El Cafecito

Las huellas del adiós, por Luis Buero

7 comentarios

Cuando una pareja se separa, cada uno toma decisiones distintas con respecto a las remembranzas de ese amor que se frustró. Algunos queman o tiran todo (cartas, ositos de juguete, corazones de tela, tarjetas, fotos, flores secas, programas de teatro, poemas, frases impresas).

Otros las conservan en alguna caja escondida en lo más hondo del placard. Pero ahora hay un tercer tipo de ex amantes: los que donan esas cosas que les hacen recordar al otro/a al Museo de las Relaciones Rotas. Si, un lugar donde las rupturas sentimentales se convierten en arte.  Fue creado en el 2006 en Croacia por dos artistas (Olinda y Drazen), que al culminar su propio vínculo decidieron fundar esta exposición, con los testimonios del afecto que los había unido.

Desde entonces, la original exhibición ha dado la vuelta al mundo y recaló en nuestra city en abril pasado, en un centro cultural. Y con el aporte de la gente, la muestra se fue multiplicando. Frascos con lágrimas, boletos de tren, peluches, vestidos de novia y hasta un hacha que una mujer usó para romper los muebles comunes, son algunas de las huellas del adiós que les envían los sobrevivientes del amor que terminó.

¿Qué les ofrecerías vos? Yo soy de los que tiran todo.

Pero después de mi divorcio, al irme de casa me llevé solo un carretel de hilo de coser y un abrelatas, que fueron los íconos de mi nueva vida,  y todavía los conservo.

Ahora bien, esto de ver en algo material el símbolo de lo perdido no es nuevo en nosotros. Lo venimos haciendo desde chiquitos.

Si, ya desde que éramos muy pequeños, y sufrimos nuestro un primer y necesario “abandono”: el destete. Entonces, llorando nos aferramos al chupete, la frazadita, el conejito de tela que abrazábamos y a esa mantita sin la cual no queríamos dormir.

El famoso psicoanalista inglés Donald Winnicott bautizó a éstos como objetos transicionales. Esos objetos representan el espacio que el bicho humano necesita para renunciar a la posición omnipotente (imaginaria, obvio) del ser amado que se ha alejado o perdido. Son los testigos del duelo, digámoslo en criollo.

Claro que con el tiempo pierden importancia y se abandonan, o se donan.

Y hay una cuarta clase de personas, los que hablan pestes de sus ex y califican sus romances viejos con palabras escatológicas. A ellos les sugiero que lean completo el famoso poema de Francisco Luis Bernárdez, cuyo final dice: “…porque después de todo he comprendido /  que lo que el árbol tiene de florido  /  vive de lo que tiene sepultado”.

 

Luis Buero es guionista, periodista y psicólogo social. Colabora para El Cafecito desde Argentina. Visita su sitio: http://www.luisbuero.com.ar

Anuncios

7 pensamientos en “Las huellas del adiós, por Luis Buero

  1. Soy fan, pero eso ya lo saben, ¿verdad?

  2. Simplemente, exquisito…!!!

  3. que tan a tiempo llega este mensaje! en media hora me estoy llendo a tatuar en mi hombro izquierdo, muy cerquita del corazon, un aguila que mi marido uso en su pecho hasta que la vida lo acompaño. Con ello ademas de tenerlo cerca , quiero tener presente su fortaleza, dignidad y su estirpe.

  4. Excelente!! Y muy bueno el poema de Francisco Luis Bernárdez.

    Yo, particularmente, guardo todo en lo más profundo del placard, porque creo en lo que dice el poema y el pasado no tiene por que borrarse!

    Siempre hay buenos recuerdos.

    Saludos!

  5. Interesante, Luis. Es bueno reconocer que nada se deja así como así, sino que siempre existe un ícono que nos permite mantener cerca a esa persona que ya no está. Un mundo que se aleja, y nosotros permanecemos mirando su estela hasta que ésta también desaparezca.

  6. Excelente Luis!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s