El Cafecito

La pejeida, rapsodia IV: el pecado del Peje | coloquio entre Carlos y René, por Javier Arturo Haro Oteo

Deja un comentario

Contadme, musas, de aquel varón infame, llegado de tierras lejanas, del sur del continente y su relación con el sucio traidor, instigador de fraudes y operador de ilegalidades; contadme del Ahumádida Carlos, corruptor de hombres y del Bejaránida René, el asambleísta.

Ocurrió que después de peleadas algunas batallas memorables, el soberano de la ciudad de los palacios, el Peje Andrés Manuel empezó a  ser visto por los moradores de la tierra de Mexi, unos y otros, como el justo gobernante que en un plazo pequeño tomaría en el trono máximo, lo cual no pretendía dejar suceder el Canidae Agamefox, ni su perversa esposa la Sahagúnida Marta, fecunda en ardides; por lo que, haciendo libaciones al Innombrable y todos los corruptos, y a los dioses infernales, deciden, tras discutir en demasía estratagemas inmorales — que fueran capaces de derribar las aspiraciones del peje Andrés Manuel, cual viento intempestuoso, arreciando contra las chozas de madera y siendo éstas destruidas por aquel sin misericordia alguna —  que más seguro será corromper a los hombres de confianza y cercanía, y cierto lo digo, nada difícil fue encontrar al más viable para corromperse, nada difícil fue que este mismo era a la vez el hombre de confianza del Peje, el Bejaránida Rene, el asambleísta, a quien más que el amor a su patria o al proyecto estadista del soberano Andrés Manuel, lo motivaba el amor que era capaz de profesar a los reales, más que acero o bronce, plata u oro, más que gloria o riqueza; tales eran los ideales del Bejaránida.

Ante una personalidad tal, era necesario tenderle por control a un hombre incapaz de faltar a los reales, sólo había uno capaz de comprar a un hombre tan poco íntegro y voraz, aquel que había, durante la última etapa de gobierno de la Robleida Rosario, la de piel de Bronce, en la ciudad de los palacios, realizado el acto mas ruin: hacerla caer en las redes de Eros, para así llevarla a pecar de avaricia y traición; y quien además fue afectado gravemente por El Peje Andrés Manuel, al tomar él las riendas de la ciudad de los palacios, toda vez que le retiró todas las concesiones dejadas por la Robleida. Dos eran entonces los motivos del Ahumádida para destruir el sueño del Peje —que terminaba convirtiéndose en un pecado, ¡oh, paradoja!, para los capitanes y soberanos que deseaban ser como él, Soberano Máximo —, en su camino bien podría realizar unos u otros negocios más y, al mismo tiempo, vengaría el daño causado en su artera persona.

Es así como, al encontrarse en el último coloquio, deciden llevar a cabo un plan (cada uno y cada cual distintos, el uno buscara que el Peje Andrés Manuel retire la persecución a cambio de monedas, el otro mostrará a la tierra de Mexi el momento en que se lleva a cabo el trueque ilegal).

— Ahumádida Carlos, corruptor de hombres, no puedo negar que tu generosidad es vasta, estos son reales más que suficientes para obtener dádivas de los mismísimos dioses; mas la mía no es cosa poca, ya que tanto será útil para ti mi servicio ante el Peje, como para mí lo serán tus reales.

— Bejaránida René, el asambleísta, no hay generosidad entre tus actos o los míos, sólo un sentido recíproco de ayuda mutua — mas pensaba entre sí: cuando los habitantes de la tierra de Mexi vean tu velocidad para hacerte de reales ilícitos, el Peje pagará los pecados cometidos contra mí, el innombrable, y el Canidae Agamefox, soberano máximo.

— Acerca hacia mí los elásticos que tan útiles son para la sujeción de monedas y billetes.

— Con gusto lo hago, toda vez que más será lo que a mí acercarás.

Después de que las encuestas y las manifestaciones públicas de algunos sectores — como la casi desaparecida clase media — se manifestaron a favor de la posibilidad de que AMLO fuera presidente de la república a partir del 2006 — dado que tanto nos han dicho que la alternancia es posible y que ahora sí los ciudadanos eligen sus gobiernos —, los sectores contrarios a tal proyecto decidieron iniciar una cruzada contra AMLO, desde la presentación pública de los sueldos de algunos empleados de confianza, los videos sobre el Secretario de Finanzas del Gobierno
Capitalino — con la respectiva mala fe que representa el hecho de conocerlos primero el tele auditorio mexicano y después AMLO —  hasta la más sucia y cruel estratagema: el soborno de Ahumada a René Bejarano.

A la militancia perredista no le sorprendió tanto semejante acto, pues muchos sabíamos la clase de tipo que era, lo sorprendente fue que AMLO lo convirtiera en su hombre de confianza, pues por mucho que quiso atarle las manos, no lo consiguió; para muchos de nosotros el video escándalo de Bejarano significaba el fin de un sueño que duró casi 4 años, pero lo que nos sorprendió aun mas fue el hecho de que ni así se pudo eliminar por completo la figura de AMLO del escenario político; viene a mi mente la declaración al respecto de parte de Marcelo Ebrard, donde decía que temía por la vida de AMLO en el caso de que no bajaran sus puntos en las encuestas; a fin de cuentas bajaron, pero fueron recuperados casi de inmediato.

Es aquí donde sale una carta muy arriesgada, superados los obstáculos que representaba la traición de Bejarano — a fin de cuentas, entre los 12 apóstoles hubo un Judas que traicionó al mismísimo Jesucristo —, los detractores de AMLO deciden buscar el desafuero, basándose en una acción de desacato, la cual no conlleva una acción dañina contra una segunda o tercera persona o, dicho de otra manera —más entendible, dado que no entendí mucho que digamos —, no hay daño alguno, es decir, no es aplicable — ni siquiera Ignacio Burgoa considera que sea procedente —; por lo tanto, si este recurso sucio para sacar de la jugada a AMLO tampoco prospera, entonces debemos empezar a temer alguna otra acción sucia de parte del Gobierno Federal.

Conociendo al Presidente Fox, tal vez hable con el animal de Bush y le comente que AMLO es amigo de parrandas de Osama Bin Laden  o partidario del “eje del terror” y el alcohólico peligroso que preside EU decida cancelarle definitivamente la existencia, aunque tal jugada debería ser realizada antes de que termine el año, pues dudo mucho que Bush sea reelecto.

Además, opino que el IV Informe de Gobierno demuestra, en el impresionante operativo de seguridad que se desplegó, el miedo que tiene Vicente Fox al pueblo que le reclama y le seguirá reclamando por las promesas incumplidas; y el presidente más legitimado, terminará siendo el mas ilegitimado por el pueblo que lo legitimó…

 

 

Javier Arturo Haro Oteo es Egresado de la Carrera de Derecho por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, se dedica al litigio y, ocasionalmente, a las letras.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s