El Cafecito

Voto nulo reloaded, por Dorismilda Flores Márquez

Deja un comentario

Cuentan que hace mucho, mucho tiempo, en un país llamado México, donde sí existe la mentira y el dolor, vivieron unos ciudadanos que soñaban con eso que llamaban “democracia”[1]. Se pensó que la democracia resolvería todos los problemas, que un instituto autónomo que organizara elecciones democráticas llevaría a la soñada democracia, después se le confundió con alternancia y a ésta última con “sacar al PRI de Los Pinos”. Pero la democracia “real” nomás no ha logrado concordar con los imaginarios sobre ella, ya lo planteó Norbert Lechner[2] hace años, hay una crisis en la cultura política, entendida en términos de sistemas de valores, representaciones simbólicas e imaginarios colectivos.

En 2006, las elecciones presidenciales en México fueron ampliamente cuestionadas ante la diferencia mínima de votos entre los dos contrincantes, perdón, candidatos, más fuertes, Felipe Calderón Hinojosa y Andrés Manuel López Obrador; y, sobre todo, ante las irregularidades antes, durante y después del proceso electoral. Muchos nos preguntamos ese año cómo vendrían las elecciones en 2009 y lo que encontramos ahora, creo que sorprende y a la vez no tanto.

Se aprecia un clima de desconfianza y decepción, en varios sectores sociales, frente a la incapacidad de la clase política para realizar su trabajo y el incremento en secuestros, enfrentamientos, desempleo y otras tantas formas de injusticia, pero sobre todo, frente a al incremento en la corrupción, la impunidad, el nepotismo y el cinismo. Para el proceso electoral que viene, encontramos ya las mismas propuestas de siempre — seguridad, educación, justicia, empleo —, ya las que se juegan por la vía de la supuesta innovación — pena de muerte, legalización del aborto y la mariguana —; encontramos figuras políticas que se reciclan y van de nuevo a las contiendas, candidatos de non gratos antecedentes, campañas más bien malitas y muchos ciudadanos desilusionados.

En este escenario de decepción se plantean dos movimientos de cara a las elecciones del 5 de julio en México: uno que propone votar responsablemente por el candidato que garantice cubrir las demandas de la sociedad, otro que propone anular el voto a manera de protesta; los dos, de hecho, tienen por denominador común la protesta frente a lo que se considera antidemocrático y los dos, de hecho, están llegando a opacar la discusión sobre los partidos; los dos, por cierto, se discuten en los medios de comunicación tradicionales y, sobre todo, en Internet, en los foros, blogs y redes sociales.

i410

El caso de la promoción del voto nulo resulta revelador, entre otras cosas, por la resignificación de la idea de la anulación; hubo un tiempo en que el voto nulo se consideró producto del error o de la broma. De algún modo, el desacuerdo siempre ha estado presente, en lo menos visible — abstencionismo y voto útil — o bien, en lo más visible — protestas en la calle, expresiones en los medios y más —; pero lo que se plantea esta vez es distinto, se trata de una expresión de protesta frente los usos y costumbres políticos con los que no se está de acuerdo: “para políticos nulos, votos nulos”, “mi voto lo anulo para que se lo metan por el… nulo caso que nos hacen”, “tache a todos”.

Los argumentos a favor y en contra de la anulación consciente del voto corren todos los días, por distintos medios. Entre tanto, votar por determinado candidato, por las razones que sean, implica una toma de postura política; apartarse de las formas tradicionales y ejercer el voto como protesta es también una toma de postura política. ¿Será que son huellas visibles sólo para aquél que sepa dónde mirar?


[1] Que me disculpe Guillermo del Toro por parodiar una parte de la narración de El laberinto del fauno.

[2] Lechner, N. (2002). Las sombras del mañana: La dimensión subjetiva de la política. Santiago de Chile: LOM.

Dorismilda Flores Márquez es egresada de la Maestría en Comunicación de la Ciencia y la Cultura del ITESO; edita El Cafecito, casi siempre de madrugada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s