El Cafecito

La historia se repite, de Mark Twain, traducido por José Luis Justes Amador

Deja un comentario

Encontré lo que sigue en un periódico de las islas sándwich que un amigo me envió desde su tranquilo retiro. Las coincidencias entre mi propia experiencia y la asentada por el difunto señor Benton son tan remarcables que no puedo evitar publicarlo y comentar el párrafo. El periódico de las islas Sandwich dice:

Qué conmovedor es el tributo del honorable T. H. Burton, difunto, sobre la influencia de su madre: ‘Mi madre me pidió que no probara el tabaco. Nunca lo he tocado desde aquella frase hasta hoy. Me pidió que no jugara juegos de azar y nunca los he jugado. Ni siquiera puedo decir quién gana o pierde cuando observo uno de tales juegos. También me advirtió contra el licor y cualquier capacidad de las que tengo para abstenerme y cualquiera de las cosas útiles que he hecho las atribuyo a sus deseos, píos y correctos. Cuando yo tenía siete años, me pidió que no bebiera y entonces hice una resolución de total abstinencia y el hecho de que a ella me haya adherido se lo debo a mi madre’.

Nunca había visto nada tan curioso. Sustituyendo a la madre por la abuela es casi un epítome de mi propio carácter moral. Recuerdo tan bien como mi abuela, qué gran lama, me pidió que dejara el tabaco: ‘¿Otra vez con eso, vago? Que no vuelva a pillarte usando tabaco antes del desayuno o juro que te escupiré el que yo misma estoy mascando’. No he vuelto a tocarlo desde aquella hora de la mañana hasta hoy.

Ella me pidió que apostara en juego de azar. Susurrándome al oído me dijo, ‘Tira esas cartas ahora mismo, imbécil. Dos pares y una jota, estúpido, y el otro tiene color’. No he vuelto a jugar desde aquel día sin un as bajo la manga. Ni siquiera puedo decir quién va a ganar a no ser que sea yo quien reparte.

Cuando tenía dos años ella me pidió que no bebiera e hice una resolución de abstinencia total. A ella me he apegado y disfrutado de sus beneficiosos efectos y a mi abuela le debo no haber bebido ni una sola gota de agua desde aquel día.

José Luis Justes Amador es escritor y traductor, es becario del FECA en la categoría de Creadores con Trayectoria en Literatura, emisión 2006-2007; “Mujeres infieles”, su proyecto, será publicado con regularidad en el cafecito a lo largo del 2007.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s