El Cafecito

Queridos adictos al Messenger, por René Herrera Beltrán

Deja un comentario

¿Quién recuerda su primer día navegando por la Red? Accesando a tantas cosas: bajar los trucos para tu juego de Super Nintendo, conseguir tu primera cuenta de E-mail, fusilarte los artículos para tu tarea y entrar a páginas de chicas!! (serias, recatadas, de bonitos sentimientos y con el único propósito de conocer nuevas amistades). Todo este universo abierto para un chavo como yo (que en ese entonces tendría unos 14 años), era algo fascinante…

Pero todo comenzó cuando la inercia de mis compañeros de prepa (entre ellos el buen “Disco”) me impulsó a utilizar la red para lo mismo que la utilizaban ellos: CHATEAR. En sí internet y sus paginillas habían dejado de ser la gran cosa, porque desde que prendías tu compu e inmediatemente se abría el dichoso “MSN”, te ponías en línea y era de pasártela todas las horas que te fuera físicamente posible pegado a la pantalla sin más ni más que escribir mensajitos y compartir (en la mayoría de las veces) con aquellos a quienes nunca les hablarías personalmente… (ya fuera por razones de distancia, no te cayeran muy bien o, al contrario, te gustaran tanto que no te animarías ni siquiera a verlas a la cara).

Y ahí vinieron las consecuencias: aumento en la miopía que ya cargaba desde chiquito, una postura del nabo que nunca puedo mantener correcta más de 10 minutos; sin mencionar los regaños por parte de maestros y padres que no comprenden qué tanto puede estar haciendo uno frente a la computadora por más de 3 horas. Y es que la neta, si en el Internet no había ya nada que valiera la pena, entonces por qué no utilizarlo para el puro chat! Pero para fortuna de la humanidad, algunas personas juntaron los pedazos del mugrero en que se convertía la Red y crearon sitios como Google, Wikipedia, Youtube, Flickr, Last.fm, Digg, DeviantArt, etc; todas ésas con nombres raros, pero que, a diferencia de las otras, éstas sirven para algo. Gracias a ellas los usuarios tenían el poder no sólo para obtener información, sino para generar la propia libremente, gratis y con la ayuda de otros que comparten tus intereses, o al menos eso creía, porque la realidad es que aquí en México…  ¡¡¡SEGUIMOS EN EL MENTADO MSN!!! ¿Cómo es posible que entres a un cyber y veas gente mayor de edad con educación algunos ya de licenciatura y pudiendo tener acceso a todos los recursos informativos y educativos del universo conocido… están zurrándose de risa frente al Messenger mientras babosean en páginas con jueguitos de Flash y sonidos polifónicos; ah, pero eso es lo que pasa cuando creces viendo a Adal Ramones, La Academia veinteava generación o la nueva versión de “La Niñera” (no me friegues). Y es por eso que pregunto:

¿Verdad que es muy bonito pasársela en el Chat creyendo que no hay nada mejor que hacer?

¡Pues no es cierto! (Sí, yo también veía el monólogue… ¿y qué?) ¿Qué se siente, entonces, tener en tus manos la mayor fuente de información en la historia de la humanidad y usarla para contarle a tus amigos borrachos sobre tu última peda? ¿No te da pena estar frente a uno de los inventos más trascendentes de los últimos siglos y usarlo para que todos en tu lista de contactos sepan qué mp3 de Coldplay estás escuchando? ¿No te da coraje que millones de personas sean las protagonistas de uno de los motores principales del siglo XXI y tu mejor aportación haya sido tu perfil de MSN? Si eres de ese tipo de personas, no tienes el menor derecho a quejarte de nada. Never. Pero es mera cuestión cultural: en mis viajes por todo el mundo viviendo aventuras y salvando vidas, sólo en Latinoamérica y España he visto adultos pasar la mayor parte de su tiempo libre viendo concursos de baile en la tele y chateando en el Messenger.

Por eso, ¡aquí están los puntos del Santo Ibáñez para el MSN!

Compañero estudiante, Google no sólo sirve para fusilarte las tareas. Te invito a investigar sobre un tema que te interese mucho (y que no involucre ningún tipo de reality show) y te diviertas aprendiendo sobre ese tema, ya que puede convertirse en una gran pasión y darte mucha felicidad en la vida. Hay miles de foros, comunidades, tutoriales, artículos y fansites sobre cualquier tema, oficio, hobbie, profesión, afición o arte que se te pueda ocurrir. Perteneces a la primera generación con acceso a estos recursos… aprovéchalos, fregao.

Amigo empresario, tal vez tu ciudad no necesite oootro antro-bar. Tal vez el centro comercial no necesite oootro kiosko de regalos y pulseritas. Tal vez sea una buena idea pensar afuera de la caja por una bendita vez. ¿Sabías que te puedes hacer millonario explotando el hecho de que en México casi no hay empresas dedicadas a los nuevos servicios web? Y no sólo millonario sino que puedes convertirte en un caudillo, en un pionero en el mundo de las comunicaciones latinoamericanas. Pero no, tienes razón, esos adolescentes sin educación no se embriagarán solos, alguien tiene que darles su disco bar y su Red Bull con aguarrás o lo que sea que estén chupando los chavos “en onda”.

Querida ama de casa en vías de extinción, tu hijo adolescente verá las porno por más que quieras evitarlo. Entre más lo estés hostigando al respecto, es más probable que se convierta en uno de esos gays de los que hablan en la tele (lo cual le cerrará las puertas del cielo). Si él quiere porno, lo conseguirá aunque le cuides el Internet las 24 horas. Lo único que logras checando sus hábitos on-line es hacerlo sentirse incómodo en un medio que es importante para su funcionamiento en la sociedad del futuro próximo. Deja que se empape de información. Sí, al principio serán fotos de cochinadotas, pero poco a poco se aburrirá e investigará que hay cosas mucho mejores en la web y cuando lo haga, se convertirá en uno de los protagonistas del mundo 2.0. Hazme caso, ama de casa, recuerda que yo he conocido a fondo el Internet y tú tienes que pedirle a tu hijo que te prenda la compu para que t haga un oficio en “Guor”…

Postdata: No digo que cierren el Messenger para siempre (ni yo lo he hecho), sino que NO sea su único mundo; hay tanto que ver, que leer, que conocer y sobre todo que aprender… Sigan aprovechando leyendo blogs como el de su Servilleta.

Renato Santibáñez, menos conocido como René Herrera Beltrán es estudiante de Comunicación e Información en la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s