El Cafecito

El papel de la elegía, de Mary Jo Bang, traducción de José Luis Justes Amador

Deja un comentario

EL PAPEL DE LA ELEGÍA

Traducción: José Luis Justes Amador

La elegía sirve para poner

una máscara mortuoria a la tragedia,

cortinas al espejo.

Para someterse al debate cultural

de hacer estética del dolor,

de la perdida, de la insoportable

imagen postrera de lo que fue material.

Para buscar una consolidación

imaginada de la pena

para terminar de una vez

y para siempre y por completo cerrar

el gabinete de las particularidades.

Y sin embargo esté el refrán infinito

que una repetida y repetidamente

a través de la puerta entreabierta:

alguien ha cometido un error.

¿Qué es la elegía sino el intento

de volver a insuflar vida

en lo que fue el que se fue

antes de que se haga enorme?

Se tú mismo en escena,

le dice el elegista a los muertos.

Muéstrales, tras lo que pasó,

todo eso que debiste ser.

El artista de una canción viva.

Un zapato. Agradece.

No queda nada

salvo la compulsión de contar.

La distracción de la tinta sobre la tela

que se restriega y restriega

pero que no puede hacer nada.

Ni entonces, ni pronto.

Cada día, un nuevo texto en la viñeta final,

esa que simplemente no puede ser.

Para lo que sirve la elegía es lo que una escucha una vez y otra.

The Role of Elegy

Mary Jo Bang

The role of elegy is

To put a death mask on tragedy,

A drape on the mirror.

To bow to the cultural

Debate over the aesthetization of sorrow,

Of loss, of the unbearable

Afterimage of the once material.

To look for an imagined

Consolidation of grief

So we can all be finished

Once and for all and genuinely shut up

The cabinet of genuine particulars.

Instead there’s the endless refrain

One hears replayed repeatedly

Through the just ajar door:

Some terrible mistake has been made.

What is elegy but the attempt

To rebreathe life

Into what the gone one once was

Before he grew to enormity.

Come on stage and be yourself,

The elegist says to the dead. Show them

Now—after the fact —

What you were meant to be:

The performer of a live song.

A shoe. Now bow.

What is left but this:

The compulsion to tell.

The transient distraction of ink on cloth

One scrubbed and scrubbed

But couldn’t make less.

Not then, not soon.

Each day, a new caption on the cartoon

Ending that simply cannot be.

One hears repeatedly, the role of elegy is.

Una breve nota:

Hay poemarios que, al contrario que otros libros o novelas, obligan al lector a quedarse callado, a meditar sobre ellos sin encontrar las palabras necesarias para comunicar la emoción que causan. Hace apenas un par de años me ocurrió eso con un plaquette de apenas veinte páginas. Hasta llegar, como casi siempre por casualidad, a este poema de Mary Jo Bang que es la reseña perfecta de aquella plaquette. Vale.

José Luis Justes Amador (Zaragoza, España, 1969). Licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Zaragoza con un postgrado en Poesía Inglesa en la Universidad de Cambridge. Residente en México desde hace más de diez años. Ganador en dos ocasiones del Premio Nacional de Literatura Joven “Salvador Gallardo Dávalos”. Su publicación más reciente se titula “De Nadie” (Letras de Pasto Verde, 2009).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s