El Cafecito

Poemas de Mónica Ávalos Valladares

Deja un comentario

Alma raída

No puede más

lento, arrastra la suela por el campo azul acero

alma raída de dolor, sus ideales vendidos

papeles, voces huecas.

Aniquiladas sus creencias

le fincaron templos desde el miedo

hoy, sus dedos famélicos

escriben casa apenas, sin distinguir s de z.

Como perro de presa

pelea a dentelladas

los peldaños de la próxima contienda.

Hogar centenario del quetzal

mi país se muere de todo y de nada.

Robados sus tesoros en complicidad magnánima

ha llorado siglos la victoria de La noche triste.

Camina con la vista baja

media vergüenza, doble moral

aplasta como hojas sus recuerdos dolorosos

le llueven a veces, el 68, el 71

noches de rostros perdidos

pero nadie sabe nada.

No puede más

parece que agoniza, en absurdo toque de queda.

Ubicuidad

Aquí o allá

como el viento, la roca y la tristeza

desciendo a mi silencio de horas rotas

salpicadas en ecos contenidos.

Y cómo he de volver conmigo

si me falta mi árbol nocturno

mi rayo de sol entrando al infierno.

Quiero ser como tú

que la piedra me diga sólo piedra

en una calle como tantas

que la noche para dormir

en vez de canto de guerra.

Mónica Ávalos Valladares. Estudió psicología en la UAA. Pertenece al taller literario coordinado por Ricardo Esquer en el CIELA. Actualmente trabaja como correctora de estilo en el Departamento editorial de la UAA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s