El Cafecito

La problemática de la estratificación social, una realidad psicológica en las personas, por Gilberto Antonio Reza Barba

Deja un comentario

Vivimos en un  mundo con altos índices de una tendencia teóricamente hecha para un bien previsto, la globalización mundial ha hecho al mundo un objeto capitalista donde las diversas cotizaciones de la moneda y las divisas han materializado mucho al ser humano y lo han deshumanizado de lo que en verdad es su naturaleza, todas estas actitudes han llevado a un sinnúmero de fenómenos que hasta la fecha actúan sobre los individuos de una manera aparente o no, pero simplemente están ahí y forman parte de la realidad de cada día, de cada metrópolis, de cada ciudad y hasta de cada pueblo que sufre los embates de un mundo supuestamente globalizado y llenos de estrategias de “buen gobierno”, en las cuales los intereses de unos cuantos son los que destinan la senda de unos muchos y realizan la planificación circunstancial o dolosamente, determinando las clases y los estratos. Es una manipulación implícita en ocasiones, pero todo se da mucho por la lucha de poderes y por dejar atrás lo que en realidad da un significado conceptual a la palabra política, “bien común”.

En toda esta problemática social y tras una realidad corruptible casi en tu totalidad en casi todas las capas del poder, se da el concepto de estratificación social. La política, y no nada más en México, siempre ha estado implícitamente tratando de dar una “ayuda”  a  la humanidad, pero todo esto ha sido fundamentado en erróneas técnicas muchas veces usadas y que han dado la pauta para que la sociedad se divida, se estratifique y tome caminos muy diferentes, aunque sean todos parte de la misma comunidad.

La estratificación social es un concepto creado por la sociología, que habla directamente de un mal que ha estado presente en casi toda la humanidad; es una división social hecha por medio de estratos o capas, que subyuga el crecimiento  existencial, laboral, económico en la sociedad de una manera totalmente desigual y que ha tenido consecuencias catastróficas para muchos grupos de personas o el conjunto de subculturas que forman la sociedad. A veces se piensa que toda esta tendencia a la estratificación social es algo elaborado por la misma sociedad, pero yo diría que también es un proceso de la institucionalización política basado en el rechazo popular hacia algunos sectores y a una estratificación de personas, como si la humanidad se dividiera en hombres categorizados por lo que poseen.

A pesar de los intentos por erradicar esta tendencia, no se ha sabido de ningún país que en la actualidad no esté bajo este régimen de estratificación y, como ya se había comentado, las consecuencias varían mucho de verdad, ya que los bienes no son repartidos con la ecuanimidad necesaria para  el establecimiento de una justicia social y, además, el producto de la estratificación converge en que los ciudadanos con un status tengan mayor posibilidad de alcanzar bienes que los que poseen un status mucho menor. El cáncer que se vive en este aspecto se ve respaldado por la institucionalidad de la estratificación social (y los gobiernos que no apoyan a la realización no de un comunismo, sino de una base exacta contra los problemas de pobreza y marginación) y, además, otro aspecto que considero clave para todo esto, es que la estratificación social se va haciendo parte de una estructura social y enjaula a las personas en un rol subversivo ante las situaciones del sistema, ya que se va haciendo parte de la realidad estructural de un hecho social que se vuelve crónico y muy relevante para la realización de las actividades y de la vida misma en un persona que no tenga un status de alto nivel.

Hay mucha influencia social cuando la estratificación se pasa de generación en generación y esto hace a una persona enclaustrada en un rol determinado. Pero si hablamos de todos estos conceptos, podemos decir que la estratificación social también sitúa a las personas en un status, como ya se había dicho (que es una posición o un rol) y que definitivamente determina una clase social  casi absoluta para un grupo de personas y los pone en una situación social determinada. Algo aún mas alarmante, que va incluso en contra de la propia humanización de todo esto y que le impone una gran dosis de materialismo al concepto es que la estratificación tiene un fundamento económico que tiene un efecto en las oportunidades que se dan en la vida, es una materialización de la humanidad donde todos estamos flotando en un mar de ideas, pero para flotar necesitamos hundir a la persona de enfrente. Lamentablemente, a pesar de que se está luchando, parece algo inherente al ser humano que de generación en generación está perdurando y siendo parte de una realidad objetiva que se ocupa de la destrucción del verdadero concepto humano de las personas.

Una sociedad es un todo o una parte de de un todo mucho más grande, el ser humano nace ya en sociedad, crece y se desarrolla dentro de un ambiente, pero cada hombre forja su destino de acuerdo a las condiciones que le han regido desde que nace y si todas estas actividades progresivas son desarrolladas en un ambiente social bajo o alto, tiene un impacto preponderante dentro del rol futuro que vaya a tener una persona y de la posición o status que éste se pueda dar. Es difícil, debido a la estratificación, que se de un cambio en el estatus; cuando aparece esto, se le conoce como inconsistencia de status y es un fenómeno relevante dentro del contexto, aunque raro para la estratificación que se vive actualmente.

Actualmente en el mundo se vive una estratificación global, ya que no se da solamente  una división de estratos en una sociedad, sino que el mundo está expuesto a la categorización de esta realidad, esto explica muy claramente cómo apenas ocho países  son los que controlan implícitamente las manipulaciones comerciales y los planes futuros de las naciones más pequeñas y cómo esta estratificación global  se va extendiendo, porque estos países subyugan a la mayor parte de los pobladores de mundo y estratifican una realidad que, si la vemos desde un punto contextual, está destinada a la realización plena de los habitantes de este planeta.

Podemos hacer una ejemplificación de todo lo conceptualmente hablado anteriormente y veremos que es muy latente en nuestro ambiente. El desarrollo de las personas que viven en las áreas marginadas de Aguascalientes es muy pobre; tan solo en la actualidad, las colonias más pobres no cuentan siquiera con pavimento en sus calles y carecen también de alumbrado y alcantarillado público, y todo esto se da, porque las familias que viven ahí, no tienen un alto status en la sociedad y no son ayudadas, porque están en un rango menor y son marginadas y aplastadas por los intereses de gente que tiene un alto status, para quienes sí son cumplidas todas las peticiones que se hagan.

Cabe señalar que la estratificación es un problema latente que, si podemos decirlo así, hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres, y no ayuda en ninguna manera  a la integración de la sociedad en un grupo bien limitado de personas que vivimos en común y que compartimos todos este territorio y contexto, que formamos parte de esta realidad objetiva que está ahí latente y que prácticamente no podemos cambiar. En este ejemplo se ve claramente cómo hay un problema de estratificación social entre las familias con alto grado de ingresos y las que tienen un status menor, y cómo estás últimas sufren constantemente de una estratificación social y tienen problemas para gozar plenamente de los servicios que deben de poseer y que todas las personas deben de tener en el sistema social.

Podemos ver que toda esta problemática social afecta también primordialmente al individuo en particular y que la estratificación social también influye en la manera individual del actuar en sus distintos roles de las personas, por eso la labor del psicólogo es muy importante para una buena terapia en que el individuo logre progresivamente una buena adaptación a sus problemas y, para el psicólogo, permitir  ver su estrato social, le da la pauta para hacer inferencias acerca de su comportamiento y cómo puede ayudarlo a salir a delante.

La estratificación social tiene un impacto psicológico latente en las personas, ya que de él se pueden producir desviaciones de comportamiento, principalmente en un estrato muy bajo, donde la realidad muchas veces supera la comprensión de la persona y la deprime, provocando una desviación en el comportamiento de éste y así teniendo un impacto muy profundo en cada ser.

Podemos ver que vivimos en una realidad afectada por la gran cantidad de masas y los problemas sociales están a la orden del día, la psicología se tiene que apegar al conjunto de técnicas para lograr el desarrollo del individuo; y definitivamente, la sociología y la psicología juegan un papel fundamental para el crecimiento humano, los conceptos sociológicos nos pueden ayudar para entender cautelosamente los problemas psicológicos y así, las ciencias de dan la mano mutuamente para tener buenos postulados acerca del tema.

La estratificación social afecta en lo económico, social y psicológico a las personas, pero todos podemos entender que ésta no es la verdadera naturaleza del ser humano y que a pesar del peso que tiene y los estragos que deja, es una realidad que hay que estar combatiendo constantemente para lograr que ya no haya más desigualdad social.

Gilberto Antonio Reza Barba es estudiante de Psicología en la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s