas viejas a poseer legos muros
que buscan nombrarte.

Yo también anhelé darte mi nombre
en amarillo mayo
cuando te ausentaste de tu cuerpo
y cantaste castaños pliegos
cuando las calles te adivinaron en mi voz rota
y los muros no se atrevieron a nombrarte.

Pamela Ruiz Flores (Loreto, Zacatecas, 24 de febrero de 1988). Fue colaboradora del blog conjunto “Cronopio Región Cuatro”. Actualmente estudia la licenciatura en derecho en la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Pertenece al taller literario coordinado por Ricardo Esquer en el CIELA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s