El Cafecito

II debate: Madrazo, la opción de estabilidad económica y gobernabilidad que necesita el país, por Christian Erazo Ortiz

Deja un comentario

·         Calderón y López Obrador siguen arriba del ring; ambos decepcionaron

El 6 de junio fue crucial para las aspiraciones de los tres principales candidatos a la presidencia de México; para empezar, el mundo no se acabó y el segundo debate lo pudimos ver, sin que alguna catástrofe apocalíptica no lo impidiera.

Ahora sí, la ciudadanía tuvo la oportunidad de comparar las propuestas concretas de Roberto Madrazo Pintado (RMP), con las de los otros dos, es decir, las del perredista López Obrador (AMLO) y el panista  Felipe Calderón (FECAL).

Desde mi punto de vista, Madrazo reflejó entereza y preparación desde un principio, para enfrentar este segundo ejercicio de presentación de propuestas. Lejos quedo el primer debate, en el que al príista no le fue tan bien como esperaban sus estrategas. Fue concreto, directo con el auditorio, siempre mirando viendo de frente a la cámara.

Mientras tanto, al panista Felipe Calderón lo percibí algo nervioso y sin previa preparación, ya que su dicción no fue muy buena, producto de su nerviosismo, hasta dijo “los invito a debatar” (sic.), para luego corregir la palabra por debatir. En esta ocasión no lo vi tan sereno.

Y en lo que corresponde al “Peje”, su imagen personal me pareció adecuada, un traje oscuro, camisa blanca y corbata amarilla, este último el color de su partido. Sin embargo, su discurso fue el mismo de siempre, dicción lenta, con propuestas dirigidas a los mexicanos que viven en pobreza, tratar de segmentar al país en ricos y pobres.

Así mismo, Patricia Mercado perdió la gran oportunidad de ganar más simpatizantes a su candidatura, me pareció “gris” y sin contenido en sus propuestas, a comparación del anterior debate.

En este sentido, la línea discursiva de Madrazo, durante el debate, fue la de decirle a los mexicanos, que él será el Presidente que garantizará plenamente la seguridad pública en todo el país, que en su gobierno, la delincuencia no quedará de ninguna manera en la impunidad. Tras mencionar lo anterior, dijo concretamente “daremos autonomía al ministerio público, y al Procurador General de la República no lo designará el Presidente, sino el Congreso de la Unión para que la Presidencia de la República deje de ser juez y parte”, con esta propuesta se dará tranquilidad y certeza jurídica al ciudadano que enfrenta un delito en su contra, ya sea por robo o secuestro, para que el ministerio público deje de ser una instancia meramente burocrática, y así poder darle más agilidad a las denuncias, según la propuesta de Roberto Madrazo.

Por su parte, FECAL — con todo respeto para el lector, pero así son sus iniciales —, al inicio parecía que empezaba bien, empero en vez de dedicarse a presentar sus propuestas, se enfrascó en la ya cansada — para la ciudadanía — campaña de ataques contra AMLO y viceversa.

El panista no nos dijo nada nuevo: “el Distrito Federal quedó con una deuda económica muy grande, durante el gobierno de López Obrador no hubo generación de empleos….” , me atrevo a decir que a los estrategas de FECAL se les acabaron los “argumentos” y las ideas, por lo que de aquí al 2 de julio viene la debacle de una candidatura que ha sido inflada por el Presidente Vicente Fox, así como por la porquería de spots producidos por el PAN nacional, para denostar a AMLO, que por las propuestas por el chaparrito peloncito de lentes (cualquier parecido físico con Carlos Salinas o René Bejarano es mera coincidencia).

Quedó claro, Roberto Madrazo es el Presidente que le puede dar una verdadera gobernabilidad a este país, la generación de empleos que tanto necesita y el combate real a la pobreza, que tanto ha lacerado a México. Lo demostró durante todo este segundo debate, mientras FECAL y AMLO se enfrascaron en acusaciones y chismes de lavadero, Madrazo se dedicó a decirle los cómos a la gente, para resolver los problemas que le aquejan a México. El príista se mantuvo sanamente al margen del fuego cruzado entre los mismos de siempre, incluso, en el propio debate invitó a los demás candidatos a establecer un acuerdo de civilidad política, a fin de garantizar la paz social durante y después de este proceso electoral.

Debo confesar que AMLO me decepcionó, ya que escuche propuestas desgastadas y débiles, lo percibo un poco parco y sin poder contestar las aseveraciones que le hizo Calderón sobre el FOBAPROA. Creo que el “Peje” no se preparó lo suficiente para este debate, ya que pienso que no escuchó o ignoró, como acostumbra, producto de su intolerancia, a sus colaboradores, cuando éstos seguramente le dieron opciones para establecer una mejor estrategia de comunicación.

Bueno, de Roberto Campa no hay mucho de que hablar, salvo por alguna propuesta que dirigió concretamente al sector magisterial, no trascendió gran cosa, reflejo de su “pobre” campaña de ideas a lo largo de este proceso electoral. Sin duda, el reprobado en este debate fue Campa Cifrián.

Bueno, que este debate fue un mejor ejercicio que al anterior, ya que la ciudadanía se pudo dar cuenta de quién es quién y por cuál de los cinco vamos a votar, y cito textualmente a la periodista Carmen Aristegui “los debates nos permiten conocer si hay señales de inteligencia en los candidatos”.

Traté de alguna manera de ser lo más congruente con mi forma de pensar al  momento de escribir este artículo para El Cafecito, porque coincido con la periodista Olga Wornat — Autora del libro “La Jefa” y de Crónicas malditas” —, cuando dice que la objetividad en el periodismo es un mito, y ciertamente tiene razón porque el que escribe es un ser humano con emociones, sentimientos, ideales y con un tipo de educación que le inculcaron en su familia, por todos estos factores cuando los periodistas escriben sobre algún hecho, casi siempre en escrito va “impregnado” por su opinión o interpretación personal.

Para finalizar, contundentemente Madrazo Pintado dijo, palabras más palabras menos, “el país ya no debe detenerse en los conflictos, ya no debe criticar el pasado sino más bien, debe ver hacia el futuro, yo garantizo más seguridad, más empleo y menos pobreza”,  y enseguida mostró a la cámara un cartoncillo que decía “con Roberto Madrazo te va ir muy bien”; por lo que este próximo 2 de julio razona bien tu voto, esta la opción de estabilidad económica y gobernabilidad que representa Roberto Madrazo y la de la derecha intolerante e inepta para gobernar (ya lo demostró estos seis años) que representa FECAL (Felipe Calderón) y la mal llamada izquierda de conflicto y desestabilidad representada por AMLO.

Christian Erazo Ortiz es Licenciado en Comunicación Medios Masivos por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, es simpatizante de la Alianza por México (PRI-PVEM).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s