El Cafecito

Perredismo, cardenismo, zapatismo, obradorismo… ¡que alguien me explique!, por Noe García Gómez

Deja un comentario

La izquierda en México y en el mundo se ha distinguido por su fragmentación y su división; de hecho, no hay una izquierda, sino las izquierdas:  trotskistas, socialistas, comunistas, lenninistas, maoístas, etcétera. Parece que el principal rival son los mismos izquierdistas y no la derecha, el neoliberalismo, el capital, los totalitarios.

Hoy en México, la izquierda (izquierdas) no parece destacar por su unidad. El auge de López Obrador fortalece el movimiento y hace que los ojos de la sociedad volteen a ver a la ideología de la izquierda, las encuestas son evidentes y la simpatía que tiene el pueblo por un gobernante surgido de la izquierda nunca había sido tan amplia. Los partidos como el PAN (derecha) y PRI (antidemocrático) empezaron a preocuparse por este político y han hecho todo para que decaiga la simpatía por él, por tratar de inhabilitarlo para la contienda del 2006; pero todos sus esfuerzos no surten el efecto deseado, en cambio, con cada ataque, el pueblo consolida su apoyo a Andrés Manuel. Lo han criticado de “populista” (por impulsar programas a los mas necesitados), lo han tachado de “no respetar la  ley” (el desafuero) y hasta lo han tachado de “salinista”, ¿¡les podemos creer!?  Si ellos, los salinistas, los panistas, los priístas y toda la derecha son los que lo desaforaron.

El perredismo es una fuerza política importante en el país, hasta el 2003 ocupaba el tercer lugar en las preferencias electorales, pero que en las últimas encuestas tiene un repunte, empatando con el PAN en el segundo lugar en preferencia de voto; es un partido que sus documentos lo ubican como partido de izquierda, surgido del gran movimiento democrático de 1988, encabezado por el ingeniero Cuahutémoc Cárdenas; en las filas del perredismo se encuentran y han pasado hombres y mujeres de ética inobjetable y de un compromiso con la sociedad y la democracia, como lo son:  Arnaldo Córdova, Ifigenia Martínez, Carlos Payán, Adolfo Gilly, el mismo ingeniero Cuahutémoc Cárdenas y uno de los más ilustres demócratas mexicanos, como lo fue el ingeniero Heberto Castillo; además, recordemos los más de 500 militantes perredistas asesinados, en los gobiernos priístas, sin olvidar los encarcelados, torturados y desaparecidos en el mismo periodo. Pero el mismo PRD no escapa de esta división de la izquierda, ya que se fusionaron para formar al PRD las antiguas fuerzas comunistas, las del movimiento estudiantil 68, de los movimientos guerrilleros de los años 70, del antiguo partido de los trabajadores y de los desprendimientos del PRI.

El movimiento zapatista tiene una lucha añeja, justa y noble. Los más de 500 años de deuda que se tienen con los pueblos indios, el saqueo de los recursos de sus tierras, la discriminación, el no respetar sus usos y costumbres y tratar de imponerles la dinámica occidental, es algo que ningún gobierno ha podido justificar. Pero, sobre todo, los principios, lealtad y consecuencia de los líderes zapatistas, es por lo que su lucha ha trascendido y es algo que no tienen los políticos mexicanos. Su lucha desde y con los de abajo, es algo que las élites políticas, no sólo de ultra-derecha, derecha, o centro han dejado de hacer, sino también los partidos de izquierda en México, y los zapatistas con hechos, y no sólo en palabras, han demostrado que están con los de abajo, con los pobres, entre los pobres.

Parece que entre estos tres movimientos hay muchas coincidencias, en el papel, pero en los hechos — como siempre lo ha demostrado la izquierda —, ¡no!  Las cartas y discursos de Marcos, los actos y negociaciones del ingeniero Cárdenas con partidos y organizaciones distintas al PRD y las declaraciones y comunicados de la élite perredista, demuestran una vez más la división de la izquierda en México.

Desde 1988, la izquierda no ha estado tan cerca de conquistar la Presidencia de la República; las condiciones parece que se están dando para que Andrés Manuel llegue a ella.  Pero, ¿por qué el ingeniero Cárdenas está tan empeñado en “otro proyecto de nación”, como él le llama?  ¿Por qué Marcos y los zapatistas están en proceso de “la otra campaña”, como ellos le llaman?  ¿Que no hoy la izquierda debe unir fuerzas para llegar a consolidarse?

¡Explicaciones!

El ingeniero Cárdenas es una persona consecuente, que tiene elaborado junto con otros líderes de opinión, lideres sociales, intelectuales y especialistas, un documento llamado “Proyecto Alternativo de Nación”; además de que en los últimos años ha sido uno de los más críticos del perredismo. Desistió de la contienda interna del PRD, no porque la tenía perdida, como dicen muchos, sino por que no era tiempo de candidaturas — dice él —, además de que se tiene que construir un programa y un frente que apoye una forma de gobernar diferente y, después, designar quién lo encabezará. También ha declarado que si López Obrador es el candidato del PRD, él lo apoyará.

Los zapatistas, más de la mitad del tiempo, desde 1994 que se levantaron en armas, son el movimiento que más crítica ha hecho al PRD; todas son duras, directas, crudas, pero reales; a más de un dirigente perredista le caen como “balde de agua fría”, pero, no hay argumentos para contestar — ¿cómo?, después de que los senadores del PRD votaron en contra de la Ley COCOPA —, y en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, en el discurso de Marcos en la reunión de “la otra campaña” y en las respuestas a las cartas de algunos militantes perredistas publicadas en La Jornada, las críticas han subido de tono, no sólo para el PRD, sino también para Andrés Manuel. Critica el proyecto, la gente de la que se rodea y algunos aspectos que considera autoritarios del propio López Obrador. Hay diferencias substanciales, pero también coincidencias enormes y, como ejemplo, Marcos no lucha por el poder, sino por someterlo al control de la sociedad; Andrés Manuel no sólo ha ejercido el poder exitosamente, sino que desea emplearlo de nuevo para transformar el país.

Ante la gran posibilidad de que la izquierda gane en las elecciones presidenciales, creo yo que voces críticas, como la del ingeniero Cárdenas y la del “Sup Marcos”, son en buena medida, para el o los candidatos de izquierda que nos pidan el voto tengan los pies en la tierra. Esto, en buena medida, es la conciencia de los que pueden llegar al poder; es indudable que la gran mayoría de los que tenemos ideología de izquierda nos sentimos identificados con los tres movimientos, también es indudable que el que quiere y puede acceder al poder por la vía electoral es López Obrador; pero, también es indudable que no se le puede entregar un “cheque en blanco” a una sola persona o a un grupo de personas. Lo peor que se pude hacer es empezar y seguir la campaña sin escuchar las críticas; las de la derecha, ésas no se escuchan, ésas se dejan a un lado; pero, las que se deben escuchar, analizar y discutir, son las críticas que vienen de la propia izquierda, ésas son las que fortalecerán y pulirán el programa de gobierno de la izquierda.

Marcos Rascón (La Jornada 5/6/2005) ejemplificó a un “buen samaritano de izquierda” que tiene un dilema; adaptaré el dilema un poco, pero no substancialmente:  “Mis principios e historia, con Cárdenas; mi utopía y corazón, con los zapatistas y mi esperanza y posibilidad de ganar, con López Obrador”.  Creo que muchos, y me incluyo, nos sentimos como ese “buen samaritano”.

Noe García Gómez es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Aguascalientes;  es Presidente del Servicio Estatal Electoral del PRD en Aguascalientes.

Comentarios, mentadas, sugerencias; honoerato@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s